Madrid, Valencia, Sevilla y otras 12 provincias incorporarán un prefijo telefónico comenzado por 8 en las próximas semanas

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales propone nuevos números para Alicante, Almería, Cádiz, Cantabria, Ciudad Real, Huelva, Jaén, Lleida, Lugo, Madrid, Málaga, Navarra, Salamanca, Sevilla y Valencia

Un usuario de un teléfono fijo.
Un usuario de un teléfono fijo.

Nuevos prefijos telefónicos para 15 provincias españolas. Es lo que sucederá en las próximas semanas si sale adelante la propuesta de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, que contempla incorporaciones para los números telefónicos de Alicante, Almería, Cádiz, Cantabria, Ciudad Real, Huelva, Jaén, Lleida, Lugo, Madrid, Málaga, Navarra, Salamanca, Sevilla y Valencia. En todas ellas los números fijos podrían empezar por el número 8 desde el momento en el que sea publicada la Resolución en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Una vez esto ocurra, la nueva numeración estaría disponible para que los operadores soliciten su asignación a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y coexistirá con los actuales prefijos comenzados por 9.

De este modo, los números de Madrid pasarían a tener cualquier número iniciado por 815; los de Lugo por 882, en Salamanca por 823 y en Valencia por 860. Las llamadas a números fijos podrán empezar por 865 en Alicante; 850 en Almería; 842 en Cantabria; 826 en Ciudad Real; 848 en Navarra o 854 en Sevilla, según indica la CNMC en su blog. Todas las provincias españolas tienen números de teléfono fijos con nueve dígitos y en algunas el inicial, que tradicionalmente ha sidoi el 9, ya coexiste con el 8.

La CNMC, por su parte, ha valorado de forma “muy positiva” esta propuesta de atribución de numeración tras el informe que ya publicó el organismo el pasado verano alertando del riesgo de agotamiento. En él, el organismo que preside Cani Fernández, recomendaba a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones que atribuyera y adjudicara nuevos indicativos a esas 15 provincias tras constatar que tienen una tasa de ocupación de la numeración muy alta. La numeración telefónica parte de una base finita, y en estos momentos está ocupado el 85% del total.

La CNMC realiza un seguimiento del ritmo de las nuevas asignaciones e informa a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones si a corto plazo las provincias necesitan recursos adicionales, como ha ocurrido esta vez. De ahí que el Gobierno elabore paulatinamente el Plan Nacional de Numeración, con el que se establece para cada servicio una serie de rangos determinados. Para la numeración geográfica son los rangos cuya primera cifra es 8 o 9 y la segunda cifra es distinta de 0. Cada provincia dispone de uno o más indicativos provinciales identificados por las tres primeras cifras.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50