Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facua denuncia a Movistar, Vodafone y Orange por las últimas subidas de tarifas

La asociación de consumidores acusa a las operadoras ante Competencia de concertar los aumentos de precios

Jovenes viendo redes sociales en su telefono movil.
Jovenes viendo redes sociales en su telefono movil.

La asociación FACUA-Consumidores en Acción ha presentado una denuncia ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) contra las operadoras Movistar, Vodafone y Orange por "la subida de tarifas al unísono" en sus paquetes convergentes de servicios de telecomunicaciones (fijo, móvil datos e Internet).

La asociación entiende que este incremento puede responder a un pacto entre operadoras para concertar los precios, lo que sería contrario a la Ley de Defensa de la Competencia y la directiva europea que regula los mercados y persigue los cárteles. De confirmarse esta circunstancia, se trataría de una infracción muy grave y, por tanto, sancionables con una multa de hasta el 10% del volumen de negocios total de la empresa infractora.

La denuncia de la asociación de consumidores se refiere al carrusel de subidas que han comenzado a aplicar las tres operadoras entre febrero y abril. Telefónica abrió el fuego el pasado 5 de febrero con una subida de 5 euros al mes en Movistar Fusión, su paquete de servicios de telecomunicaciones (más popular a cambio de aumentar la velocidad de conexión de fibra, el bono de datos o las líneas móviles. Orange le seguirá el próximo 25 de febrero con el aumento de entre 2 y 5 euros de sus paquetes Love, dependiendo de la modalidad contratada, a cambio también de incluir más datos. Y Vodafone se sumará a los aumentos en abril, con un incremento de entre 4 y 5 euros de sus paquetes convergentes Vodafone One a cambio de aumentar las líneas móviles o los bonos de datos. Las tres operadoras también aplican aumentos a las líneas móviles.

Sin control del Gobierno

En este sentido, la asociación recuerda que la subida que ha comenzado en febrero es una más de una serie de incrementos que se vienen produciendo desde el año 2015, y denuncia que los usuarios sufren las consecuencias de un "mercado dominado por un oligopolio que renuncia a competir y encarece continuamente los precios", aprovechándose de que desde hace años el Gobierno no regula las tarifas de los principales servicios y ha permitido la adquisición de otras compañías (Ono, Tele2, Jazztel, etcétera) que habían introducido competencia en el sector.

"Cabe cuestionarse por tanto la competencia real entre las tres operadoras", denuncia FACUA en su escrito a la CNMC, "y lo que puede incidir esta falta de competitividad del mercado en las decisiones del consumidor a la hora de contratar. Si la práctica totalidad del mercado está ocupado por ellas e igualan sus precios prácticamente a la vez, el usuario se verá obligado a aceptar la subida impuesta unilateralmente al no disponer de una alternativa real a la que portar los servicios de telefonía, internet y televisión a otra empresa del sector".

FACUA se atiene en su denuncia a la Ley de Defensa de la Competencia de julio de 2007 que " prohíbe todo acuerdo, decisión o recomendación colectiva, o práctica concertada o conscientemente paralela, que tenga por objeto, produzca o pueda producir el efecto de impedir, restringir o falsear la competencia en todo o parte del mercado nacional". En concreto, añade, "los que consistan en la fijación de forma directa o indirecta de precios o de otras condiciones comerciales o de servicio".

Subidas encadenadas desde 2015

Facua recuerda que Movistar ha subido hasta en seis ocasiones sus tarifas convergentes Fusión desde mayo de 2015, cuando por primera vez las incrementó en 5 euros después de que lanzara en septiembre de 2012 estas modalidades bajo el anuncio de que mantendría sus precios "para siempre". La segunda, de 3 euros, fue en enero de 2016; y la tercera, de entre 2 y 5 euros, en julio de ese mismo año.

A estas le siguieron las tres subidas en 2017: 5 euros más al mes en febrero para las ofertas del paquete Fusión (a cambio de ofrecer más datos); en abril, otros 5 euros las tarifas de Fusión Contigo; y en junio, se  incrementó en un 33% el coste de los GB cuando los clientes exceden de lo contratado (de 1,5 a 2 céntimos por mega extra). Ahora, la última subida de la compañía se produce este mes de febrero, en 2018, al volver a incrementar Movistar otros 5 euros en sus paquetes Fusión.

Por su parte, Vodafone ha seguido de cerca el comportamiento de Movistar, según Facua. La compañía también se apuntó a la subida de 2015 de tarifas y lo hizo entre 1 y 2 euros los planes convergentes de Vodafone. En 2016, el incremento fue de entre 2 y 3 euros.

Ya en abril de 2017, volvió a aumentar en 3 euros sus tarifas Vodafone One S y M y 5 euros en el caso de las One L. Ahora, en febrero de 2018, la compañía ha subido de dos a 4 euros todas sus tarifas de telefonía, internet y televisión Vodafone One.

Orange no se ha quedado atrás y también ha seguido el ritmo de sus homólogas, según denuncia la asociación de consumidores. Al igual que Movistar y Vodafone, Orange también se sumó a la subida de tarifas en 2015, cuando aumentó en 2 euros los planes convergentes Canguro Ahorro y Sin Límite.

En febrero de 2017, aumentó el precio de sus tarifas convergentes Love entre 2 y 5 euros. Y ahora en febrero de 2018, un año después de esa última modificación unilateral de tarifas, las ha vuelto a incrementar: sus paquetes Love Familia sin límites y Love Familia total con 500 megas serán 5 euros más caros que hace un año; el Love Esencial con 50 megas, 3 euros y el conocido como Love sin límites, 2 euros.