Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

DAZN, el ‘Netflix de los deportes’, pide precio a Telefónica para dar la Champions por Internet

La nueva plataforma online pretende hacerse con el fútbol nacional como principal reclamo para el lanzamiento de su canal en ‘streaming‘, tras el fracaso de Opensport

Un usuario accede a la web de DAZN.
Un usuario accede a la web de DAZN.

La plataforma DAZN ha manifestado a Telefónica su interés por emitir la Champions y El Partidazo para lo que queda de esta temporada y sucesivas, en vísperas del lanzamiento de su canal propio en streaming que tiene previsto iniciar el próximo mes de marzo, informaron a este diario en fuentes conocedoras de la situación.

La llamada Netflix de los deportes ha remitido un requerimiento a Telefónica para que le informe de las condiciones económicas para la emisión en lo que queda de temporada tanto de El Partidazo como de la Champions, cuyos derechos posee la operadora.

Se trataría de dar un golpe de efecto de cara al lanzamiento de su canal propio de deportes en España que presentará el próximo 27 de febrero, plantando cara así a la oferta de los operadores (Movistar, Orange y Vodafone) que se han convertido en los únicos emisores de estos contenidos a través de sus paquetes de servicios (fijo, móvil, fibra y televisión).

No obstante, el desafío para la plataforma británica es mayúsculo porque incluso si se hiciera con los derechos, le resultaría muy difícil técnicamente poner en marcha un canal de pago para una audiencia masiva en tan poco tiempo, asegurando una calidad de emisión sin cortes y con un servicio de atención al cliente eficaz. BeiN Sport tenía un canal propio para la Champions hace dos temporadas y tuvo muchos problemas técnicos de emisión. Por su parte, OpenSport también fracasó cuando a comienzos de esta temporada anunció que ofrecería todo el fútbol pero no cumplió con las condiciones y tuvo que dar marcha atrás.

Por el momento, DAZN ha adquirido en exclusiva los derechos de emisión en España de Moto GP, de la Euroliga de baloncesto y de la Premier League, un catálogo que se antoja escaso para llenar una canal de deportes bajo demanda por el que pretende cobrar alrededor de 8 euros al mes (aunque habrá al menos un mes de promoción gratis).

Condiciones reguladas

En realidad, cualquier negociación con Telefónica está muy acotada por las restricciones que impone la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que obliga a la operadora como mayorista a ceder los derechos a cualquier plataformaa un precio regulado. La fórmula de cálculo de la CNMC estima que el coste se promedie en un 75% proporcionalmente a los clientes de televisión que tiene cada operador y otro 20% en base a los abonados de banda ancha. Telefónica solo puede exigir a la empresa solicitante que presente un aval bancario o, en su defecto, un informe de solvencia de un tercero que acredite que puede hacer frente a los pagos.

Un portavoz de Telefónica no quiso hacer comentarios sobre el posible interés de ninguna plataforma de Internet en hacerse con los derechos, y se limitó a señalar que “las condiciones tipo de acceso a la oferta mayorista son públicas y cuentan con el visto buenos de la CNMC; en el momento en que un operador declara aceptar dichas condiciones y acredita su cumplimiento se le da acceso al contenido”.

DAZN Group (antes conocida como Perform) es propiedad de la firma de inversión Access Industries, fundada por Len Blavatnik, un magnate británico de origen ruso, amigo de Mikhail Fridman (primer accionista de Día) y tercera fortuna de Reino Unido con un patrimonio de 17.000 millones de euros.

Página web de OpenSport.
Página web de OpenSport.

La firma, que controla también el 80% de Warner MusicGroup, ha irrumpido con fuerza en el mundo de los deportes para su emisión como plataforma OTT bajo demanda en Estados Unidos, Canadá, Austria, Suiza, Alemania, Japón, Reino Unido, Italia y ahora España.

La consecuencia de esa irrupción fulgurante es el fuerte compromiso por la adquisición de derechos, ya que solo en los últimos dos años, el grupo británico tiene comprometidos más de 4.000 millones de euros, cuya rentabilización se antoja difícil.

En España, las plataformas de cine y series como Netflix o HBO han hecho frente con éxito a los operadores de telecomunicaciones que no han tenido más remedio que claudicar e incluirlo en sus parrillas de programación. Pero no ha sucedido lo mismo en el plano deportivo, donde los derechos de emisión suponen un desembolso al alcance de pocos. La ofensiva de DAZN es el segundo intento de una OTT (Over The Top) para presentarse como alternativa con un canal de Internet para aquellos usuarios que desean ver el fútbol pero no quieren darse de alta en alguno de sus paquetes convergentes Movistar Fusión u Orange Love, los dos que ofrecen todas las competiciones tanto nacionales como internacionales de los equipos españoles.

El intento fallido de OpenSport

El primer intento fue protagonizado por Opensport. A finales de agosto, coincidiendo con el inicio de la temporada futbolística esta hasta entonces casi desconocida plataforma de contenido por Internet en directo, sorprendió con una oferta muy atractiva: emitir todo el fútbol en streaming (LaLiga, Champions, la Europa League, la Copa del Rey y la Liga 123) por 19,99 euros al mes. Sin embargo, días después tuvo que suspender la emisión del partido entre el Girona y el Real Madrid con el que daba comienzo a estas retransmisiones al exigirle Telefónica un aval que Opensport se negó a depositar.

Opensport prometió entonces que daría la batalla y se dio de plazo unos meses para reanudar las emisiones. Pero la plataforma no va a poder cumplir su compromiso de emitir la Champions, en el reinicio de la máxima competición europea con el partido Ajax-Real Madrid, según fuentes conocedoras de la situación.

Tras enredarse en un lío de reclamaciones ante la a Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que no han dado ningún fruto, Opensport ha decidido hacer borrón y cuenta nueva. La plataforma va a realizar una ronda de financiación entre inversores cualificados nacionales e internacionales de cara a poder afrontar los compromisos de pago con Telefónica para emitir todas las competiciones a partir de la temporada próxima 2019-2020, informaron las mismas fuentes.

BeIN sigue sin dar el paso

Páginas web de BeIN Connect.
Páginas web de BeIN Connect.

Telefónica cerró a finales de junio un acuerdo con Mediapro para la adquisición de los derechos de emisión de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League en el mercado residencial español para las próximas tres temporadas (2018-2021) por 1.080 millones de euros. Entonces, la productora catalana no aclaró si mantendría su canal propio para la Champion a través de BeINConnect pero se inició la temporada, y el canal propio de Mediapro solo emite fútbol nacional (ocho partidos de primera división y la Liga 123) pero sin competiciones europeas.

Desde entonces, el presidente de Mediapro, Jaume Roures, ha señalado en varias entrevistas que siguen con la idea de volver a emitir también la Liga de Campeones para integrarla en la oferta de BeIN, aunque bajo el marcha de Movistar Champions, pero no se ha concretado esta oferta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >