Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone España estudia presentar un nuevo ERE

El expediente de regulación de empleo puede afectar hasta 1.000 trabajadores

Vodafone
Una tienda de Vodafone de Madrid.

Vodafone España estudia la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que puede afectar a un máximo de 1.000 empleados, fundamentalmente en el área de sistemas y comercial, informaron en fuentes conocedoras del asunto. Los despidos serían negociados con los representantes sindicales para lo que se abrirá una mesa de negociación en las próximas fechas, una vez que se haya presentado el ERE. Un portavoz de Vodafone declinó hacer ningún tipo de comentario sobre este tema.

La operadora vuelve a plantearse una reducción de plantilla. El ajuste aún no ha sido comunicado oficialmente a los sindicatos, y tampoco se ha decidido la cifra final del ajuste, aunque se baraja que puede afectar a un máximo de 1.000 empleados, lo que supondría el 20% de la plantilla actual que asciende a 5.000 trabajadores.

Este nuevo ajuste de personal de Vodafone se produciría en un mal momento comercial de la operadora que ha sufrido la guerra comercial desatada por sus rivales Movistar y Orange tras la decisión de la compañía de no adquirir el Partidazo ni la Champions League por falta de rentabilidad. La estrategia ha producido una fuga de clientes de banda ancha, móvil y televisión de pago.

En los tres primeros trimestres, Vodadone ha perdido 361.000 líneas de telefonía móvil (de las que 70.000 son de contrato), 134.000 clientes de banda ancha fija y 108.000 de televisión de pago. (total a 30 de septiembre: 11,6 millones). La operadroa solo tiene números positivos en fibra, donde ha ganado 84.000 clientes.

Plan de reducción de costes

 El nuevo consejero delegado, Nick Read, anunció a comienzos de este mes, coincidiendo con la presentación de resultados, un plan de reducción de costes operativos anuales en 1.200 millones de euros para 2021, aunque no precisó en qué áreas se producirían los recortes.

Además, el grupo Vodafone ha decidido rebajar el valor de su filial en España en 2.900 millones de euros debido a la reevaluación del negocio futuro esperado por "las difíciles condiciones comerciales y económicas actuales"

La operadora ya aplicó un ERE en septiembre de 2015, pactado con los sindicatos mayoritarios UGT y STC, que supuso el despido de 1.509 trabajadores, 238 menos de los propuestos inicialmente por la empresa, que justificó los despidos en las duplicidades que se produjeron tras la compra de Ono en 2014, y la absorción de la plantilla de la cablera.

Antes de la adquisición de Ono, Vodafone ya emprendió otro despido forzoso en 2013 cuando la empresa pactó con los sindicatos un ERE, que incluyó el despido de 620 trabajadores, la externalización de servicios, con 130 empleados afectados, así como cambios en las condiciones laborales para otras 150 personas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >