Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS i

El potencial de la transformación digital para las pymes

El nuevo modelo tecnológico ofrece más flexibilidad para las pequeñas y medianas empresas

Durante una década venimos observando un cambio de paradigma que afecta a la forma en la que las empresas acceden a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs). La transformación hacia la nueva economía digital, caracterizada por el acceso móvil a Internet junto con el uso de la nube, pasa por dejar a un lado la inversión en bienes de capital TIC en favor de un acceso a esta tecnología mediante el pago por servicios a demanda. Esta realidad abre oportunidades especialmente para las pymes en varias dimensiones.

El nuevo modelo ofrece mayor flexibilidad. Las empresas cuentan con la posibilidad de obtener aquellos servicios TICs que se ajustan a sus necesidades en cada momento sin necesidad de asumir el coste asociado a la inversión, así como la incertidumbre tecnológica de un sector en continuo cambio. Adicionalmente, existen ganancias de eficiencia derivadas de la reducción de costes de inversión en capital físico y humano especializado en TICs. El uso de la nube o herramientas digitales de planificación empresarial genera un ahorro de costes operacionales, liberando recursos susceptibles de ser utilizados para otras inversiones que mejoren la productividad y el crecimiento. El pago de servicios TICs bajo demanda también impide que las empresas asuman los costes derivados de la obsolescencia de este capital (con tasas de hasta el 30%). Así, el nuevo paradigma digital permite a las pymes alcanzar escala sin necesidad de inversiones elevadas en activos o capital humano especializado en TICs. Aspecto fundamental para las pymes y empresas de nueva creación debido a su menor capacidad de financiación y a sus limitaciones para contratar trabajadores especializados.

Finalmente, la economía digital facilita la innovación y la competencia. Las empresas pueden acceder a través de la nube a las aplicaciones e infraestructuras tecnológicas más novedosas con mayor rapidez y a menor precio, dado que los proveedores de nube son, mayoritariamente, desarrolladores de soluciones TICs. Evitar inversiones irreversibles en hardware permite una mayor flexibilidad para la experimentación, lo cual resulta clave para el crecimiento y consolidación de las empresas más jóvenes. La transformación digital en su conjunto cuenta con el potencial de facilitar la entrada de nuevas empresas, especialmente pymes, dado que si los costes de entrada, en forma de requisitos de inversión en capital TICs, descienden, las empresas pequeñas tienen más facilidades de entrada en el mercado. Asimismo, la toma de decisiones basadas en datos permite identificar necesidades emergentes y desarrollar nuevos negocios.

Los datos de Eurostat sugieren que la transformación digital de las pymes españolas va con cierto retraso respecto al promedio de Europa, por lo que las políticas encaminadas a facilitarla y mejorar así la productividad y la capacidad innovadora son una medida urgente.

Noelia Cámara, BBVA Research.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >