Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Emprendedores

Fichar en el trabajo con el móvil

Woffu ofrece una plataforma digital para gestionar los recursos humanos de forma más eficiente

Solicitar vacaciones, organizar los turnos, fichar o avisar de ausencias son solo algunas de las funciones que Woffu, una start-up catalana, permite realizar a los empleados de manera sencilla desde dispositivos como el teléfono móvil. La plataforma tecnológica, que busca simplificar la gestión a los departamentos de recursos humanos, ha registrado un crecimiento del 100% en el primer semestre de 2018, hasta facturar 376.000 euros, la misma cantidad que consiguió en todo 2017. Con más de 500 empresas entre sus clientes, Woffu se prepara para la expansión en Europa y una nueva ronda de financiación. Además, espera ganar clientes cuando entre en vigor la ley de control horario que obligará a las empresas a registrar las horas de entrada y de salida de los trabajadores para evitar las horas extras no remuneradas.

Lo que comenzó como un proyecto interno en 2015 de la consultora Midatel, donde trabajaban los creadores de Woffu Miguel Fresneda y Víctor Pérez, se convirtió en una plataforma digital que cuenta con más de 30.000 usuarios diarios. “La manera de organizar las vacaciones en las empresas es arcaico y lleva mucho tiempo. Es un problema general que Woffu soluciona”, asegura Miguel Fresneda, consejero delegado y cofundador de la start-up.

Horas extras

Woffu espera que cuando entre en vigor la ley de control horario más empresas encuentren útil su tecnología para que los trabajadores fichen y se contabilice las horas realizadas. De momento en España las empresas no están obligadas a registrar las horas de entrada y salida del empleado y el control horario es ahora un anteproyecto de ley en periodo de enmiendas que fue propuesto por el PSOE cuando estaba en la oposición. Este Anteproyecto propone modificar el artículo 34 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Estatuto de los Trabajadores, para incluir la obligación de realizar un registro diario del horario de entrada y salida de cada trabajador. La Inspección de Trabajo tendría acceso a esta información. Así, se busca obligar a las empresas a contabilizar las horas realizadas por cada empleado para evitar el abuso de horas extras no remuneradas.

“El servicio que tenemos para fichar en nuestra plataforma va a ayudar a las compañías a cumplir esta ley una vez que entre en vigor. Las empresas tendrán que generar informes que muestren el horario de los trabajadores y nosotros permitimos hacerlos en la plataforma tanto por cada trabajador como por departamentos”, explica Fresneda. En el primer trimestre de 2018 se realizaron 6,4 millones de horas extras a la semana, de las cuales el 44% no se pagaron ni se compensaron de ninguna manera, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Según Eurostat, el sueldo medio por hora de cada trabajador español es de 21,20 euros, por lo que se dejaron de abonar más de 60 millones de euros en salarios a la semana.

Según los creadores de Woffu, existe una “desinformación absoluta” por parte de algunos trabajadores que no conocen las vacaciones de las que disponen o las horas que han realizado. “Un trabajador informado es un empleado más feliz y que tiene mayor compromiso con la empresa, y por lo tanto será más productivo”, relaciona Fresneda. “Apostamos por el trabajo líquido que conlleva que todo fluya con mayor facilidad. Esto elimina los roces entre empleado y empleador”, añade.

Para la empresa, la ventaja es, según los creadores de la aplicación, el ahorro de tiempo y la simplificación de los trámites. Sus cálculos hablan del ahorro del hasta 80% de tiempo para los departamentos de recursos humanos en procesos como gestión de vacaciones, permisos y turnos y de un 85% en costes de gestión de ausencias. “La mayoría de las empresas utilizan hojas de cálculo de Excel para organizar a la plantilla, lo que es menos rápido y más complicado”, comenta Miguel Fresneda, que añade que “el activo más importante” que tienen las personas y las empresas es el tiempo. Además, calculan que el programa reduce el absentismo un 20% en las empresas que lo han integrado.

Woffu, que tiene una previsión de 750.000 euros de facturación al cierre del año, cuenta con 19 empleados. “A finales de 2019 deberíamos ser unos 60 trabajadores. Estamos creciendo mucho más rápido de lo esperado”, dice el consejero delegado. Su objetivo, explica, es el de “dejar de ser una start-up”. Para conseguirlo están realizando una ronda de financiación con grupos de capital riesgo. “Queremos conseguir un millón y medio de euros y hay varias empresas interesadas, por lo que no dudamos en tenerlo cerrado antes de final de año”.

La empresa tuvo a su inicio una financiación de 200.000 euros de fondos propios de socios no profesionales. Después ha ido creciendo con varios préstamos. A finales de 2016 pidieron un préstamo Enisa de 50.000 euros y a principios de este año recibieron otro de 75.000 euros. También contaron con una póliza de crédito de CaixaBank por 50.000 euros y una del Banco Sabadell de 60.000 euros. Según Fresneda, estas ayudas económicas han ido dirigidas a “acelerar el crecimiento” de la empresa. “Nuestro objetivo es aumentar el valor de la compañía. Tenemos un producto bueno, con un churn rate [tasa de cancelación] inferior al 0,7%”, revela.

Diferentes ofertas

Woffu ofrece dos planes a las empresas con distinto precio según las funciones que contraten. Después de un coste de instalación de cinco euros por empleado, hay un plan que cuesta tres euros por trabajador al mes y otro de 4,5 euros. “Nuestros ingresos aumentan principalmente porque las empresas que ya nos habían contratado cambian de plan o porque contratan a más trabajadores y nos pagan más. Lo bueno es que sin tener que invertir más, aumentan los ingresos”, explica. Entre las funciones de la plataforma están las de gestionar las vacaciones, las ausencias y el control horario (se puede fichar desde máquinas biométricas instaladas o con el móvil y la geolocalización), entre otras. “Hemos añadido un espacio donde cada empleado puede subir documentos o acceder a información personal como sus nóminas. Además, hemos creado un tablón de anuncios para la comunicación interna”.

Además, la empresa busca internacionalizarse en 2019. “Tenemos presencia en varios países y una de cada 20 empresas que nos contratan están en el extranjero, pero ahora todo el servicio está centralizado en España”, explica Fresneda. La idea de la compañía es “abrir uno o dos países” con campañas de marketing y realizar la web y el soporte en distintos idiomas. “Aún está por determinar los países pero seguramente serán Italia, Alemania o Reino Unido. Luego daremos el salto a Latinoamérica, pero esto será más adelante”, afirma.

Entre las compañías que utilizan la plataforma se encuentran Kellogg’s, Sony Music, Findus, Gestamp, Volvo y Bodas.net, entre otras. En la empresa británica de fabricante de productos para el cuidado del cabello GHD utilizan Woffu desde 2017 para sus 91 empleados en España. “Hasta ese momento usábamos Excel y teníamos diferentes documentos según el departamento. Con Woffu es un único sistema para todo y para todos”, explica Sharon Fuchs, de administración de Recursos Humanos de la empresa.