El conflicto entre Aena y las tiendas de los aeropuertos acabará en demandas millonarias

Los arrendatarios comerciales y los sindicatos alertan de quiebras masivas y miles de despidos mientras que el gestor defiende su rebaja de alquileres

Un local cerrado en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
Un local cerrado en el aeropuerto de Madrid-Barajas.Ramón Muñoz Moya (R. M.)

El conflicto que mantienen Aena y una gran parte de los inquilinos comerciales que ocupan las tiendas de los de aeropuertos va a acabar en los tribunales con pleitos en los que ambas partes están dispuestas a reclamar cantidades millonarias. Tras vencerse el pasado 2 de febrero la propuesta de rebaja de alquiler para los ejercicios 2020 y 2021 que el gestor aeroportuario remitió a los arrendatarios como compensación por el impacto de la pandemia del coronavirus, el 60% de los inquilinos ha rechazado la fórmula por considerarla abusiva y el asunto amenaza con sustanciarse en los juzgados.

Pero el conflicto no solo tiene aspecto financiero. Las empresas litigantes y los sindicatos UGT y CC OO han avisado que la postura “intransigente” y el “ultimátum” dado por Aena a los inquilinos comerciales para que abonen los alquileres “pone en riesgo miles de empleos y supondrá la insolvencia y entrada en concurso de acreedores de muchas de estas empresas”.

El litigio afecta a unas 200 empresas que emplean en torno 12.000 trabajadores. Aunque un 40% de ellas han aceptado la solución ofrecida por Aena, la mayor parte de las grandes cadenas comerciales, que tienen a su vez los locales más grandes y suponen el 90% de la facturación, lo han rechazado.

Aena recibe una renta variable en función de las ventas por cada local (entre un 30% y un 40%) En caso de que no se alcancen unas ventas mínimas, como ha sucedido ahora por el descenso del tráfico, el gestor aeroportuario, participado por el Estado en un 51%, se asegura una renta mínima garantizada que para 2020 estaba presupuestada en un total de 800 millones y en 748 millones para 2021. La propuesta que envió a sus arrendatarios es una exención en el pago del alquiler para los tres meses del primer estado de alarma (del 15 de marzo al 20 de junio) y una rebaja del 50% de la renta mínima desde esa fecha hasta septiembre de 2021. A partir de este mes, se normalizaría ya el pago de la renta completo. Los locales que hayan aceptado la propuesta se comprometen a no pleitear posteriormente contra Aena.

Las grandes cadenas, a la gresca

Pero las grandes cadenas como Dufry (que explota los duty free), Áreas o SSP no han firmado la propuesta, cuya aceptación vencía el 2 de febrero pasado, y proponen que la renta se ajuste al tráfico aéreo que en 2020 cayó un 72% y no tiene visos de recuperarse en 2021. Al rechazar la oferta, el gestor les ha remitido la factura íntegra, sin descuento alguno, de la renta mínima tanto de 2020 como de 2021. El pago deberá realizarse a primeros del próximo mes de marzo. Una vez que se devuelvan los recibos, el asunto acabará en los tribunales, según aseguran fuentes de las empresas. De hecho, varios locales ya han pedido la suspensión cautelar del pago de los alquileres en juzgados de primera instancia, peticiones que, según Aena, han sido rechazadas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Aena defiende que su propuesta supone asumir los riesgos por las dos partes de “forma equilibrada”, ya que el gestor es una compañía “autofinanciada”, que “no depende de inversión pública ni se mantiene ni sufraga con impuestos”, y vive de sus ingresos, afectados también por la caída del tráfico aéreo, y debe defender los intereses de sus accionistas y sus trabajadores, según fuentes del gestor aeroportuario.

Calcula que su oferta supone un recorte del 60% en la renta para 2020 y asegura que se ajusta al Real Decreto del 22 de diciembre de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio y en materia tributaria, para favorecer el restablecimiento de la actividad comercial y “minimizar el impacto” producido tanto en la empresa como en sus arrendatarios.

Asimismo, recuerda que además de la rebaja del alquiler ha flexibilizado los contratos con ayudas para la viabilidad de los negocios, facilitar cambios de marcas, posponer inversiones o facilidades de pago.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS