Los sindicatos exigen que “se cierre el pacto salarial o se cierre la negociación”

Sordo y Álvarez esperan que el acuerdo llegue antes de acabar el mes de julio

A la izquierda, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, junto a su homólogo en la UGT, Pepe Álvarez
A la izquierda, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, junto a su homólogo en la UGT, Pepe ÁlvarezEmilio Naranjo (EFE)

Después de que la semana pasada la ministra de Empleo, Fátima Báñez, reclamara que se llegue “cuanto antes” a un pacto con un incremento de sueldos significativo, los sindicatos ya no ven excusas para cerrar el acuerdo. “O se cierra el acuerdo de salarios o se cierra sencillamente”, ha declarado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, tras la reunión de su ejecutiva con la de CC OO, la primera después de la elección de Unai Sordo como nuevo líder de este sindicato.

El razonamiento de este último para exigir que se acabe ya con la negociación —“espero acabar en los próximos días”— es que ya han pasado siete meses de 2017 y que “en septiembre hay poco que guiar en la negociación colectiva”. Porque el acuerdo salarial no es más que marcar unas referencias o consejos para los negociadores de convenios colectivos en empresas y sectores.

De lo que ha trascendido hasta el momento, parece que hay acuerdo en la banda de incremento para este año: entre un 1,2% y un 2,5%. Sin embargo, hay diferencias en la inclusión de una cláusula de revisión salarial que garantice el poder adquisitivo de los trabajadores si los precios suben finalmente más de lo pactado. Para los sindicatos, la inclusión de esta cláusula es irrenunciable. Pero los empresarios rechazan ceder en este punto. Por el momento, parece que la solución podría estar en pactar una cláusula con una redacción que hiciera difícil su entrada en vigor.

En la reunión de ambas ejecutivas, se afianzó, según ambos líderes, la unidad de acción de ambos sindicatos. Tanto Sordo como Álvarez resaltaron la importancia de que ambos sindicatos mayoritarios caminen juntos en sus reivindicaciones y acciones ante empresarios y Administración."Goza de buena salud", apuntó Álvarez.

En esta ocasión, estas declaraciones no son a beneficio de inventario. Desde que Álvarez se hizo cargo de la secretaría general de UGT, las relaciones entre ambas centrales no han sido tan fluidas como lo fueron en la época de Cándido Méndez.

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS