Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toxo cree que se está incubando una nueva crisis de empleo

El saliente secretario general de CC OO pide revisar la Constitución y la dimisión de Montoro

Ignacio Fernández Toxo, que se despide como secretario general de Comisiones Obreras (CC OO) este sábado, cree que se está incubando otra crisis de empleo sin salir de la actual. En un discurso no exento de emociones en el que reconoció las tarjetas black como el mayor disgusto de su mandato, pidió ayer una reforma de la Constitución para cambiar el de modelo territorial y la dimisión del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por la amnistía fiscal. El sustituto será Unai Sordo, que ampliará la Ejecutiva de 14 a 15 miembros.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, junto a la viuda de Marcelino Camacho, Josefina Samper Rojas (con los brazos en alto) y una de sus hijas, durante la inauguración del XI Congreso Confederal de CCOO. Ampliar foto
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, junto a la viuda de Marcelino Camacho, Josefina Samper Rojas (con los brazos en alto) y una de sus hijas, durante la inauguración del XI Congreso Confederal de CCOO.

“España no está saliendo de la recesión de forma sana”, dijo Toxo en su informe al 11º Congreso Confederal. “Es innegable que se ha salido de la recesión; pero la crisis no está superada y no se superará hasta que el conjunto de la ciudadanía recupere los estándares de calidad perdidos y los derechos vulnerados por la gestión neoliberal”, añadió.

En ese sentido, dijo que son necesarios unos Presupuestos “expansivos” para los próximos ejercicios. Sobre el techo de gasto, del que se teme “lo peor”, considera que es “capital y fundamental” para lo que se pueda llegar a alcanzar en el diálogo social y para su traslación a las normas y a las acciones de Gobierno. En este punto, Toxo alentó la movilización: “Tenemos que pasar a la ofensiva, ya que hemos dedicado mucho espacio a la lucha defensiva y con escaso éxito”.

Luego centró el ataque en el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. “Hay que tener desvergüenza para seguir en el Gobierno sin dimitir tras el varapalo que le ha dado el Tribunal Constitucional al anular la amnistía fiscal”, subrayó, para después cambiar de tercio y pedir una revisión de la Constitución y reformar el modelo territorial. Le escucharon los dirigentes de PSOE, Podemos y Ciudadanos, así como los lideres patronales. A estos les señaló que “ya saben lo que tienen que hacer” para mejorar las relaciones. Es decir, cerrar el acuerdo salarial, estancado casi un año.

Nueva Ejecutiva

Toxo justificó su marcha como un paso a la renovación generacional. Su sustituto, Unai Sordo, cuyo nombramiento será votado esta tarde, ampliará de 14 a 15 los miembros de la Ejecutiva. En ella seguirán Fernando Lezcano, hombre de confianza de Toxo, como secretario de Organización, y Carlos Bravo, actual sceretario de Políticas Públicas. Mientras, Ramón Górriz, otro de los más cercanos a Toxo, dejará la Acción Sindical para pasar pilotar de el gabinete de la Secretaría General.

Para Sordo, como para Toxo, la unidad de acción con UGT es un signo de identidad. Para Toxo, no obstante, hay que “reforzarla”, y al tiempo impulsar el “reconocimiento” del colectivo sindical. Como la lucha contra la corrupción, contra las que el sindicato “está vacunado”, después de la negativa experiencia de los ERE de Andalucía y, sobre todo, de las tarjetas black, que para Toxo fue el mayor disgusto de su mandato. “Son una mancha en nuestra historia, no vale decir que no sabíamos nada de su existencia”, dijo.