BOLSAS

El hombre del capitalismo popular en el antiguo imperio soviético

Timur Turlov y su bróker Freedom Finance ofrecen a los inversores de Europa del Este acceso a las principales Bolsas

Timur Turlov, fundador de Freedom Finance.
Timur Turlov, fundador de Freedom Finance.Valery Ayapov,www.ayapov.com

En su despacho en Kazajistán, Timur Turlov (Moscú, 1987) guarda reproducciones de cartón a escala real de Elon Musk, Joe Biden o Donald Trump. Este joven multimillonario —la revista Forbes calcula que su fortuna se sitúa ya en unos 2.300 millones de euros— ha basado su negocio en mirar hacia Estados Unidos desde las repúblicas exsoviéticas. En 2008 fundó Freedom Finance, una plataforma de intermediación bursátil para ahorradores minoristas con el objetivo de que los ciudadanos de ese territorio pudiesen tener acceso a las Bolsas rusas, europeas y de Estados Unidos.

La plataforma de Turlov desembarca ahora en España, y se convierte así el único corredor de Bolsa con sede en la Unión Europea cotizado en índice bursátil estadounidense Nasdaq. Desde su despacho kazajo reafirma a través de una entrevista telemática su compromiso con el mercado norteamericano: “Musk, Biden o Trump son referentes, personas que han conseguido lo que querían con su trabajo, estos son los valores que queremos transmitir”.

Turlov estudió en Moscú, donde se graduó en la Universidad Tecnológica Estatal. Nació en los últimos años de la Rusia comunista, y creció en medio del desmantelamiento de la Unión Soviética y de la transformación del país hacia el mercado libre. La mirada hacia un país como Kazajistán fue, explica, algo natural. Había allí, hace una década, una demanda de profesionales que se habían enriquecido desde los años noventa y que querían tener acceso a mercados internacionales para comprar y vender acciones. Pero no existía una infraestructura para hacerlo o una regulación favorable. “Vimos la oportunidad de que muchos de nuestros potenciales clientes querían gestionar su riqueza con inversiones en otros mercados, y vimos que no había una industria de corretaje minorista en Bolsa bien desarrollada”, explica Turlov.

El desembarco en Kazajistán se produjo en 2013 con la compra de una compañía de inversiones y la entrada en People’s IPO, un programa de inversiones estatal que permite a los ciudadanos de este país participar en las mayores compañías domésticas con la compra de acciones. Del mercado kazajo, pronto se pasó al internacional con la participación de Freedom Finance en las ofertas públicas de venta de acciones (OPV) de gigantes del comercio electrónico como Alibaba o la minera Bast y la incorporación del Bank of America en el parqué de Kazajistán (KASE). En el mercado estadounidense Freedom Finance entró en 2015 con la participación en una exploración kazaja de petróleo y gas en el Estado de Nevada.

Desde esos primeros años, la ascensión de Freedom Finance —que se integraría en Freedom Holding Corp— ha sido meteórica. La compañía de inversión da acceso a las Bolsas de Moscú, San Petesburgo, Kazajistán, y Uzbekistán. Además, permite a los pequeños ahorradores operar en las diferentes Bolsas estadounidenses (NYSE, NASDAQ, CBOE, CME y AMEX) y en algunos merados europeos como London Stock Exchange y Euronext. En cualquier caso, su mayor logro fue, en 2019, llevar al parqué las acciones de su propia compañía, que empezaron a cotizar en el Nasdaq, la plaza estadounidense especializada en compañías del sector de la tecnología. “Fue para nosotros un gran reto y lo conseguimos, es muy importante que nuestros clientes tengan acceso a estas empresas”, explica el financiero.

Este crecimiento ha ido acompañado de buenas cifras. Turlov explica que en 2008 su compañía echó a rodar con apenas 100.000 dólares aportados por una serie de socios. Con datos de 2020, la compañía de servicios financieros y banca de inversión tiene ahora 290.000 clientes en todo el mundo (creció un 27% en el último año) y tiene una capitalización bursátil de 3.800 millones de dólares. Entre marzo de 2020 y marzo de 2021, en plena pandemia, la compañía obtuvo unos beneficios de 353 millones de dólares, un 189% más que el mismo periodo del año anterior. El fundador de la firma explica este incremento de los resultados por los mayores ingresos por comisiones, que supusieron 272 millones de dólares.

Más información

Pese a la gran presencia en Asia central, buena parte del crecimiento experimentado el último año se debe ya al desarrollo de Freedom Finance Europe, la región en la que se quiere centrar Turlov para proporcionar a clientes europeos opciones de compra de acciones del mercado estadounidense. La firma de intermediación bursátil tiene más de 2.000 empleados, repartidos en 96 oficinas en siete países, la mayoría en Rusia y Kazajistán. En Europa está presente sobre todo en Alemania y Chipre. El desembarco europeo de la compañía ya le proporciona 43.000 continentales.

A pesar de la apuesta por Europa, el segmento en el que más penetración sigue teniendo Freedom Finance es en los países del antiguo Telón de Acero, donde, según Turlov, en cinco años se ha multiplicado por diez el interés por los instrumentos de inversión en Bolsa. Esto lo explica también por la baja rentabilidad que dan los bancos, en el actual contexto económico de tipos de interés bajos, para los instrumentos tradicionales como depósitos o renta fija. El financiero considera que esta realidad ha aupado a negocios como el suyo pese a estar en una época de crisis con la pandemia y el parón económico.

Retrato robot

El perfil de clientes sigue siendo el mismo que cuando trabajaban solo en las repúblicas exsoviéticas: “Nuestro cliente más habitual es una persona de clase media con unos ahorros que quiere dinamizar. No tenemos muchos clientes con una riqueza muy grande, porque no es el perfil con el que trabajamos”, explica Turlov. En Europa Turlov ha desplegado Freedom24, una plataforma online con acceso a las inversiones en empresas y bancos, y con previsiones de analistas. Mediante esta plataforma quiere entrar también en el mercado español, en el que Turlov aspira a conseguir una base de 10.000 clientes en un año. “Creemos que hay mucho potencial en España, un país donde los clientes quieren tener un acceso rápido y seguro a mercados como el estadounidense”, afirma el financiero.

Turlov, convencido de las bondades del libre mercado, defiende que el nombre de su compañía, Freedom (“libertad”), ilustra el principal valor de la empresa: “La libertad de poder escoger dónde inviertes tu dinero y qué instrumentos usas para desarrollarlo”. Precisamente, la plataforma también da acceso a Robinhood Markets Inc, una empresa de servicios financieros con sede en California que ofrece operaciones sin comisiones, y que, fundada en 2013, prevé salir a Bolsa con un valor de 35.000 millones de dólares.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50