Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles se vuelcan en reformar sus baños

El gasto medio, procedente en su mayoría de ahorros, se situó entre los 2.500 y los 4.000 euros en 2017, según Houzz

Imagen de un baño reformado.
Imagen de un baño reformado.

La reforma del baño fue la obra más contratada por los propietarios españoles durante el pasado año (el 32%), que gastaron entre 2.500 euros y 4.000 euros, en función de si la habitación tenía menos o más de cinco metros cuadrados. Los dormitorios (29%) y las cocinas (28%) también fueron proyectos de reforma populares entre los particulares en 2017, según se desprende del estudio anual de Houzz realizado entre más de 4.600 encuestados. A la hora de adecuar las instalaciones, la fontanería y el sistema eléctrico fueron las principales mejoras.

"La actividad en la renovación del hogar se mantiene en auge en España, con nuevos compradores y propietarios de larga duración haciendo importantes inversiones en grandes proyectos", comenta Elvira de Miguel, directora de Operaciones de España. "Para los propietarios, estas inversiones son positivas porque tienen un impacto favorable en el valor de venta de sus vivienda”. En concreto, una reforma permite revalorizar la vivienda en torno a un 20%.

Aunque mejorar la funcionalidad (70%) y el diseño (66%) de una casa fueron los principales motivos de los particulares para llevar a cabo la reforma, aumentar el valor de venta de la vivienda fue también una de las prioridades para el 29% de los particulares. De hecho, casi ocho de cada diez cree que la renovación tuvo un impacto positivo en el valor de su casa (79%) y un 33% de los mismos afirma que el valor cubrió el coste total del proyecto de renovación.

El informe da cuenta de que la inversión en reformas varía en función del año en el que se compró la casa. El gasto medio a nivel nacional se sitúa en los 13.000 euros. Los que adquirieron una vivienda en 2017 desembolsaron entre 30.000 y 40.000 euros, mientras que los propietarios más antiguos (residen en la vivienda seis o más años) destinaron 8.000 euros.

A la hora de hacer frente a los pagos, el grueso recurre a los ahorros. Cuando se trata de afrontar el coste de la reforma, los ahorros siguen siendo el método de pago más popular (85%). También se opta por préstamos bancarios, herencias y donaciones. Más de nueve de cada 10 particulares eligieron contratar a un profesional del hogar para renovar su casa (92%).