Coronavirus

El BCE prepara un plan de préstamos para empresas afectadas por el coronavirus

El G7 se prepara para emplear “todas las herramientas que sean apropiadas”, pero las Bolsas reaccionan negativamente ante su falta de concreción

Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort, Alemania.
Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort, Alemania.EFE

El Banco Central Europeo está trabajando en medidas para proporcionar liquidez a las empresas afectadas por las consecuencias económicas del brote de coronavirus, según informaron tres fuentes familiarizadas con el proceso. Una de las posibles medidas podría incluir una operación de refinanciación a largo plazo dirigida a las pequeñas y medianas empresas, que pueden ser las más afectadas por la situación. Estas fuentes añadieron que no es inminente una decisión sobre el plan, ya que la labor preparatoria llevaría tiempo.

Un portavoz del BCE se negó a hacer comentarios. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, dijo a última hora del lunes que el banco está listo para tomar medidas “apropiadas y específicas”. Estas fuentes dijeron que aunque el BCE ha hecho el trabajo preparatorio para tal programa en el pasado, todavía tiene que ser debatido por el Consejo de Gobierno y, por lo tanto, todavía se enfrentaría a un análisis exhaustivo antes de su eventual aplicación.

La justificación de este plan es que las pequeñas y medianas empresas tienen por lo general un acceso más restringido al crédito y, por lo tanto, se sentirían más afectadas por cualquier recesión provocada por la crisis sanitaria. Por su parte, las empresas más grandes ya disfrutan de los beneficios de las compras de bonos del sector empresarial que lleva a cabo el BCE. Una cuarta fuente añadió que algunos miembros del Consejo de Gobierno siguen considerando que la cuestión es a corto plazo y en gran medida ajena al ámbito de la política monetaria, por lo que requiere principalmente una respuesta fiscal.

En otro orden, el G7, el grupo que reúne a siete de las mayores economías del planeta (EE UU, Japón, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Canadá) ha reafirmado este lunes su “compromiso a utilizar todas las herramientas políticas que sean apropiadas para lograr un crecimiento fuerte y sostenible y proteger [a la economía] de los riesgos a la baja". La falta de concreción, sin embargo, ha decepcionado a los mercados financieros, que esperaban algo más que una vaga mención a que los Gobiernos del G7 “están listos para tomar medidas, incluidas las fiscales y apoyar durante esta fase”. La reacción: un recorte en las ganancias que llevaban acumuladas en la primera mitad de la jornada.

Lo más visto en...

Top 50