Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMV prohíbe especular a la baja con acciones de Liberbank durante un mes

Los títulos del banco se disparan en Bolsa el 41% tras diez sesiones seguidas a la baja

Sede de Liberbank en Oviedo. REUTERS / ATLAS

La CNMV ha decidido este lunes salir en defensa de Liberbank, antes de que el deterioro de su cotización bursátil desencadenara una fuga de depósitos como la que acabó con el Banco Popular. El supervisor prohibió durante un mes las ventas en corto (bajistas) de acciones de la entidad, después de que estas encadenaran diez sesiones a la baja, con desplomes cercanos al 18% el jueves y el viernes, que llevaron a la acción a perder el 44% de su valor. El regulador entiende que esos movimientos especulativos solo están relacionados con la resolución del Popular, que hizo perder todo su dinero a los accionistas, y no se compadecen con el estado real de Liberbank. La medida ha tenido un efecto inmediato sobre la cotización de Liberbank, que se ha revalorizado un 41,2%.

Nada más iniciarse la sesión bursátil y ya con la prohibición sobre las operaciones en corto, los títulos de Liberbank se han disparado, con subidas de hasta el 36%. Al final, las acciones del banco se han revalorizado un 41,2%, hasta 0,96 euros por título, frente a los 0,68 del pasado viernes. La capitalización bursátil se eleva hasta los 891 millones de euros.

"Tras valorar todas las circunstancias concurrentes, y en particular la evolución durante los últimos días de la cotización de la acción de Liberbank, S.A. (que se ha visto afectada por fuertes descensos y una alta volatilidad en un contexto en que no hay informaciones negativas difundidas por la entidad ni pendientes de difundir según la propia Liberbank, S.A.) y la muy probable relación de dicha evolución con la actuación de resolución decidida por la Junta Única de Resolución el 7 de junio de 2017 con respecto a Banco Popular Español, S.A., la CNMV ha considerado apropiado prohibir la realización de ventas en corto y operaciones similares con respecto a dicho valor", ha señalado el supervisor en un comunicado.

En concreto, la CNMV prohíbe durante un mes, hasta el 12 de julio próximo incluido, "la realización por cualquier persona física o jurídica de ventas en corto y de operaciones que creen un instrumento financiero o estén vinculadas a un instrumento financiero, y cuyo efecto, o uno de cuyos efectos, sea conferir una ventaja financiera a dicha persona física o jurídica en caso de que disminuya el precio o valor de las acciones de Liberbank", según el citado comunicado. En principio, la posición no afecta a quienes tengan ya posiciones bajistas, que podrán mantenerlas o cerrarlas. Eso sí, quienes tomen nuevas posiciones bajistas estarían cometiendo una infracción muy grave.

Fuentes de la CNMV han explicado que la decisión de prohibir la venta en corto de Liberbank se toma para evitar que los “movimientos desordenados” de los últimos días produjeran una situación de “desconfianza del mercado” en el banco. Afirmó que no había detectado retiradas significativas de depósitos en Liberbank, pero que en valores bancarios una situación de desconfianza sí puede acarrear ese resultado. Fue lo que pasó en el Popular y lo que, a la postre, acabó matándolo.

¿Por qué Liberbank sí y otros no?

El supervisor ha restringido esta prohibición solo a las acciones de Liberbank a pesar de que otros valores también han resultado atacados por los especuladores bajistas en las últimas sesiones. Fuentes de la CNMV han explicado que la decisión se ha tomado sobre Liberbank y no sobre otros por el hecho de que sea un banco, “por el tipo de emisor”, que hace que los vaivenes de la cotización de la acción afecten más intensamente a su funcionamiento, por ejemplo, ocasionando una fuga de depósitos. En todo caso, descartan que sea un intento de proteger al sistema financiero español. “El objetivo fundamental de la medida no es evitar un riesgo inminente sobre el sistema bancario en su conjunto, sino evitar la desconfianza del mercado en Liberbank”, han afirmado. De hecho, descartan las fuentes que se haya pensado en extender la prohibición de cortos a otras entidades bancarias cotizadas.

Aunque admiten que la medida tiene que ver con la caída del Popular, que "explica en parte la de Liberbank por el impacto que tuvo la resolución sobre los accionistas y tenedores de deuda", la CNMV también ha querido remarcar las diferencias entre ambas entidades, que justifican las distintas actuaciones. Por un lado, el supervisor señala la frágil situación del Popular “con grandes pérdidas el año pasado y su reconocida necesidad de una ampliación de capital o una fusión. Ese no era el caso de Liberbank y es una diferencia importante”. La otra, señalan, hay que buscarla en las posiciones cortas, muy superiores en el caso del Popular. “Las posiciones cortas en Liberbank eran reducidas. Por eso se toma la medida preventiva ahora, antes de que fueran demasiado altas, porque es más eficaz”.

Se excluyen de la prohibición algunas operaciones de creación de mercado, cobertura o las referidas a índices en los que esté presente Liberbank. La Autoridad Europea de Mercados de Valores (ESMA) ha emitido hoy su opinión en relación con la medida acordada por la CNMV considerando que es apropiada y proporcionada y que su duración está justificada, según ha explicado el supervisor español. La CNMV ha señalado que la decisión se ha tomado “de forma independiente”, tras consultar con la Autoridad Europea de Mercados (ESMA), que la considera “adecuada, proporcionada y correcta en su duración” y tras haber contactado con el Ministerio de Economía, el Banco de España y la propia entidad.

¿Qué son las posiciones cortas y qué hacen los bajistas?

La Bolsa de Madrid
La Bolsa de Madrid EFE

La toma de posiciones cortas es una operativa bursátil que utilizan los inversores especuladores cuando prevén que el mercado va a bajar o está sujeto a mucha volatilidad.

En líneas muy generales, los bajistas son aquellos que alquilan acciones (a cambio de unos intereses) a un inversor. El especulador considera que la acción va a caer, así que vende esas acciones en el mercado y cuando han bajado hasta determinado precio, las vuelve a comprar. ¿Qué gana? Se embolsa la diferencia entre la venta y la compra, menos el alquiler que tiene que pagar al inversor original.

Por ejemplo, pongamos que unas acciones cotizan a 100 euros. El bajista, que piensa que se van a desplomar hasta los 50 euros. Las alquila a un accionista y las vende mientras están a 100 euros. Y cuando llegan a 50 euros, las compra otra vez. Si todo ha salido como esperaba, gana 50 euros por el camino. De ahí, pagará el alquiler pactado al accionista. Y se embolsará el resto. ¿Qué gana el accionista? Seguirá siendo accionista, con las mismas acciones, pero durante un periodo de caídas, en el que por el valor de la acción perderá dinero, rentabiliza en parte los títulos gracias al alquiler que cobra. El bajista gana dinero, aunque se arriesga a que las acciones no caigan y tenga que pagarlas igual, así como a abonar su alquiler pase lo que pase.

Desde el año 2010, la CNMV exige que se le comunique toda posición corta sobre cualquier cotizada española que exceda al 0,2% del capital social y hace públicas las que superen el 0,5% del capital.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información