Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las hipotecas contratadas en 2017 suman su cuarto año al alza, aunque moderan su crecimiento al 9,7%

Las entidades financieras concedieron 310.096 préstamos, su cifra más alta desde 2011

La firma de hipotecas crece un 9,7% en 2017.
La firma de hipotecas crece un 9,7% en 2017.

La contratación de hipotecas para la compra de vivienda en España registró durante el año 2017 el cuarto incremento tras siete años de caídas anuales consecutivas. Las entidades financieras concedieron 310.096 hipotecas nuevas, su cifra más alta desde 2011 cuando se suscribieron 408.461 préstamos hipotecarios. El dato supone un alza del 9,7% respecto a 2016, cuando se firmaron 281.328 créditos, según los datos publicados hoy miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Tras años con el grifo de la financiación cerrado, las entidades financieras vuelven a estar dispuestas a prestar. “Se conceden más hipotecas y por mayor importe porque hay liquidez y ha vuelto el interés por la compra de vivienda", indica Beatriz Toribio, directora de Estudios y Asuntos Públicos de Fotocasa.

La cifra, no obstante, revela que el ritmo de concesión de crédito para la adquisición de viviendas se ha moderado con respecto a los dos años anteriores y ha dejado atrás los crecimientos de dos dígitos: en 2016 el alza fue del 14,6% y en 2015 la subida alcanzó el 20,8%. Esta ralentización del incremento "responde más a un proceso de normalización y maduración del mercado que a un cambio de tendencia. En este escenario, los bancos están compitiendo por los clientes en precio, pero sin relajar los criterios de riesgo, lo cual es un signo claro de que no nos encontramos ante una nueva burbuja”, considera Fernando Encinar, jefe de Estudios de Idealista. De hecho, los préstamos suscritos están muy lejos de los 775.000 concedidos en 2007 o del 1,3 millones que se firmaron en 2016 por los criterios de solvencia que están aplicando los banos.

El año 2017 cerró con un nuevo incremento en el número de operaciones formalizadas que, además, se extendió ya a todas las comunidades autónomas. La Rioja (18,4), Comunidad de Madrid (16,6%) y Asturias (12,4%) registraron los mayores crecimientos. Mientras, Aragón (0,5%), Navarra (0,7%) y Extremadura (2,0%) presentaron los menores aumentos. Aunque las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas durante el año 2017 fueron Andalucía (60.240), Comunidad de Madrid (56.644) y Cataluña (49.918). Las mismas en las que se prestó más capital: Madrid (9.287,1 millones de euros), Cataluña (6.893,6 millones) y Andalucía (5.898,3 millones).

Pero el ejercicio 2017 también cerró con la subida del importe medio de las hipotecas suscritas en las oficinas de las entidades financieras debido a la continua subida de los precios de la vivienda. Así, la hipoteca media fue de 116.709 euros, un 6,3% mayor que el del año precedente. Mientras, el capital total prestado sumó los 36.190 millones de euros, un 16,6% más con respecto al año anterior y el mayor volumen desde el año 2011.

Un diciembre modesto

Del total, 2.391 millones se concedieron solo en el mes de diciembre. Según el INE, en el último mes del año el número de hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad fue de 20.681, cifra similar a la de diciembre de 2016 y un 16,9% inferior si se compara con el mes anterior. El importe medio de dichas hipotecas aumentó un 2,6% en tasa anual y se situó en 115.617 euros. Respecto al capital prestado, la tasa mensual del año 2017 cayó un 21,7%, el mayor descenso desde 2013.

El último mes del año concluyó con una nueva caída del tipo de interés –en parte por la caída del euribor y en parte por la mayor competencia de los bancos-. El tipo de interés medio fue del 2,73% (un 13,5% inferior al de diciembre de 2016, cuando era del 3,15%) y el plazo medio de 23 años. El tipo de interés medio al inicio fue del 2,54% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable (con un descenso del 18,6%) y del 3,13% para las de tipo fijo (un 3,5% menor).

A pesar de la presión sobre los diferenciales que están aplicando los bancos en busca de nuevos clientes para sus hipotecas variables, las fijas siguen ganado cuota de mercado. El 62,5% de las hipotecas sobre viviendas se constituyó a tipo variable y el 37,5% a tipo fijo. Las hipotecas a tipo fijo experimentaron un aumento del 4,9% en tasa anual. En Fotocasa consideran que las hipotecas a tipo fijo seguirán siendo las grandes protagonistas del ejercicio 2018, "ya que cada vez más consumidores apuestan por la estabilidad y seguridad de este tipo de financiación, que ya representan casi cuatro de cada diez hipotecas que se firman cada mes".