Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AHORRO

30 claves para mejorar las finanzas familiares

Con estos consejos puedes minimizar, o incluso suprimir, gastos superfluos que te impiden reforzar ese “colchón” que siempre viene bien

La tasa de ahorro en los hogares españoles se sitúo en el 4,9% de la renta familiar en 2018, seis décimas menos que en 2017, que rondó el 5,5%, lo que supone la cifra más baja desde 1999, año en el que el INE (Instituto Nacional de Estadísticas) comenzó con esta serie histórica. Con estas cifras, parece que mantener la hucha llena no es una tarea fácil. Por eso, aquí tienes 30 ideas que te ayudarán a lograrlo.

En el súper, “el precio justo”

La cesta de la compra se lleva casi el 20% del presupuesto familiar. Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) una familia puede ahorrar hasta 1.000 euros al año, sin renunciar a nada, solo sabiendo elegir bien el súper en el que se compre. Puedes comparar precios en carritus.com, en tiendeo.com o en el buscador de la OCU. No hacerlo puede incrementar en un 40% el gasto en la cesta de la compra. Mª Pilar Amela, fundadora de ahorradoras.com, ofrece estas pautas para acertar:

1. Compra productos de temporada; suelen ser un 15% más baratos que el resto.

2. Opta por marcas blancas; pueden representar un ahorro de 2.500 euros al año.

3. Los productos a granel también pueden reducir lo que gastas hasta un 10%; así compras, además, solo lo que necesitas y evitas tirar comida.

4. Cuidado con las ofertas: de nada valen los envases grandes si terminan en la basura. Mira el precio por kilo; te dará la medida de lo que realmente cuesta.

5. Los productos “con apellido” suelen ser más caros que el resto. No es lo mismo una mermelada casera que una mermelada y no es necesario comprar leche sin lactosa si no eres intolerante.

6. Utiliza tarjetas de fidelización. No solo tendrás descuentos y acumularás dinero según tus compras, también estarás al día de las ofertas. Ahora hay aplicaciones que te permiten agrupar todas las tarjetas (echa un vistazo a yudonpay.com); evitarás llevarlas encima y estarás al día de todo.

7. Prepara un menú semanal.

Haz una lista de la compra (no salgas nunca sin ella) para no comprar lo que no necesitas Con este sencillo gesto, según Mª Pilar Amela, el ahorro puede rondar los 240 euros al mes.

Revisa las instalaciones de la casa

Es básico si quieres que el gasto no se dispare. Con estos consejos de ahorradoras.com, lo conseguirás seguro.

8. Limpia la caldera una vez al año; gastará un 10% menos.

9. Cambia bombillas por unas de bajo consumo que gastan unos 8 euros al año menos por unidad (multiplica por las que tienes en casa y verás). Si pones leds, el ahorro será un 8% mayor, cuentan desde lucera.es.

10. Regula la temperatura y el caudal del grifo con aireadores para que el ahorro suba un 16%. Un bimando tarda en alcanzar la temperatura 1 minuto, mientras que una termostática lo hace en un par de segundos.

Utiliza comparadores para encontrar la gasolinera más económica (casi siempre están fuera de las autopistas)

11. Instala una cisterna con doble botón de descarga y reducirás el gasto en un 30%. Lava en frío en la lavadora: el 90% del consumo se va en calentar el agua.

Con el coche, ahorro al comprarlo y al mantenerlo

Es uno de los grandes dispendios de la economía familiar. Tanto si estás decidido a comprarlo como si ya lo tienes, mira estas ideas (según la OCU puedes ahorrarte hasta un 33%).

Si vas a comprar:

12. Apuesta por los de Km 0

13. Compara precios entre concesionarios; las diferencias pueden ser más grandes de lo que te imaginas

14. El momento de compra es decisivo: mejor a final de mes o de año. Los concesionarios tendrán más ofertas si no han cumplido sus objetivos.

Si ya lo tienes:

15. Utiliza comparadores para encontrar la gasolinera más económica (casi siempre están fuera de las autopistas) como iahorro.com o el de la web de la OCU, y reposta en aquellos días en los que no haya mucho tráfico (como los fines de semana).

16. Circula a una velocidad constante. Usa el regulador de velocidad.

17. Si vas a viajar, ¿por qué no compartir coche? Existen aplicaciones como Blablacar o Amovens que permiten realizar viajes conjuntos en coche y gastar menos que tomando un autocar, un tren o, incluso, un avión.

Si lo necesitas, pero no tienes:

18. Plantéate el alquiler de un vehículo. Hay muchas plataformas como Zity o Emov que ofrecen esa posibilidad. No te olvides también de comparar precios, de ver las ofertas que te ofrecen mediante bonos y de leer el tema del seguro (no sea que tengas un problema y al final salga caro). Comparar vuelve a ser de nuevo la mejor idea.

19. El auto renting presenta ventajas como la inclusión de las reparaciones y el coste del seguro dentro de la cuota mensual, aunque genera penalizaciones si se quiere cancelar el contrato de alquiler antes de que expire o si se exceden los kilómetros acordados en la firma del contrato de alquiler.

Tus seguros, a examen

Es básico hacer una revisión para actualizar las pólizas de los seguros. Si tienes varios, cerciórate de que la coberturas no se solapan. Por ejemplo, si ya tienes el seguro de accidente cubierto por una tarjeta ¿por qué necesitas contratar uno nuevo?

20. En el seguro del coche: compara y negocia tarifas. Si ya tiene unos años, cámbialo a terceros ampliado o con franquicia. Según la web de Rastreator el ahorro puede llegar hasta los 172 euros.

21. Si no haces muchos kilómetros al año, mira la posibilidad de una “póliza por kilómetros”. Solo pagas lo que recorres. Algunas aseguradoras como Verti o Caser lo tienen en su cartera; pregunta en la tuya.

Los gastos superfluos como un café, un sándwich de la máquina o unas chuches para los niños pueden suponer un pequeño agujero en el presupuesto (y alcanzar hasta 100 euros al mes)

Comprueba los gastos bancarios

22. Busca una cuenta que no te cobre comisiones. Algunos bancos no lo hacen si domicilias los recibos.

23. Localiza cajeros en los que no pagues comisión.

24. Negocia las comisiones de las tarjetas de crédito.

25. Pregunta en tu banco si hay alguna exenta o si ofrece ventajas al comprar.

Otros gestos que puedes considerar

26. Gastos hormiga

Un café en el bar del trabajo, un sándwich en la máquina de vending, unas chuches para los niños…. Son pequeños gastos diarios que pasan casi desapercibidos. Se pagan con dinero contante y sonante y parece que no hacen daño, pero pueden suponer un pequeño agujero en el presupuesto (en ocasiones alcanzan más de 100 euros al mes). Si consigues ahorrar un euro al día, serán siete a la semana y 260 euros al año. Mejor sumar, que restar.

27. Olvídate de las tarjetas

Ahora que parece que el dinero en efectivo tiende a desaparecer, si quieres ahorrar es mejor volver a esta forma de pago. Pagarás menos comisiones, serás más consciente de lo que te has gastado y comprarás solo lo necesario.

Apps que ayudan

Si necesitas un “refuerzo” para ayudarte ahorrar, ahora cuentas con diferentes aplicaciones que te echan una mano. Estas son una muestra: 

28. Fintonic

Podrás organizar tu economía y tus compras y pagos. Puedes consultar en qué te estás gastando el dinero y organizarlo por categorías. Además, te cuenta si estás despilfarrando el dinero, si tienes un gasto inesperado o si tienes problemas con la tarjeta.

29. Comprar a última hora

Las tiendas de alimentación y los supermercados tiran grandes cantidades de aliemntos a diario. Existen aplicaciones como Komefy o Too Good To Go en la que puedes comprar los excedentes de comida a última hora a precios rebajados.

30. Ahorro hormiga

Desafío 52 semanas

Tiene diversos modos de gestionarla. Ahorrar un poco cada semana (en la primera, un euro, dos en la segunda… y así sucesivamente), empezar por grandes cantidades e ir disminuyéndolas o ponerte una meta.

¿Cómo plantear el ahorro?

Cada familia tiene unas necesidades y unos gastos. Un 26,7% de los españoles comentan que no ahorran nada; y un 42,7%, menos de 200 euros al mes, pero un 86,4% opina que no ahorra lo suficiente, según datos del V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente de Rastreator (2018).

La base del ahorro está en suprimir gastos superfluos o minimizarlos en la medida de lo posible para ir haciendo ese “colchón” que siempre viene bien. Para conseguirlo, lo mejor es elaborar un presupuesto con ingresos y pagos. Una resta sencilla que te dará una visión de qué se lleva la mayor parte de tu dinero y dónde puedes recortar.

Fíjate una meta de ahorro (si lo consigues te dará muchas satisfacciones) y evita las compras por impulso. Suelen llevarse pellizcos importantes del presupuesto y desequilibrar los gastos del mes.

Esta noticia, patrocinada por Banco Sabadell, ha sido elaborada por un colaborador de EL PAÍS. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >