Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento afirma que el Corredor Mediterráneo estará listo en 2023

Representantes regionales y empresarios piden que se dote de servicios a la infraestructura para ganar "competitividad"

El secretario de Estado Julio Gómez-Pomar, durante el encuentro.
El secretario de Estado Julio Gómez-Pomar, durante el encuentro. Europa Press

El Ministerio de Fomento ha puesto este martes nuevas metas en el calendario del proyecto ferroviario del Corredor Mediterráneo. El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha asegurado que estará listo en 2023, y que en 2020 se completará el paso del ancho de vía ibérica al internacional, lo que permitirá la conexión con Europa. Gómez-Pomar también ha destacado que ya se han ejecutado 14.000 millones de euros de la inversión prevista, que asciende a 23.000 millones.

El nuevo calendario para la finalización del proyecto ha sido recibido con optimismo por la mayoría de los actores implicados, reunidos en el V Encuentro Corredor Ferroviario, organizado por Expansión. Los representantes de las comunidades de Cataluña, Valencia y Murcia, así como los responsables de los puertos de Barcelona y Tarragona y los de las asociaciones de empresarios del sector del transporte, han valorado positivamente el compromiso. A pesar de ello, han emplazado al Gobierno a acelerar la ejecución del proyecto y a dotar de servicios de calidad a los tramos ya existentes para conseguir mayor competitividad e incrementar las exportaciones.

El Corredor Mediterráneo, muy reivindicado por las comunidades autónomas afectadas, tiene algunos tramos en los que se acumulan retrasos. En este sentido, Gómez-Pomar ha anunciado la licitación “en los próximos meses” de 17 contratos de obras por un valor de 2.100 millones de euros. La mayor parte de estas obras, ha asegurado, se concentrarán en las conexiones del ferrocarril con Almería y Murcia, tramos en los que el proyecto está muy poco avanzado, como ha admitido el coordinador del Corredor, Juan Barios. En los presupuestos de 2018 están previstas inversiones por 923 millones de euros en esta infraestructura, un 23% más que en 2017.

En Cataluña, el secretario de Estado ha asegurado que el corredor presenta ya un grado de ejecución superior al 90%. “Está casi todo funcionando, en obras o licitado”, ha precisado. Entre los trabajos que todavía están pendientes, destaca la construcción tramo comprendido entre Castellbisbal y Martorell (Barcelona), que volverá a salir a concurso tras resolverse el contrato anterior. También el que conecta Vandellòs con Tarragona está actualmente en pruebas de seguridad, pero Gómez-Pomar no ha concretado cuándo se pasará a su explotación comercial.

Según la previsión de Fomento, en 2020 se completará la segunda fase del proyecto, en la que se pasará del ancho de vía ibérico al internacional. La conexión con Murcia estará lista en agosto con una vía provisional instalada para que en septiembre empiecen las pruebas de la Alta Velocidad. El número dos de Fomento ha reivindicado que Europa “presione” a Francia para que dé continuidad a la red de AVE y se evite un “cuello de botella” en la conexión ferroviaria en la frontera francoespañola.

El malestar por el retraso de un proyecto muy esperado lo ha escenificado el secretario de Vivienda, Obras Públicas y Territorio de la Generalitat Valenciana, Josep Vicent Boira, quien ha llegado tarde al encuentro tras cuatro horas de viaje en Euromed. “Hay que hacer mucha pedagogía en el resto del Estado sobre la prioridad del corredor, un nexo entre unas comunidades que aportan mucha riqueza en España”, ha concluido.