Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOS DIJSSELHOF | CONSEJERO DELEGADO DE SIX

“Nuestra oferta por BME es muy atractiva. Será difícil superarla”

Consejero delegado de SIX. Dijsselhof cree que el matrimonio entre las Bolsas de Suiza y España es bueno para ambas compañías ya que les permitirá invertir y competir con los gigantes del sector

La Bolsa suiza (SIX) lanzó el 18 de noviembre una opa amistosa valorada en 2.842 millones de euros para comprar la Bolsa española (BME). Jos Dijsselhof (Zwolle, Holanda, 1965) dirige SIX desde 2018 y recibe a EL PAÍS en la sede de la compañía en Zúrich.

Jos Dijsselhof, consejero delegado de SIX.  
Jos Dijsselhof, consejero delegado de SIX.  

Pregunta. ¿Por qué se han fijado en BME?

Respuesta. La operación tiene mucho sentido por la similitud de los modelos de negocio. Es una gran oportunidad de generar más ingresos para ambas compañías si trabajamos de forma coordinada. BME opera en uno de los mercados más grandes de Europa, que tiene buenas perspectivas de crecimiento. Además, creemos que Suiza y España, desde una perspectiva cultural, tienen similitudes y será fácil trabajar juntos. A nosotros la operación nos haría ganar tamaño y generar economías de escala en un sector donde hay presión por el lado de las tarifas y los costes y donde se está produciendo una consolidación global. Y por último, pero no menos importante, BME opera en la zona euro, mientras que SIX no, y tiene al franco como moneda de referencia.

P. SIX ofrece una prima alta para hacerse con una compañía con los ingresos estancados y que ha perdido cuota de mercado. ¿No es un riesgo excesivo?

R. El ajuste desde el punto de vista de la cuota de mercado ya se ha producido y ahora está en línea con otras Bolsas europeas. Nosotros le aportaremos algunas cosas que impulsarán el negocio. Si BME continuase sola tendría más difícil crecer; con SIX las oportunidades son mayores. Es el momento óptimo para unirnos y ambos mercados saldrán beneficiados.

P. ¿Cuál es el plan industrial que tiene SIX para BME? ¿Hay riesgos de que el mercado financiero español sea más débil si sale adelante la opa?

R. Con nuestra propuesta BME será siempre una compañía española, con sus marcas, con su propio consejo… Seguirá haciendo lo que hace ahora e incluso lo mejorará porque juntos podremos invertir más y traer a España productos y servicios que ya tenemos en Suiza. Además, nuestra idea es llevar allí todo el negocio de compensación y convertir a España en una referencia europea de esta actividad. BME será mayor con nuestro plan, no se degradará. Esta operación solo generará valor si ambas compañías se benefician.

P. ¿Quién necesita más a quién? ¿BME a SIX? ¿O SIX a BME?

R. Sobre cuánto nos necesita BME es mejor que se lo pregunte a ellos. Nosotros no necesitamos a BME, pero sí queremos llevar esta operación adelante. Es una oportunidad única para fortalecer ambos mercados. Las dos empresas son sólidas de forma individual, pero la combinación de fuerzas nos hará más poderosos.

P. BME sigue por encima de los 34 euros por acción que ofrecen ustedes. ¿Cree que habrá una contraopa?

R. Euronext ya ha confirmado que está en negociaciones con ellos. La Bolsa española tiene un negocio atractivo, pero nosotros tenemos confianza en nuestra propuesta industrial y en la prima que ofrecemos. Es una propuesta muy atractiva y es muy difícil que otra compañía lo supere.

P. Además de Euronext, ¿ve otros candidatos?

R. Si observa la estrategia de otras Bolsas como la de Fráncfort o Hong Kong no tendría mucho sentido estratégico. Ahora bien, podrían llegar sus ofertas aunque tendrían muy difícil explicar por qué lo hacen.

P. En el caso de que tengan que subir la oferta, ¿hasta cuándo podrían llegar para que siguieran saliendo las cuentas?

R. Lo único que le puedo decir es que tenemos una posición muy fuerte, con una oferta muy potente y con un compromiso en firme de invertir en España.

P. Pero, me imagino que se habrán guardado balas en la recámara, ¿no?

R. Le dejo a usted que lo deduzca y saque sus propias conclusiones

P. El Gobierno español tendrá la última palabra en esta operación. ¿Se han puesto ya en contacto con algún miembro del Ejecutivo?

R. Somos muy respetuosos con los tiempos y con el protocolo que exige una operación de este tipo. De momento hemos presentado oficialmente la opa a la CNMV y le iremos dando cuanta información adicional necesite. El supervisor estudiará la propuesta y elevará una informe al Gobierno que esperamos que sea favorable. Si al final tenemos que hablar con el Gobierno lo haremos, pero no ahora.

P. ¿No teme que la inestabilidad política que hay en España pueda entorpecer la operación?

R. No soy el más adecuado para hablar de la situación política española. Estamos al tanto de lo que ocurre en las negociaciones para formar Gobierno, pero España lleva haciendo las cosas bien desde hace muchos años. Al final creo que los políticos, con independencia de su ideología, entenderán la lógica empresarial de nuestra propuesta.

P. En la rueda de prensa que dio en Madrid afirmó muy seguro que en España la política va por un lado y los negocios y la economía por otro. ¿Está seguro? No se si recuerda lo que pasó cuando E.On intentó comprar Endesa.

R. Bueno… lo que quise decir es que hay un balance saludable entre política y economía. Si la propuesta es buena para España, como creo que lo es, no debería haber problemas.

P. ¿Por cuánto tiempo pueden garantizar que no habrá despidos en BME?

R. Al final nos dedicamos a hacer negocios, pero es relevante que se mantengan los equipos en Suiza y en España. Podemos hacer pequeños ajustes y llevar 10 personas de Suiza a España o viceversa en áreas concretas. Dar una garantía temporal en cuanto al número exacto de empleados no es racional,pero lo que queremos es que en ambos países haya buenos equipos con grandes capacidades. No planteamos esta operación como un ejercicio de reducción de costes sino como un proyecto de crecimiento.

P. ¿Seguirá siendo BME una compañía cotizada?

R. Dependerá del grado de aceptación. No soy dogmático en este punto, pero sería feliz si hubiese gente que no vendiera sus acciones y la compañía siguiera cotizando porque hay muchos pequeños inversores en BME.

P. BME tiene un ‘pay out’ muy elevado. Si SIX toma el control, ¿se replantearán la política de dividendos de la compañía?

R. Nosotros tenemos una política de retribución más baja y evaluaremos si tiene sentido que BME la mantenga como hasta ahora. Dependerá de varias cosas, entre ellas si sigue cotizando o no. En cualquier caso creo que no podemos perder la oportunidad de invertir en el negocio. Hay que buscar un equilibrio entre invertir, pagar dividendos y ofrecer precios competitivos a los clientes.

P. ¿Se opondrían a un dividendo extraordinario de BME con los 300 millones que tiene en caja?

R. No sería nuestra primera opción. Habría que hablar con los accionistas y con los grupos de interés, pero insisto que preferimos invertir los excedentes en el negocio.

P. ¿Cuándo les gustaría cerrar la opa?

R. Somos conscientes de que ahora con las Navidades puede haber un parón. En el mejor de los casos nos iríamos a enero, aunque se puede prolongar uno o dos meses más. En cualquier caso, no somos impacientes, pero sí determinados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >