Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fira busca un sitio en el mapa mundial

La entidad de Barcelona exporta proyectos de consultoría, diseño y gestión de recintos a una docena de países

La capitalidad de Barcelona en el mundo de las ferias y los salones va en aumento. En la ciudad se organizan eventos que son una toda una referencia internacional, algunos consolidados como la Smart City Expo World Congress o la feria Construmat, y otros que vendrán como el reciente anuncio de que Barcelona acogerá el principal salón del sector audiovisual a partir de 2020.

Este creciente peso internacional en la organización de congresos, que capitanea Fira de Barcelona, gira alrededor del Mobile World Congress, el principal encuentro de la tecnología móvil, que reúne a más de 100.000 personas y a 170 delegaciones extranjeras y que es la punta de lanza de Fira de Barcelona y el principal aparador para mostrar al mundo cómo la capital catalana gestiona los eventos. La entidad, que acumula dos años de resultados récord en asistentes y en cifra de negocios, quiere aprovechar este protagonismo y ha intensificado su expansión internacional, con la exportación de proyectos, diseño y gestión de recintos y eventos a ciudades de doce países.

La dimensión internacional de Fira de Barcelona empezó por pura necesidad. Aunque habían iniciado contactos con otras ciudades algunos años antes, fue en 2012 cuando se intensificaron, ante la necesidad de los expositores frecuentes en los eventos de Fira de expandir mercados. “Las empresas veían que, con la crisis, el mercado que ofrecían las ferias en Barcelona no era suficiente, y pedían que los pusiéramos en contacto con otros mercados. Así empezamos la estrategia de internacionalización: celebramos el Construmat en Brasil, en China, el salón de la piscina en Rusia… era la manera de que las empresas castigadas por la crisis encontrasen nuevos espacios, y también de que pudiésemos exportar la forma de hacer de Fira de Barcelona”, explica Ricard Zapatero, director de Negocio Internacional de la entidad.

Desde entonces el negocio internacional ha sido una rama de Fira que ha ido ganando peso con los años. Entre 2017 y 2018, la entidad habrá participado en la organización de veinte salones con más de 125.000 visitantes y la presencia de 1.200 empresas exportadoras. Una cuarta parte de estas, asegura Fira, serán españolas, con el objetivo de promover la presencia de empresas locales en mercados extranjeros, especialmente en América Latina, África y Oriente Próximo.

Líneas de actuación

“Tenemos dos líneas de actuación en el negocio internacional”, detalla Zapatero. La primera, la más natural, es la puesta en marcha en otras ciudades de salones que ya organiza Fira en Barcelona. El responsable de Negocio Internacional destaca como ejemplo el de la Smart City Expo World Congress, el evento sobre los retos de las ciudades en materia de movilidad, nuevas tecnologías, urbanismo o participación ciudadana. Este congreso, de referencia en el calendario ferial de Barcelona, también se ha organizado en ciudades como Montréal, Puebla, Buenos Aires o Casablanca, entre otras, y este año se celebrará también y por primera vez en Curitiba (Brasil) y en Jaipur (India). En el caso de la ciudad mexicana, el evento Smart City Latam se celebra por tercer año en Puebla con más de 120 empresas y 5.000 visitantes.

Congresos de referencia

Ricard Zapatero, responsable de Negocio Internacional de Fira, cree que el hecho de poder exportar “la forma de trabajar” en la gestión de recintos es fruto del éxito de los congresos de referencia que se celebran en Barcelona como el Mobile, Alimentaria o Construmat. Esto reporta además a Fira una facturación y unos beneficios para sus expositores que impulsan a la entidad. El negocio exterior supone una facturación de 12 millones de euros al año. Pero para Fira, asegura Zapatero, lo importante no es la facturación: “Nuestro objetivo es hacer aumentar el volumen de negocio que conseguimos para nuestros expositores con la expansión internacional”.

México es precisamente una puerta de entrada para Fira de Barcelona a un mercado estratégico. Por ello, en abril de 2017, la entidad constituyó una sociedad junto con la entidad local Mercados Mexicanos para potenciar el desarrollo de proyectos en ciudades de la zona. “Latinoamérica, junto con el Oriente Próximo y África, son nuestros grandes objetivos, ya que son zonas menos explotadas por el sector ferial”, explica Zapataro, que detalla que las grandes competidoras en negocio internacional son las organizaciones alemanas como la Feria de Fráncfort, o multinacionales especializadas en organización de eventos, como UBM.

Las regiones estratégicas coinciden muchas veces, además, con las necesidades de mercado de las empresas expositoras españolas. El sector de la alimentación, por ejemplo, va ganando mucho peso en Latinoamérica, y por ello Fira ha exportado otro de sus grandes congresos, el Alimentaria, que se celebrará en Guadalajara. Fira también ha consolidado el mercado caribeño tras el acuerdo firmado en 2016 con el Grupo Empresarial Palco, gestor del recinto ferial Pabexpo de La Habana, en Cuba. En él se han organizado siete salones, entre ellos el Hostel Cuba y Alimentos Cuba. “La mitad de los expositores son españoles, y es el resultado de nuestro esfuerzo para ser socios oficiales de los Gobiernos locales”, dice el responsable de la estrategia internacional.

La otra gran línea de acción de Fira es poner en marcha acuerdos con otras administraciones y ciudades para que sean estas las que desarrollen sus propios recintos feriales. “Les ayudamos a diseñar recintos feriales, a hacer los planes de negocio y a ponerlos en marcha”, detalla Zapatero. En este sentido, la entidad ha asesorado por ejemplo a la gestión de los recintos de Doha (Qatar), y está presente también en Marruecos, Angola o Mongolia. “Ahora estamos trabajando en Etiopía, para desarrollar los recintos de Addis Abeba, la capital de la Unión Africana, un proyecto con mucho potencial. “Sin estar todavía presentes, ya hablamos con las administraciones de ciudades de India, Sri Lanka o Jordania. Esta forma de internacionalizar el negocio de Fira es interesante porque da la oportunidad a nuestros proveedores para ser proveedores también en esos países”, afirma Zapatero.