Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cecilia Bonet | Responsable en España de BNP Paribas

Bonet: “Hay que apoyar la creación de campeones europeos”

“Hay mucho interés de los inversores por sectores como la energía y las infraestructuras”

Cecilia Boned posa en la nueva sede de BNP Paribas en Madrid tras la entrevista.
Cecilia Boned posa en la nueva sede de BNP Paribas en Madrid tras la entrevista.

La octava edición del foro financiero Spain Investors Day (SID) reunirá en Madrid a las grandes empresas cotizadas españolas y a los inversores internacionales los próximos 9 y 10 de enero. Cecilia Boned sustituyó en octubre pasado a Ramiro Mato al frente de BNP Paribas en España, la entidad encargada de hacer la convocatoria de los grandes fondos que acudirán a este evento.

Pregunta. ¿Cómo se presenta esta edición del SID?

Respuesta. Se presenta muy bien. Yo destacaría dos cosas de esta edición. La primera es que hemos conseguido atraer a más inversores de EE UU y del Reino Unido. Eso es muy positivo porque significa que seguimos despertando mucho interés fuera. El otro factor reseñable es que se ha elevado el perfil de los ponentes por parte de las empresas. La mayoría de ellos ocupan puestos de gran responsabilidad en el management de las compañías lo que va a permitir que los debates sean más interesantes e intensos.

P. ¿Qué interesa y qué preocupa de España a los grandes fondos?

R. Hay varios factores que hacen de España un destino atractivo para la inversión. En primer lugar, el entorno económico es muy positivo. Crecemos por encima de la media europea y si las previsiones no yerran volveremos a hacerlo en 2018. También es importante que hemos logrado hacer de la española una economía muy competitiva. El ejercicio que se ha hecho en este país tras la crisis probablemente sea un caso de estudio. Las grandes empresas han hecho sus deberes: se han desapalancado y han ido a buscar nuevos mercados exteriores. Otro factor suscita interés es el diferencial de evolución de la Bolsa española frente a otros mercados, lo que significa que hay oportunidades financieras.

P. Solo ha destacado los aspectos positivos. Pero, ¿qué dice de los riesgos como la incertidumbre política en Cataluña?

R. No creo que sea un elemento que reste atractivo porque se trata de un factor muy puntual [la entrevista se realizó el día de las elecciones autonómicas catalanas]. Obviamente restará algunas décimas al crecimiento, pero no modifica los fundamentales de nuestro país ni cambia la visión a largo plazo de los inversores.

P. ¿En qué sectores detecta más interés de los inversores?

R. En el SID vamos a tener todos los sectores representados. Es verdad que, por las circunstancias globales, hay mucho interés por todo lo que tenga que ver con las infraestructuras y la energía. Son temas que, en general, despiertan gran atención en toda Europa.

P. ¿Cree que la imagen del mercado español entre los inversores ha podido verse perjudicada por la injerencia del Gobierno en la guerra de opas sobre Abertis?

R. No lo creo. De algún modo, siempre existe la tentación en todos los países europeos de intentar dar prioridad a soluciones nacionales para sus empresas. Hay ejemplos en todos los mercados y eso no daña la economía. Dicho esto, lo que es verdad es que entre todos tenemos que fomentar campeones europeos en los sectores estratégicos.

P. ¿Por qué es importante?

R. Crear empresas fuertes permite mantener las sedes y los equipos directos en Europa, además de destinar localmente presupuestos para el desarrollo y la inversión. Todo ello contribuye a hacer la zona euro un lugar más atractivo para invertir.

P. En 2017 hubo un repunte de los movimientos de concentración en España. ¿Por qué? ¿Continuarán en 2018? ¿En qué sectores?

R. Las cifras de 2017 están muy influidas por Abertis. En general se detecta interés en infraestructuras y energía. Este último sector será uno de los grandes retos en los próximos años porque todo el mundo estudia cómo proveer energía más limpia y barata para el consumidor. Eso hace que sea un negocio que camine hacia una mayor consolidación. También hay necesidad en todo el mundo de crear operadores globales y eficientes en la actividad hotelera.

P. El BCE insiste en que el sector financiero español todavía tiene margen para concentrarse más. ¿Lo comparte?

R. Ya ha habido una consolidación muy importante. España es un ejemplo de concentración bancaria. Probablemente aún queden algunos actores pendientes de participar en algún movimiento, pero en nuestro mercado financiero se han hecho los deberes, y se han hecho bastante bien porque tenemos un sector bancario sólido que es un referente para el resto de Europa.

P. Tras un inicio prometedor en 2017, el mercado primario español se secó tras el verano. ¿Volverán las salidas a Bolsa?

R. Las condiciones de mercado para las OPV probablemente sean mejores porque, además del favorable entorno económico, es posible que el tema catalán nos penalice menos. Además, el interés de los inversores por la renta variable se mantiene, ya que seguimos estando en un periodo de tipos históricamente bajos. En España tenemos un reto porque tenemos grandes multinacionales y empresas muy pequeñas. La reestructuración industrial que nos espera consiste en consolidar esas pequeñas compañías para que sean medianas y tengan así acceso a los mercados de capitales.

P. Un aspecto que cuenta cada vez más en las decisiones de los inversores internacionales es el gobierno corporativo. En España, la CNMV se ha quejado de la falta de transparencia en muchos esquemas retributivos de los consejeros de las cotizadas. ¿Cree que hay margen de mejora?

R. Por su puesto que hay recorrido. Las grandes empresas son las primeras en adaptar esos cambios y luego hay que ir empujando al resto de compañías. Hay que seguir trabajando en esa línea.

P. ¿Qué supone el cambio al frente de la dirección de BNP Paribas en España?

R. Somos un banco muy consolidado. BNP Paribas es la primera entidad extranjera en España y, si comparamos actividad generada, el sexto banco del país. Ramiro Mato hizo una labor fantástica al fomentar el crecimiento y las ventas cruzadas entre las distintas unidades de negocio. Mi misión es continuar esa labor. También es verdad que estamos en un momento que nos obliga a transformar nuestra forma de trabajar para acompañar a los clientes en aspectos como las transformación de su modelo de negocio o la digitalización.