Empresas

Indra propone a los sindicatos un recorte de 240 empleos en su filial de Sistemas

CC OO pide a la empresa que valore medidas “no traumáticas”, basadas en la voluntariedad

Sede de Indra en Madrid.
Sede de Indra en Madrid.

Indra Sistemas, la filial de Indra que engloba su división de defensa y seguridad, transporte y tráfico aéreo, ha celebrado este viernes la primera reunión del período de negociación con la representación legal de los trabajadores para llegar a un acuerdo sobre la reestructuración de su plantilla, en la que la compañía ha propuesto recortar 240 empleos. Esta cifra se corresponde al 3,8% de la plantilla de Indra Sistemas, que tiene un total de 6.263 trabajadores, y que agrupa al 0,85% de la plantilla de Indra en España.

La división de Industria de CC OO, por su parte, ha pedido a la empresa que valore algunas medidas “no traumáticas”, basadas en la voluntariedad como eje principal. En un comunicado, el sindicato ha señalado que durante la reunión se mostró partidaria de escenarios como excedencias bonificadas con reingreso automático con doble voluntariedad, bajas bonificadas con doble voluntariedad y prejubilaciones. Asimismo, ha indicado que no acepta las causas que esgrime la compañía para ejecutar esta reestructuración y ha trasladado lo “inadecuado” que resulta el planteamiento que hace en la situación actual y ante la creciente contratación que viene realizando en las últimas semanas. Aun así, ha señalado que la reunión finalizó con el propósito de entendimiento y colaboración entre las partes, que se emplazaron para la siguiente reunión del 13 de noviembre.

Fuentes de Indra han explicado que la necesidad de la reestructuración de la plantilla está motivada por la caída de los resultados, el descenso de la demanda de sus clientes y los cambios estructurales del negocio de la compañía. Indra Sistemas registró unas pérdidas de explotación a septiembre de 2020 de 38,8 millones de euros y unas pérdidas antes de impuestos de 28,7 millones. Estas cifras se producen tras arrojar un resultado financiero negativo de 17,2 millones de euros en 2018 y de 37,49 millones en 2019. En esta línea, en los nueve primeros meses de 2020, los ingresos de Indra Sistemas cayeron un 8,9%, su margen operativo descendió un 40,6% y su resultado de explotación (ebit) se redujo un 47,6%.

En el conjunto del grupo, en los primeros nueve meses del año los ingresos cayeron un 5,9%; el margen operativo retrocedió un 46%; el ebit reportado fue negativo en 9 millones de euros, frente a 127 millones positivos en los primeros nueve meses de 2019; y las pérdidas fueron de 31 millones, frente a beneficios de 65 millones de los primeros nueve meses de 2019. En contraposición, los gastos de personal de Indra Sistemas (excluyendo las indemnizaciones) han aumentado en un 18,9% desde 2017 a 2019, ya que han pasado de 297,1 millones de euros a 353,2 millones de euros.

Plan de acción general

Indra anunció en julio un plan de acción para adaptarse a las nuevas condiciones de mercado y de demanda, eliminar ineficiencias y mejorar su competitividad. Entre sus principales líneas de acción destaca la reducción de costes de no personal, la mejora de los procesos internos y nuevos modelos de trabajo, reorientar la inversión en capex y ajustes de balance, junto a la transformación de la plantilla.

La compañía remarca que crea y mantiene empleo de alto valor relacionado con la innovación y la tecnología en España ―elevó su plantilla un 38% en España en los últimos cinco años, pasando de 20.251 profesionales en 2015 a 27.963 a septiembre de 2020―. A finales de octubre, Indra se reunió también con los representantes legales de los trabajadores de su filial Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI) para llegar a un acuerdo sobre las medidas necesarias de transformación de su plantilla, en la que ha propuesto recortar 1.036 puestos de trabajo.



Lo más visto en...

Top 50