Opinión
i

De París a Glasgow: deprisa, deprisa

Seguimos lejos de lograr una reducción sostenida de las emisiones para frenar el calentamiento global

Un iceberg frente a la isla de Bylot, en el Ártico canadiense.
Un iceberg frente a la isla de Bylot, en el Ártico canadiense.David Goldman / AP

El Informe sobre la Brecha de Emisiones 2020, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, estima que las emisiones de gases de efecto invernadero crecieron en 2019 por tercer año consecutivo hasta los 59,1 miles de millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono. En 2020, consecuencia de la pandemia, las emisiones habrían caído entre el 2% y el 12% respecto a 2019, pero eso no es una buena noticia. Además de por el motivo y de que se trata de un ajuste transitorio, porq...