Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Usamos diez veces más el móvil cuando viajamos gracias al fin del ‘roaming’

La Comisión Europea pide mantener las tarifas reguladas y la supresión del recargo porque está beneficiando a los usuarios y a las empresas

Una usuaria europea comprueba su factura del móvil.
Una usuaria europea comprueba su factura del móvil. PE

Los europeos usan diez veces más los datos y han triplicado el número de llamadas con su móvil cuando viajan por otros países de la Unión Europea tras el fin del roaming, el cargo extra que cobraban las compañías cuando sus abonados utilizan el móvil fuera de su país, y que fue eliminado desde el 15 de junio de 2017.

Esta es la principal conclusión a la que llega la Comisión Europea en la primera revisión completa del mercado de roaming, que ha publicado este viernes, y que muestra los efectos beneficiosos que ha tenido para los viajeros de toda la UE del final de los cargos de roaming , también llamado costes de itinerancia, en junio de 2017.

El informe señala que el uso de datos móviles mientras viaja en la UE ha aumentado diez veces en comparación con el año anterior a la implantación del régimen llamado "itinerancia como en casa", y alcanzó su punto máximo en el período de vacaciones del verano de 2018 (tercer trimestre) con un uso 12 veces mayor de datos móviles en el extranjero en comparación con antes de que todos los costes de itinerancia minorista fueran eliminados. Durante el mismo período, el volumen de llamadas telefónicas realizadas durante el roaming fue casi tres veces mayor.

A nivel mayorista, la fuerte reducción en los precios máximos ha contribuido a una mayor reducción en los precios al por mayor, lo que se pagan las compañías entre sí, lo que a su vez hace que los cargos por finalización de la itinerancia sean sostenibles para casi todas las compañías, indica la Comisión.

Política de uso razonable

El informe también confirma la idoneidad de la revisión de la política de uso justo y el mecanismo de excepción que se introdujo a principios de este año. De acuerdo con esta política de utilización razonable, los operadores pueden controlar y comprobar tu actividad de roaming de sus abonados en los últimos cuatro meses. Si, durante ese periodo, el cliente has pasado más tiempo en el extranjero que en su país y el uso de los servicios de roaming supera el de los nacionales, el operador puede ponerse en contacto con el abonado y pedirle que aclare su situación. Tiene catorce días para hacerlo. Si sigue luego se mantiene la situación, la compañía puede empezar a cobrar un recargo por el uso de servicios de roaming, aunque con ciertos límites (0,032 euros por minuto de llamada de voz y 4,50 euros por GB de datos).

Esta política fue muy criticada en su día pero el informe publicado este viernes indica "estas son salvaguardas esenciales introducidas en el Reglamento de itinerancia para evitar distorsiones en los mercados internos, que, según la revisión, hasta ahora han funcionado adecuadamente donde ha sido necesario".

El informe concluye que no es probable que la dinámica de la competencia en el mercado de roaming cambie en el futuro cercano, lo que significa que la regulación actual minorista y mayorista sigue siendo necesaria. Las normas actuales para el roaming deberían seguir aplicándose en los próximos años para garantizar que los ciudadanos puedan beneficiarse del roaming sin costo adicional dentro de la UE, según la Comisión. El Reglamento de itinerancia está actualmente en vigor hasta junio de 2022.

"La revisión demuestra una vez más hasta qué punto la supresión de las tarifas de itinerancia ha sido un éxito. Los europeos sacan un gran partido de la posibilidad de utilizar sin coste adicional sus dispositivos móviles cuando viajan. Al mismo tiempo, podemos ver claramente que el mercado de la itinerancia de la UE sigue funcionando bien. Los precios nacionales de los servicios de telefonía móvil, al contrario de lo que se temía en un principio, se han reducido globalmente en toda la UE gracias a la supresión de las tarifas de itinerancia", ha señalado Mariya Gabriel, comisaria responsable de Economía y Sociedad Digitales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >