La CNMC valida que los vehículos VTC puedan realizar pequeños envíos de paquetería

La Comunidad de Madrid prohibió esta práctica durante el confinamiento por las quejas de taxistas y transportistas

Una mujer abre la puerta de un coche VTC de Cabify.
Una mujer abre la puerta de un coche VTC de Cabify.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto este viernes la posibilidad a que los turismos que prestan el servicio de transporte de pasajeros con licencias VTC, las que usan empresas como Cabify o Uber, puedan también realizar envíos de paquetería cargando la mercancía en sus maleteros. En un informe, el regulador valida la decisión que tomó Cabify durante el confinamiento estricto de marzo y abril del año pasado de lanzar un servicio de envío de pequeñas mercancías, una actividad que la Comunidad de Madrid cesó alegando incompatibilidad con la ley.

Más información
Miles de Uber y Cabify duermen hasta que pase la crisis

Ahora, sin embargo, Competencia se ha manifestado sobre esta resolución de las autoridades madrileñas considerándola “innecesaria y desproporcionada”, al menos para el envío realizado en maleteros de turismos de menos de dos toneladas de masa máxima autorizada (MMA). En este sentido, la CNMC recuerda que la normativa sectorial de transporte excluye la necesidad de autorización para el transporte de pequeñas mercancías en vehículos de MMA no superior a dos toneladas. Respondía así a las quejas de los transportistas y de los taxistas que entendían que los VTC estaban realizando competencia desleal.

Por otro lado, añade que la interpretación de que los vehículos adscritos a la actividad de VTC deban emplearse exclusivamente para el transporte de viajeros, sin que puedan efectuar el transporte de pequeñas mercancías, no sería conforme con la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado. Además, concluye que el uso del compartimento específico de carga de los vehículos de turismo permitiría realizar la actividad con seguridad, de modo que estos vehículos serían “adecuados” para el transporte de pequeños envíos.

El 8 de abril del año pasado, Cabify anunció su entrada en el envío de paquetes con el fin de compensar la caída de actividad que registraba el servicio a viajeros desde la declaración del estado de alarma y el inicio de las restricciones estrictas de movilidad de los ciudadanos. Una semana después recibió un requerimiento de la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid para que cesara el servicio al no contar con los requisitos establecidos para la intermediación en el transporte de mercancías por carretera.

Pese a ese requerimiento y otros posteriores, Cabify ha mantenido activo este servicio de paquetería, por lo que ha sido objeto de diversos expedientes sancionadores, informaron fuentes de la plataforma.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS