Grifols desembolsa 401 millones para crecer en Canadá y EE UU

La multinacional de homoderivados continúa con su estrategia de expansión

Laboratorio de Grifols en Parets del Vallés (Barcelona).
Laboratorio de Grifols en Parets del Vallés (Barcelona).

La multinacional catalana de homoderivados Grifols ha dado este lunes un paso más en su estrategia de crecimiento mundial. La farmacéutica ha adquirido al surcoreano GC Pharma el grupo Green Cross, formado por una fábrica de fraccionamiento de plasma y dos plantas de purificación en Montreal (Canadá). Grifols también ha comprado 11 centros de donación de plasma en Estados Unidos. La operación tiene un coste de 460 millones de dólares (401,2 millones de euros), y se enmarca en una estrategia de expansión del perímetro de su actividad, después de que el grupo hiciese ya hubiese crecido en China.

Más información

La compañía sigue inmersa en su etapa de crecimiento, aupada ahora por las inversiones que realiza para desarrollar productos contra la covid-19. Grifols, que en 2019 ganó 625 millones de euros (un 4,8% más que el año anterior), ha disparado su beneficio un 63% en los tres primeros meses de este año. El grupo está invirtiendo en desarrollo e investigación, y también en crecimiento internacional para diversificar mercados.

En un comunicado, Grifols ha precisado que la compra de Green Cross le permitirá convertirse en el único productor comercial de medicamentos plasmáticos en Canadá, con una capacidad de 1,5 millones de litros de plasma al año. Grifols prevé producir inmunoglubina y albúmina en estas instalaciones y comercializarlas en el mercado canadiense a partir de 2023. Los centros de donación adquiridos en EE UU tienen una capacidad de recolección de 350.000 litros.

Después de llegar a un acuerdo para la compra, el grupo está “en proceso de obtener las licencias y autorizaciones regulatorias necesarias de las autoridades sanitarias correspondientes para producir productos derivados del plasma”. La multinacional catalana ha precisado que la compra de Green Cross Pharma está “libre de deuda” y que Grifols no requerirá financiación adicional para esta transacción, cuyo cierre se espera a finales de 2020 tras la aprobación de las autoridades regulatorias.

Grifols enmarca esta operación en su estrategia de “expandir su capacidad de obtención y fraccionamiento de plasma con el objetivo de garantizar a los pacientes de todo el mundo un acceso seguro a estos medicamentos plasmáticos esenciales”.

Los consejeros delegados de la compañía, Víctor Grífols Deu y Raimon Grífols Roura, han destacado en el comunicado que “invertir en unas circunstancias sin precedentes como las actuales ha sido una decisión muy meditada”, pero añaden que la pandemia “subraya la necesidad de apoyar infraestructuras sanitarias sólidas y sostenibles”. El presidente comercial de la división Bioscience de Grifols, Joel Abelson, considera además que esta operación es “una oportunidad única para fortalecer” la presencia del grupo en América del Norte, con Canadá como uno de los mercados con mayor consumo de productos plasmáticos por habitante.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50