Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wanda vende por 8.100 millones parte de su cartera de hoteles para reducir deuda

La compañía china de Wang Jianlin, en el punto de mira de los reguladores, se deshace de 76 hoteles y acciones en 13 complejos turísticos

Wang Jianlin, en la inauguración de un complejo turístico de Wanda en la ciudad china de Harbin.
Wang Jianlin, en la inauguración de un complejo turístico de Wanda en la ciudad china de Harbin. EFE

El conglomerado Wanda, uno de los gigantes inmobiliarios y del entretenimiento de China, ha decidido deshacerse de parte de sus propiedades con el objetivo de reducir deuda. El grupo presidido por Wang Jianlin anunció este lunes la venta de varios de sus activos, concretamente 76 hoteles y una participación del 91% de 13 complejos turísticos, al promotor inmobiliario chino Sunac. El grupo ingresará más de 8.100 millones de euros por la operación, una de las más grandes de la historia del sector inmobiliario en el país asiático.

Ambas compañías anunciaron la operación en un comunicado en su página web. Wanda no ahondó en las razones detrás de una venta de este calibre, pero en una entrevista a la revista económica Caixin, Wang aseguró que los fondos obtenidos serán utilizados "en su totalidad" para pagar préstamos. "Wanda Commercial Properties (la división inmobiliaria del conglomerado) planea devolver la mayoría de sus préstamos bancarios este año", dijo el magnate chino.

Wanda, junto a otras cuatro grandes empresas chinas que han expandido sustancialmente sus activos dentro y fuera del país en el último lustro, está en el punto de mira de las autoridades por sus inversiones. El regulador bancario instó a las entidades financieras chinas a entregar información sobre su exposición en estas grandes empresas para evitar "riesgos sistémicos para la economía". En este sentido, el movimiento de Wanda podría ser una forma de despejar dudas sobre su capacidad de hacer frente a la deuda, cuya cifra total no se conoce porque la gran mayoría de sus filiales no cotizan en Bolsa.

Inicialmente un grupo dedicado a la promoción inmobiliaria, Wanda ha ido diversificando su negocio y se ha expandido en áreas como el turismo, los deportes o el cine. También ha adquirido numerosos activos fuera de China, como la productora de Hollywood Legendary o la cadena de cines AMC. En España, el grupo es propietario de un 20% del Atlético de Madrid e indirectamente de Cinesa.

Conscientes de la volatilidad del sector del ladrillo en China, Wang Jianlin se propuso depender cada vez menos de la industria que lo lanzó al estrellato. Para varios expertos, la operación anunciada este lunes es también una forma soltar lastre y acelerar esta conversión hacia un conglomerado con un mayor enfoque en áreas como el deporte o el cine. Pero también supone un claro paso atrás en la apuesta del grupo por turismo, un sector que goza de muy buenas perspectivas en el país ante el aumento de la clase media y su predisposición a viajar.

De hecho, hasta hace muy poco una de las patas del crecimiento de Wanda pasaba por los llamados "proyectos culturales y de turismo", complejos enormes de viviendas, hoteles, centros comerciales y parques de atracciones situados cerca de ciudades de segundo nivel. Si hace un año Wang se encaraba con Disney por haber entrado a lo grande en China con un parque temático en Shanghái, ahora ha decidido desprenderse de prácticamente la totalidad de este negocio vendiéndoselo a Sunac.

Más información