Un grupo de acreedores amenaza a Abengoa con ejecutar los bonos suscritos

Una veintena de bonistas ha preparado un requerimiento a la empresa exigiendo el pago antes del lunes

Tras la denegación por parte del juez de Sevilla Pedro Márquez de la petición de Abengoa de un “complemento” y reclamaciones a la sentencia en la que aceptaba la impugnación del plan de refinanciación de un grupo de acreedores, una parte de estos prevé enviar hoy un requerimiento a la empresa. En el documento, se insta a Abengoa a hacer efectivo el pago de la deuda antes del lunes. En caso de no pagar, anuncian que presentarán demanda de ejecución de los bonos suscritos, que ascienden a unos 10 millones de euros, a los que habría que añadir un 30% de intereses.

Planta solar de la empresa Abengoa en la localidad de Sevilla de Sanlúcar la Mayor.
Planta solar de la empresa Abengoa en la localidad de Sevilla de Sanlúcar la Mayor. PACO PUENTES (EL PAIS)

El juez notificó a Abengoa en un auto del pasado viernes que la sentencia del 29 de septiembre es firme y que contra ella no cabe recurso, por lo que la compañía tendrá que asumir el pago a los bonistas. El rechazo del titular del juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla a la petición de Abengoa de aclaraciones y añadidos, ha tenido una reacción inmediata. El bufete Zamora De Claver, que representa a una veintena de bonistas, ha preparado una carta de requerimiento que remitirá por burofax al presidente de Abengoa, Gonzalo Urquijo, en el que le insta a hacer efectivo el pago de 10 millones más intereses.

Además de este grupo, en el que figuran las familias Fernández de Bobadilla y Melgarejo, otros acreedores no firmaron el acuerdo. Entre ellos se encuentran particulares y sociedades extranjeras como la aseguradora Zurich, Portland General Electric Company y Export-Import Bank of the United States. El total de la deuda asciende a unos 216 millones de euros, según fuentes de su entorno, aunque la sociedad solo ha reconocido 72 millones.

El auto del juez Márquez no cambia el sentido de la sentencia. Abre, además, la puerta a la posibilidad de que los bonistas que sí se adhirieron al plan de refinanciación después de que se alcanzara el 75% de seguimiento también puedan solicitar la invalidación del acuerdo. Si alguno de los acreedores que firmaron diera marcha atrás, el golpe para Abengoa podría ser definitivo.

La sociedad ya recibió un fuerte revés con la citada sentencia. Fue entonces remitió al juez dos escritos, uno de “aclaraciones” y otro de “complemento”, con lo que trataba de determinar la cuantía exacta a devolver y si era posible adscribir a los reclamantes a la opción menos dura del plan de viabilidad que contempla quitas del 70% en lugar del 97%. Pero el juez lo ha rechazado todo.

Situación límite

Abengoa sí ha logrado un eximente (o waiver), de manera que los principales bancos y fondos que recapitalizaron el grupo dentro del plan de refinanciación se han comprometido a que si se hace el pago a los inversores díscolos, esto no sea considerado motivo de terminación de los acuerdos. Así se lo comunicó el martes a la CNMV. La empresa admite que la deuda reclamada supera las previsiones del plan, por lo que los pagos anticipados la colocarían en una situación límite.

El problema para Abengoa es que esa estrategia se basa en los 72 millones, pero si se reconocen los más de 200 que reclaman los acreedores, estaría asentándose en un supuesto erróneo. Y si no paga, se sitúa ante un presupuesto objetivo de concurso necesario, al que se vería abocado si cualquier acreedor lo insta. Otra opción sería solicitar otra vez la aplicación del artículo 5bis (el preconcurso de acreedores), lo que implicaría que tendría cuatro meses más para negociar.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS