LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

IAG recorta el 75% de sus vuelos entre abril y mayo y cancela el relevo en su dirección

Ryanair estudia dejar toda su flota en tierra y Norwegian suspende de empleo temporalmente al 90% de su plantilla

Un avión de Iberia aterriza en el aeropuerto de Bruselas.
Un avión de Iberia aterriza en el aeropuerto de Bruselas.KENZO TRIBOUILLARD / AFP

IAG, el grupo que engloba a Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level, anunció este lunes que debido al impacto de la crisis del coronavirus y las restricciones al tráfico aéreo reducirá su capacidad un 75% entre abril y mayo, y afrontará una serie de medidas de ajuste laboral como suspensiones temporales de empleo y reducir las horas de trabajo e implementar opciones de vacaciones voluntarias no pagadas.

Otra de las medidas drásticas adoptadas es la mantener a Luis Gallego al frente de Iberia, presidencia que debía dejar el próximo 26 de marzo para ponerse a los mandos del grupo en lugar de Willie Walsh. actual consejero delegado.

Tras anunciar estas medidas, la cotización de IAG se desplomó este lunes un 27,9% hasta los 2,84 euros, la mayor caída de su historia, superando la que tuvo lugar cuando se celebró el referéndum del Brexit en junio de 2016. Desde el inicio de la crisis del coronavirus, IAG ha perdido un 63% de su valor bursátil, cerca de 9.700 millones.

El grupo reconoce que espera que la capacidad, en términos de asientos-kilómetros disponibles, en el primer trimestre de 2020 se reduzca en alrededor de un 7,5% en comparación con el año pasado.

Por ello, IAG va a implementar medidas para reducir los gastos operativos y mejorar el flujo de caja. El capítulo más importante será el recorte de gastos de personal con medidas como la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que no cifra en el comunicado remitido a la CNMV. No obstante el pasado viernes mantuvo una reunión con los sindicatos para avisarles de que el ajuste puede afectar al 90% de la plantilla.

No obstante, el grupo asegura que tiene una posición sólida de liquidez con una caja, activos líquidos equivalentes y depósitos remunerados de 7.350 millones de euros al 12 de marzo de 2020. Y líneas de crédito generales y comprometidas garantizadas por aeronaves por 1.900 millones de euros, lo que resulta en una liquidez total de 9.300 millones de euros, que le dará un colchón suficiente para aguantar los primeros embates de la crisis.

El holding insiste, como ya hiciera en la presentación de resultados, que dada la continua incertidumbre en relación al potencial impacto y la duración del Covid-19, "todavía no es posible proporcionar una indicación precisa sobre las perspectivas de beneficio para el año 2020".

Otras aerolíneas

IAG no es el único grupo que está adoptando medidas drásticas Ryanair anunció este lunes que en los meses de abril y mayo reducirá su capacidad de asientos hasta en un 80%, y no descarta dejar en tierra la flota al completo durante los próximos 7 o 10 días. “En aquellos países donde la flota no está conectada a tierra, las restricciones de distanciamiento pueden hacer que volar a todos los efectos sea poco práctico, si no imposible", indicó la aerolínea irlandesa. Ryanair también prepara una suspensión temporal de empleo para casi toda la plantilla “y reducciones significativas en las horas de trabajo y en los pagos”.

El grupo de aerolíneas Lufthansa, ha revisado a la baja sus pronósticos de beneficio para este año, que se reducirá “significativamente”, y ha anunciado que reducirá sus vuelos un 70 % respecto a sus planes iniciales. El grupo de aerolíneas, al que también pertenecen Swiss, Austrian Airlines, Brussels y su filial de vuelos de bajo coste Eurowings, ya advirtió a sus accionistas que suspende el pago de dividendos por el ejercicio de 2019.

Por su parte, Norwegian cancelará el 85% de sus vuelos entre el 21 de marzo y el 17 de abril, aplicará la suspensión temporal de empleo a casi el 90% de la plantilla, unos 7.300 trabajadores en total.

La situación para las aerolíneas es crítica. El Centro para la Aviación (CAPA), un organismo privado que estudia el sector aéreo, ha señalado que la mayoría de las aerolíneas pueden quebrar a finales de mayo a causa de las cancelaciones de vuelos y la caída del número de pasajeros provocadas por la pandemia.


Más información

Lo más visto en...

Top 50