Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía de la zona euro crece el 1,2% en 2019, el menor ritmo desde 2014

Los países de la moneda única avanzan un débil 0,1% en el último trimestre con Francia e Italia en números rojos

recesion economica
Una de las terminales del puerto de Valencia.

Europa pagó con creces la inestabilidad política y social, dentro y fuera del continente. El endeble ritmo de la actividad económica del último trimestre del año devolvió al Producto Interior Bruto de la zona euro a su tasa de crecimiento más baja desde 2014. Los países de la moneda única cerraron el año pasado con una expansión del 1,2%, dejándose siete décimas respecto a 2018. El sólido crecimiento de España, que incluso mejoró en el último trimestre del año, no pudo compensar la pérdida de fuelle de Alemania, Francia e Italia.

La zona euro llegó exhausta al tramo final del año pasado. Tras haber experimentado un crecimiento del 0,3% en el tercer trimestre, acabó el ejercicio con un exiguo avance del 0,1%. La aceleración de la economía española no fue suficiente para compensar el retroceso de la economía italiana y francesa. España ganó de nuevo el pulso a las previsiones de Bruselas al cerrar el año con un crecimiento del PIB del 2%.

Las políticas expansivas, en cambio, no permitieron compensar las consecuencias de las tensiones sociales en Francia. Su economía se contrajo un 0,1% en el último trimestre del año, aunque en el conjunto del año avanzó un 1,2%. El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, afirmó a través de un portavoz que "las huelgas de diciembre frenaron el crecimiento francés en el último trimestre de 2019". "Ciertas infraestructuras como los puertos, la red ferroviaria y los depósitos de combustibles sufrieron interrupciones. Ante estas dificultades de suministro, la producción industrial cayó en diciembre y las empresas tuvieron que recurrir a sus existencias para satisfacer la demanda", sostuvo el titular de Finanzas, quien consideró que el retroceso es "temporal".

Más brusca fue la caída del PIB en Italia entre octubre y diciembre, del 0,3%, a causa de la contracción de la industria y del estancamiento en el sector servicios, según su oficina estadística. En el conjunto del año, apenas creció dos décimas, lo cual la deja todavía sin poder recuperar los niveles anteriores a la crisis económica y abre la brecha de crecimiento con el conjunto de la zona euro. También el crecimiento en Alemania fue mediocre. Según el dato adelantado de su servicio estadístico Destatis, su economía avanzó el 0,6%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información