Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La factura de la luz ha subido un 10,8% en 2017, según Facua

La asociación de consumidores denuncia "la pasividad del Gobierno" y le acusa de no actuar para reducir la tarifa

Recibo de la luz
Bombillas LED.

La factura de la luz de un usuario medio acogido a la tarifa regulada se ha encarecido un 10,8% en este 2017 con respecto al año pasado, según el análisis de Facua-Consumidores en Acción. En concreto, el recibo se ha elevado a 75,59 euros mensuales (impuestos indirectos incluidos), frente a los 68,2 euros de 2016, lo que supone unos 7,39 euros más, según los cálculos de la asociación. El estudio se ha realizado a partir de las tarifas del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC); es decir, la tarifa regulada que tienen en torno a la mitad de los consumidores de España, aplicadas entre el 1 de enero y el 29 de diciembre.

En el acumulado del año, el montante total de la factura de la luz para un usuario medio asciende a unos 907,08 euros, lo que representa 88,63 euros más que los 818,45 euros abonados a lo largo de 2016. El ministro de Energía, Álvaro Nadal, anunció a principios de año que estimaba una subida de en torno a 100 euros, por lo que se ha quedado algo por debajo. Asimismo, en noviembre, el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, manifestó que el precio para los consumidores con tarifa regulada se mantendría por debajo de 2015, aunque superaría los de 2016.

Además, Facua denuncia el "brutal" incremento en las tarifas de la energía consumida del 16%. Así, señala que el precio del kilovatio/hora (kWh) pasó de los 13,28 céntimos que representó en 2016 a 15,41 céntimos en este año. Asimismo, señala que la tarifa por la potencia contratada ha bajado un 2,1%. Así, en todos los meses de 2017 fue de 4,36 euros por kW, mientras que en 2016 ascendió a 4,46 euros/kW.

En 2017, el mes con las tarifas más caras fue enero, en el que el usuario medio tuvo que abonar una factura de 87,81 euros, seguido de diciembre, con un recibo de 80,65 euros (con las tarifas aplicadas hasta el día 29). Los recibos más bajos se registraron en los meses de marzo y abril, en los que representaron una media de 70,96 y 70,98 euros, respectivamente.

En 2016 la factura más elevada para el usuario medio había sido la de diciembre, 80,23 euros, frente a los 60,03 euros de abril, el mes menos caro. este estudio afecta a los usuarios con contadores tradicionales o digitales aún no adaptados a la telegestión, y para un usuario medio con un consumo de 366 kWh al mes y con una potencia contratada de 4,4 kW.

La asociación denuncia "la pasividad del Gobierno ante la escalada tarifaria, que denota su escandalosa complicidad con las eléctricas para ayudarles a seguir engordando beneficios anuales milmillonarios a costa de mantener unos escandalosos índices de pobreza energética".

Asimismo, critica que, además de no actuar para reducir unas tarifas que están entre las más elevadas de la UE, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital haya decidido recortar el descuento que representa el bono social, "además de establecer limitaciones desproporcionadas para acceder a él".

La OCU critica la subida del gas

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha criticado hoy la "fuerte subida" del precio del gas a partir del próximo lunes y ha señalado que supondrá que un hogar con un consumo medio verá que por el mismo importe que abonaba en 2017, ahora tendrá 21 días menos de suministro de gas.

La OCU ha recordado que este incremento solo afecta a los clientes con tarifa TUR, y que los hogares que están en el mercado libre con tarifas pactadas con su comercializadora la subida no se aplicará de manera directa, aunque es previsible que el incremento de precio se deje sentir en las próximas revisiones de tarifa. La subida del gas afectará tanto a los hogares con tarifa 3.1, para quienes la subida será del 7,1%, como a los que tienen contratada la tarifa 3.2, cuyo incremento será del 8,2 %, explica en un comunicado.

Esta "importante subida" solo será en parte paliada por la revisión del precio del alquiler del contador, que se reduce significativamente y recorta en 13,5 euros el total de la factura anual del gas, ha comentado. Aunque la OCU ha recordado que el precio regulado es trimestral y el próximo mes de abril podría bajar (o volver a subir) es en estos meses de invierno cuando se produce el mayor consumo de gas.