Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz Ferrán consigue su primer permiso carcelario tras escribir al juez que está arrepentido

El juez de Vigilancia Penitenciaria autoriza una salida de cuatro días al expresidente de la CEOE tras recibir una misiva del empresario pidiendo “encarecidamente perdón”.

Gerardo Diaz Ferran Ampliar foto
Gerardo Díaz Ferrán, durante un juicio.

El titular del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, ha dictado un auto por el que concede el primer permiso penitenciario al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, encarcelado desde hace cuatro años y medio por el saqueo del Grupo Marsans. El magistrado ha tomado la decisión tras recibir los informes favorables de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Soto del Real, y de la fiscalía, además de una carta de Díaz Ferrán en la que este asegura sentirse “completamente arrepentido por el daño innecesario causado”.

El empresario remitió al juez una carta en la que pedía “una oportunidad” para vivir con su familia “honradamente en libertad” el tiempo que le quede. La salida será dentro de cuatro días. En el auto, fechado el pasado lunes, el juez Castro destaca que el que fuera máximo representante de los empresarios cumple “los requisitos legales” para obtener permisos penitenciarios de hasta siete días de duración cuya finalidad es la “la preparación para la vida en libertad”. Díaz Ferrán está clasificado en segundo grado penitenciario y ha cumplido no solo la cuarta parte de la condena como marca el reglamento, sino incluso la mitad de la misma desde el pasado 26 de noviembre.

Además, recalca que “no constan sanciones ni incidencias negativas” durante su estancia en prisión. Pese a que el magistrado reconoce que hay causas que podrían dificultar la concesión del permiso —como la falta de firmeza en la sentencia de las tarjetas black o que no haya hecho frente a las responsabilidades civiles a las que ha sido condenado por su situación de insolvencia— considera que puede disfrutar de este primer permiso.

Sentirse arrepentido

Eel juez Castro destaca la carta que Díaz Ferrán remitió al juzgado el pasado 21 de febrero. En la misma, el expresidente de la CEOE asegura sentirse “completamente arrepentido” por el daño causado tanto a los afectados por su actuación como “a la sociedad”. Por ello, el preso pide “perdón encarecidamente a todos y cada uno de cuantos he podido perjudicar” y asegura que en el tiempo que lleva preso ha iniciado “un camino de reconstrucción personal donde lo más difícil ha sido recapacitar por el dolor causado a las personas y familias afectadas” y, sobre todo, a la suya “que ha sufrido lo indecible por esta situación, sumándose a ella discriminaciones laborales” con sus hijos.

En la misiva, el empresario asegura que pretende demostrar que es una persona rehabilitada, “que acata y respeta las normas establecidas” y por ello muestra su deseo de volver a ser libre para integrarse de nuevo socialmente “dejando atrás este episodio amargo y nefasto de mi vida”. El expresidente de la CEOE insiste en que su estancia en prisión le ha ayudado a comprender “que no hay nada que pueda remplazar la libertad y el estar a la lado de la familia”.