Merlin gana 112 millones hasta septiembre, un 65% menos

Los ingresos de la socimi resisten con unas rentas de 381 millones en los nueve primeros meses (-3,5%), pero el beneficio sufre por las desinversiones y la menor revalorización de sus inmuebles

Oficinas de Merlin Properties en Madrid.
Oficinas de Merlin Properties en Madrid.

Merlin Properties, la mayor sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) de España, ha ganado en los nueve primeros meses del año 111,8 millones de euros, un 64,7% menos que en el mismo periodo de 2019, cuando el beneficio neto alcanzó 316,2 millones. No obstante, la compañía que dirige Ismael Clemente considera en sus cuentas del tercer trimestre, presentadas este jueves por la noche ante la CNMV, que la situación de este 2020 marcado por el coronavirus “no es comparable con el ejercicio anterior por los atípicos”. Entre estos, cita los inmuebles que ha vendido y la menor revalorización de su cartera. La normativa contable obliga a las socimis a incluir en sus cuentas de resultados la apreciación o depreciación de sus inmuebles, lo que computa en el beneficio y lo impulsa al alza o a la baja. Dicha evaluación se realiza dos veces al año y en la del pasado junio Merlin señalaba que sus activos valían 12.775 millones, solo un 0,2% más que en diciembre del año pasado.

Al margen del resultado final, Merlin destaca en las cuentas la solidez de los ingresos, ya que en los nueve primeros meses del año ha percibido por el alquiler de sus inmuebles 380,9 millones de rentas brutas. Es solo un 3,5% menos que el año pasado pese a la pandemia, que ha impactado en su cartera de activos y sobre todo en los centros comerciales. Estos son los únicos donde el porcentaje de ocupación ha caído en 3,5 puntos porcentuales durante el trimestre, mientras que en las divisiones de oficinas y logística la ocupación ha aumentado. En el conjunto de la cartera, Merlin tiene arrendados el 94,1% de sus espacios.

En términos comparables (like for like), las rentas cobradas por la socimi con respecto a septiembre de 2019 se han encarecido en todos los segmentos. Aunque de nuevo se nota la diferente incidencia de la covid: mientras en las oficinas y la logística han subido en el entorno del 3%, en los centros comerciales ese crecimiento es del 1,3%.

48 litigios judiciales por impago

Estos últimos son los que más dificultades viven a causa de las restricciones impuestas por las autoridades para controlar la epidemia. En sus cuentas del tercer trimestre, Merlin explica que piensa extender hasta el primer semestre de 2021 su política comercial para aliviar la situación de sus arrendatarios: esta incluye bonificaciones del 100% de las rentas si los centros comerciales se ven obligados a cerrar como consecuencia de la covid-19, así como otras facilidades de pago y bonificaciones para los arrendatarios en dificultades. Hasta septiembre, un 33,2% de las rentas procedentes de centros comerciales estaban acogidas a dicha política comercial. De las restantes, un 64,9% se habían cobrado con normalidad, mientras que un 1,9% se consideran impagos.

Estos últimos, llevados al extremo, obligan a la compañía a acudir a los juzgados. Las cuentas sostienen que tanto el nivel de impagos como el de litigios es “residual”, pero la inmobiliaria defiende que el recurso a los tribunales “no puede ni debe evitarse si se quiere mantener una cartera de arrendamientos sana y bien gestionada, donde no se produzcan diferencias injustificadas de trato”. Merlin destaca que solo 48 de los 1.787 contratos de arrendamientos que tiene han derivado en litigios, de los que 13 se han saldado en favor de la compañía, ocho están pendientes de vista y 27 están aún en los trámites iniciales. Además, la socimi ha recibido siete solicitudes de medidas cautelares por parte de inquilinos (seis desestimadas y una estimada y pendiente de resolución tras el juicio).

La mayor cotizada inmobiliaria por valor de activos —hasta el inicio de la pandemia lo era también por capitalización bursátil, pero sus acciones han perdido más del 40% de su valor desde el pasado febrero— destaca asimismo que no tiene deuda con vencimiento antes de mayo de 2022. El nivel de endeudamiento se sitúa en el 40,9% del valor de sus activos (loan-to-value), frente al 40,6% en que cerró 2019. La liquidez se cifra en 1.179 millones.

Más información

Lo más visto en...

Top 50