Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La población española sin una sucursal bancaria crece un 44% desde 2008

Un total de 1,35 millones de españoles viven en pueblos sin oficina bancaria, el 3% de la población, según el Ivie

En los últimos nueve años y medio, de 2008 a junio de 2018, las entidades financieras han cerrado el 42% de sus oficinas. 18.955 en total. Es otra consecuencia de la crisis. Lo han hecho en ciudades y pueblos, pero en muchas localidades el cierre ha supuesto dejar a la población sin acceso a un banco. En total, 1,35 millones de ciudadanos viven en pueblos sin banco; lo que supone un 44% más que en 2008 y el 2,9% de la población, según el informe del Ivie. El 83% de los municipios sin entidades bancarias tiene menos de 500 habitantes, donde hay exclusión financiera.

Vecinos de Albarellos de Monterrei (Ourense) ante una sucursal móvil de Abanca.
Vecinos de Albarellos de Monterrei (Ourense) ante una sucursal móvil de Abanca.

No se sabe qué es primero, que el pueblo se quede sin gente y cierre el banco o que clausuren la última sucursal y se acelere la despoblación. El hecho cierto es que ambas circunstancias están ligadas y que la España deshabitada no dejar de crecer. La población sin acceso a una sucursal bancaria en su municipio de residencia aumentó el 7,2% en 2017.

En más de la mitad de los municipios (en concreto, en el 52,2%) no hay oficinas bancarias, lo que supone un aumento de 1,5 puntos porcentuales respecto a 2016 y 8,3 puntos desde 2008, que es cuando la red de oficinas en España alcanzó su máxima extensión.

La población marca la posibilidad de no contar con oficina, de forma que los pueblos de 5.000 a 10.000 habitantes solo representan el 0,1% de los municipios sin sucursales. De la población excluida, el 44% reside en pueblos de menos de 500 habitantes.

Por provincias, donde más cierres se han producido ha sido Barcelona, que ha perdido el 56% de las oficinas. En este caso, el factor más determinante ha sido la debacle de las cajas de ahorros catalanas: han quebrado todas las relevantes menos La Caixa, y han sido absorbidas por bancos.

Por comunidades autónomas, destaca Castilla y León, con el 80% de los pueblos y un 16,5% de la población sin sucursal. En Navarra, el 60% de las localidades no tienen sucursal, donde vive el 8% de la población. Castilla-La Mancha y la Rioja siguen en el ránking, con el 50% de los pueblos afectados. Cataluña está con el 49,7% de sus localidades y el 3,2% de la población sin banco. En el lado opuesto están las islas, con el 4% de los pueblos no bancarizados, y en la península, la que mejor está es Murcia, con el 8,9% de los pueblos afectados.

Entre 2016 y 2017, Extremadura y Cantabria fueron las regiones donde más ha aumentado el porcentaje de la población financieramente excluida, con aumentos de 1,5 y 0,7 puntos porcentuales, respectivamente.

Reducción de costes

Según el informe del Instituto Valenciano de Estudios Económicos (Ivie), “la baja rentabilidad de las entidades ha obligado a reducir costes cerrando oficinas” por lo que ahora tiene una red de 27.320 oficinas, casi la mitad de las 45.662 que existían antes del inicio de la crisis.

Para el futuro, dice el Ivie, “es previsible que siga aumentando la población sin acceso a una oficina bancaria”. Sin embargo, “si el cierre se concentra en municipios de cierto tamaño, es menos probable que afecte a la exclusión financiera.

Además, al ir avanzando la penetración de la banca online, el impacto del cierre de oficinas sobre la potencial exclusión financiera será menor”.

También recuerda el Ivie que el sector financiero está evitando la exclusión financiera con cajeros automáticos, agentes financieros y oficinas móviles y reclama que “el sector público complete esta labor, erradicando la exclusión digital, ya que la exclusión financiera es un problema social”.

Zamora y Segovia, las más castigadas

Si se ve el efecto de la exclusión financiera por el porcentaje de población más afectada, destacan Zamora y Segovia. En la primera, el 27,7% de sus ciudadanos viven en pueblos sin banco, por el 22,5% de Segovia. Por encima del 15% están Ávila, Palencia, León, con Soria en el 14,8%. Estos datos demuestran que el problema se concentra en ciertas provincias, la llamada España vacía. Las islas viven la situación opuesta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información