Empresas

El Gobierno ultima el rescate de Air Europa

El fondo de solvencia tendrá que vigilar que el dinero público no va a parar finalmente a la familia Hidalgo si Iberia compra la aerolínea

Un A330 de Air Europa en el aropuerto madrileño de Barajas.
Un A330 de Air Europa en el aropuerto madrileño de Barajas.

El Gobierno negocia con Air Europa el rescate de la aerolínea, que atraviesa serios problemas financieros por la baja actividad del transporte aéreo debido a las limitaciones por el coronavirus. El Ministerio de Transportes ya ha iniciado negociaciones con la compañía propiedad de la familia Hidalgo para conocer su situación financiera y estudiar la fórmula del rescate, según informaron en fuentes del departamento que dirige José Luis Ábalos.

El plan es declarar estratégica a la aerolínea para que pueda acogerse al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, creado por el Gobierno para evitar la quiebra de compañías consideradas vitales para la economía española y dotado con 10.000 millones de euros. El argumento para declararla “estratégica” por parte del Ministerio de Transportes sería “su importante papel en el hub de Madrid, a la vista de la gran cantidad de rutas que mantiene con Latinoamérica”, señalaron las mismas fuentes.

Durante este mes de agosto, los directivos de Air Europa están ya compartiendo con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que gestiona el fondo, detalles de su situación económica y financiera, “encaminados a que SEPI compense el impacto de la pandemia en su balance para asegurar su futuro”. En este sentido, todavía no se ha decidido la fórmula de cómo se instrumentaría dicha ayuda, bien por la concesión de préstamos participativos, la adquisición de deuda subordinada o la entrada en el capital de la aerolínea que preside Juan José Hidalgo.

La ayuda a Air Europa salvaría además la operación de adquisición de la aerolínea por IAG, el holding hispanobritánico al que pertenece Iberia, que pactó en noviembre de 2019 la compra de la compañía por 1.000 millones de euros. El estallido de la pandemia hizo que se paralizara la operación y que IAG pidiera renegociar a la baja los términos de la misma. En medios financieros se estima que el importe puede quedar reducido a la mitad, pero otros analistas estiman que, dado el empeoramiento de las previsiones de recuperación del tráfico aéreo, esa cifra puede estar incluso inflada ya que ahora mismo los activos de Air Europa se han depreciado más del 50%.

Compra por IAG

Precisamente, la compra de Air Europa por Iberia puede ser el principal escollo para la ayuda estatal a la aerolínea de Globalia, que puede tener un agujero de en torno a los 400 millones de euros por el efecto de la pandemia. Si, a través del fondo de solvencia, el Estado inyecta esa cantidad o cualquier otra y, una vez reflotada, IAG adquiere Air Europa y abona a la familia Hidalgo -propietaria de la compañía a través de Globalia- el importe de la operación, el Gobierno tendría que demostrar que el dinero público no se ha empleado finalmente para compensar a unos accionistas privados. Es decir, que las ayudas con los impuestos de los contribuyentes no han ido a parar a la cuenta corriente de la familia Hidalgo.

El Fondo de Solvencia tiene varios instrumentos para evitar esta fuga, como la de vetar cualquier operación estratégica de las compañías a las que presta ayuda. Hay que recordar que Iberia, junto a Vueling (también integrada en IAG), se acogió a las facilidades del ICO con un crédito de 1.010 millones, y pidió que la garantía estatal se elevara del 70% al 90% de futuros préstamos para ayudar al sector. Es decir, que las dos compañías involucradas en la operación estarían recibiendo ayudas públicas.

El salvamento de Air Europa se produce en un momento en que el tráfico aéreo dista mucho de la normalidad: los aeropuertos españoles contabilizaron 2.000 operaciones diarias en julio frente a las 7.700 del mismo mes del año pasado. Así, tanto Air Europa como Iberia han retomado sus programas con cautela y a medio gas. Iberia lo hizo con vuelos de corto y medio radio el 1 de julio, ofreciendo solo el 21% de la capacidad prevista y que podría aumentar al 35% en función de la demanda según avance el verano. Air Europa reanudó sus vuelos nacionales el 22 de junio y ha ido retomando su operativa europea, pero solo mantiene alrededor de un 40% de su capacidad y la práctica totalidad de la flota transoceánica en tierra.

Iberia registró pérdidas operativas de 867 millones en los seis primeros meses, frente a los beneficios de 109 millones en el mismo periodo del año pasado. El mercado estima que las cuentas de Air Europa sean aún peores, con un agujero financiero causado por el coronavirus de 400 millones que pueden derivar en pérdidas para el conjunto del año cercanas a los 600 millones. También ambas aerolíneas han anunciado un recorte de sus flotas y están inmersas en procesos de ajuste laboral, con gran parte de su plantilla en situación de ERTE que, en el caso de la aerolínea de Globalia está recurrido ante la Audiencia Nacional.

Lo más visto en...

Top 50