Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de coches retoman las caídas tras el repunte de Semana Santa

La matriculaciones caen un 7,3% en mayo y sitúan el desplome en lo que va de año en un 5%

Una exposición de vehículos Peugeot. En vídeo, declaraciones de la directora de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Noemi Navas.

La mejora en las matriculaciones de vehículos del mes abril fue solo una suerte de visión alimentada por las vacaciones de Semana Santa y el esfuerzo de las compañías alquiladoras de turismos para renovar y reforzar su flota. En mayo, la evolución de las ventas volvió a las andadas. Cayó fuerte, un 7,3% (125.625 unidades), y sitúa ya las ventas en lo que va de año en el 5% (592.953). Ese porcentaje era la última previsión para todo el año que en marzo realizaban fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam). Si las ventas de mayo se cronifican, esa estimación se tendrá que revisar a la baja, aunque el mercado espera que las ventas repunten en los meses anteriores al verano, la parte del año más importante en ventas.

Hay un dato que explica bien cómo anda el mercado. El canal de particulares (que representa todavía un 45% del total) se desplomó un 11,2% y el sector no detecta que se pueda recuperar la situación, ya que en los primeros cinco meses del año acumula una caída del 11% y ya van nueve meses continuados sin levantar cabeza. Pero en abril los alquiladores también redujeron las adquisiciones de vehículos y todoterrenos un 11% y solo la actividad en torno a las empresas en general impidió que la caída general de matriculaciones fuera superior, al aumentar un 3,6% la demanda de vehículos.

El diésel continúa estando detrás del desplome de ventas. En abril se matricularon un 25,6% menos coches con ese tipo de motorización que hace un año. En lo que va de año la caída es superior, del 28%. El sector sigue considerando que esa reducción no responde a más cuestiones que a la desconfianza que se ha generado respecto a ella desde las administraciones, con determinados discursos sobre su próximo fin y legislaciones que pretenden reducir su presencia en ciudades y carreteras españolas.

Los coches impulsados por gasolina, también amenazados por la Ley de Cambio Climático que presentó el actual Gobierno de Pedro Sánchez, en cambio, responden mejor a esa incertidumbre, y sus matriculaciones solo cayeron un 3,7% en mayo, mientras que las ventas han aumentado en lo que va de año un 4,1%. Ese cambio de mix entre diésel y gasolina podría pasar factura en el conjunto de las emisiones de dióxido de carbono a la atmosfera en España.

La venta de vehículos impulsados por otros combustibles sigue creciendo a un muy buen ritmo (54% en mayo y un 47% en los primeros cinco meses del año), pero su problema es que viene de cifras muy bajas. Tan solo 14.950 turismos en mayo y 59.022 en el acumulado de 2019.

En mayo, los segmentos de mercado que más cayeron fueron el de todoterrenos (-48,1%), el de monovolúmenes pequeños (-45,8%) y el de modelos medios (-17,1%), mientras que las mayores caídas desde enero se contabilizaron entre los monovolúmenes pequeños (-40,6%), monovolúmenes grandes (-30,1%) y medios (-26,2%).

Caída generalizada

La contracción del mercado de automóviles es generalizado por comunidades autónomas, con unas pocas regiones que se salvan. En Murcia creció un 17,9%; en Madrid, un 0,8% y en el País Vasco, un 3,3%. Este último se está convirtiendo como un ejemplo para las marcas por su plan de achatarramiento, aunque los recursos están a punto de agotarse, por lo que el mercado podría resentirse en los próximos meses.

"Las matriculaciones del mes de mayo vuelven a la senda descendente, como en los meses anteriores. La excepción de abril correspondía a la estacionalidad por compras de los alquiladores en la Semana Santa, efecto que este mes ya se ha desvanecido", ha asegurado la directora de Comunicación de Anfac, Noemi Navas.

Por su parte, el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales, ha destacado que el mal comportamiento de las matriculaciones sigue impactando sobre todo al canal de particulares, que acumula nueve meses de caídas y que pierde pese frente al resto de canales. ""EN los concesionarios detectamos una demanda retenida de clientes que no concretan su cambio de coche por la incertidumbre que sienten", asegura, descartando que la contracción del emrcado responda al ambiente de desaceleración económica.

Además, el director de comunicación de Ganvam, Alberto Tapia, ha señalado que la tendencia negativa continúa y anticipó que el primer semestre del año se cerrará con datos negativos que solo se verán aliviados por el canal de empresas. Tapia confía en que el final del ciclo electoral "comencemos a ver políticas que propicien estabilidad al sector, además de confianza y seguridad en los consumidores, de manera que la curva se invierta antes de finales de años".

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información