LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El batacazo de la Bolsa por el coronavirus merma un 6,3% la riqueza de las familias

Las empresas y los particulares continúan reduciendo su endeudamiento con los bancos hasta un 130% del PIB desde el 217% de 2009

Vista del panel del Ibex 35 en el parqué de la Bolsa de Madrid.
Vista del panel del Ibex 35 en el parqué de la Bolsa de Madrid. EFE

La riqueza financiera neta de las familias y empresas españolas -la diferencia entre sus ahorros y deudas- se redujo un 6,29% al cierre del primer trimestre del año. La cifra se situó en 1,527 billones, lo que supone 102.000 millones de euros menos en riqueza desde el inicio de pandemia. En diciembre de 2019 la riqueza neta de familias y empresas ascendía a 1,628 billones. En tasa interanual, es decir, comparado con marzo de 2019, el descenso fue del 1,47%, según las cuentas oficiales del Banco de España.

Joaquín Maudos, director adjunto del Ivie y catedrático de la Universidad de Valencia, apunta que esta caída en la riqueza financiera se debe “a la virulencia del desplome del valor de los activos financieros de las Bolsas mundiales”. Este experto coincide con José Carlos Díez, economista y profesor de la Universidad de Alcalá de Henares, en destacar las fuertes caídas en los activos de renta variable como fondos de inversión -con una disminución del 9,8%, lo que supone 33.000 millones- y en acciones cotizadas -un 27%, con 35.000 millones-. “Y también en fondos de pensiones, que han perdido casi 10.000 millones, el 5,6% del patrimonio a esa fecha”, añade Díez.

La reacción de las familias ha sido incrementar el ahorro, en una época en la que el confinamiento dificultaba el gasto, ya que el saldo en depósitos y efectivo ha aumentado en casi 6.700 millones. “Esta reacción es lógica en un contexto de tanta incertidumbre”, indica Maudos .

Desde un punto de vista más amplio, incluyendo el saldo total de los activos financieros de los hogares, hasta marzo pasado sumaban 2,288 billones, un 1,1 % inferior al de un año antes. El Banco de España apunta en la misma línea que los expertos: “Esta disminución fue el resultado de una adquisición neta de activos financieros de 43.000 millones de euros en el último año” y de pérdidas de 68.000 millones, “debido, fundamentalmente, a la caída del precio de los activos de renta variable en el último trimestre como consecuencia de la crisis de la covid-19″.

Como recuerda Díez, esa fuerte caída se puede corregir parcialmente en el segundo trimestre, en el que la Bolsa tuvo una subida media del 8% desde los mínimos marcados en marzo pasado.

Menor endeudamiento de empresas y familias

Por otro lado, según las Cuentas Financieras de la Economía Española, publicadas este miércoles, las empresas y las familias e Instituciones Sin Fines de Lucro al Servicio de los Hogares (ISFLSH) continúan reduciendo su endeudamiento con los bancos. Según los últimos datos, la deuda consolidada de las empresas y de los hogares (que incluye préstamos y deuda) “alcanzó 1,6 billones de euros en el primer trimestre de 2020, un 129,9% del PIB y 3,7 puntos porcentuales por debajo de la ratio registrada un año antes. La deuda consolidada de las sociedades no financieras”, las empresas, “representó un 73,1% del PIB mientras que para los hogares e ISFLSH fue un 56,9%”.

En el momento álgido del boom económico, en 2009, las empresas tuvieron un 133% de deuda sobre PIB y los hogares un 85%, lo que suma casi el 218%. Es decir, hace una década tenían 88 puntos sobre el PIB más que ahora.

Bajando al detalle de dónde está colocado el patrimonio de las familias, las cifras oficiales apuntan que el grueso se encontraba a cierre del primer trimestre en efectivo y depósitos, que sumaban el 40% del total, seguido de participaciones en el capital (27%), seguros y fondos de pensiones (16%) y participaciones en fondos de inversión (13%).

El efectivo y depósitos fue el componente que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares, 2 puntos porcentuales, mientras que el peso de las participaciones en el capital fue el que más cayó, 1,8 puntos porcentuales. Las familias españolas guardaban en efectivo y depósitos 925.036 millones de euros a finales de marzo, un 0,72% más que al cierre de 2019, y en valores representativos de deuda, 17.566 millones, frente a los 21.059 de diciembre, un 16,6 % menos.

Caída de los seguros y pensiones

Seguros y fondos de pensiones custodiaban 372.382 millones de familias españolas, un 4,1% menos que en diciembre de 2019, y en otros activos financieros, como derivados, 61.974 millones, frente a 61.029 del cierre de 2019. De esta forma, los activos financieros de los hogares españoles quedaron en 2,287 billones al acabar marzo, pocos días después de que se decretara el estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus, en tanto que los pasivos o deudas acumuladas sumaban 761.098 millones, un 0,8 % menos que en trimestre precedente.

Con todo, hasta el primer trimestre de 2020 y en términos acumulados de los últimos cuatro trimestres, las operaciones financieras netas de las familias y empresas presentaron un superávit de 30.000 millones de euros, equivalente al 2,4% del PIB, en línea con el 2,3% observado al cierre de 2019.

Lo más visto en...

Top 50