Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento cuantifica en más de 36 millones de euros las pérdidas por la huelga de estibadores

El tercer día de paros en los puertos españoles registra de nuevo un seguimiento casi total

Madrid / Algeciras

El tercer día de huelga de estibadores portuarios de esta semana transcurre con un seguimiento casi total, al igual que en las dos jornadas anteriores (lunes y miércoles). Tampoco se están registrando incidentes y se respetan los servicios mínimos marcados por el Gobierno, con un ritmo de actividad superior al de las dos jornadas de huelga anteriores. Sin embargo, según Fomento, las consecuencias de los paros ya se notan en la economía del sector y las pérdidas superan los 36 millones de euros. Para este viernes, según Puertos del Estado, han sido nombrados 1.737 estibadores, un 15% más que el miércoles y un 55% más que el lunes.

El puerto de algeciras durante la tercera jornada de huelga de estibadores.

Las tres primeras jornadas de paro, según los datos facilitados por las Autoridades Portuarias y las empresas, dejan unas pérdidas de más de 36 millones de euros. Esto es, más de 12 millones por cada jornada de huelga. Según indica Fomento en una nota, 2,5 millones corresponden al transporte terrestre, tanto viario como ferroviario, y 5 millones a las compañías estibadoras. El resto se reparten entre el resto de los agentes que intervienen en la estiba portuaria.

Además de las pérdidas por cada hora sin trabajo de los estibadores, hay otra repercusión más preocupante para Fomento: la pérdida reputacional y los desvíos de tráficos internacionales que serán difíciles de atraer de nuevo a España. En esto ha insistido en los últimos días el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. "Tienen que negociar y lograr un acuerdo para desconvocar la huelga porque el efecto puede ser desastroso si continúan los paros convocados", ha dicho este viernes en Santander.

Casos como el de Maersk le dan la razón, ya que ha desviado 15 buques desde el inicio de la huelga y ha decidido variar definitivamente al puerto de Tánger 150.000 movimientos anuales, de los 2,4 millones que realiza en Algeciras. Si se tiene en cuenta la previsión total del Puerto de Algeciras, la consecuencia del conflicto se traduce en medio millón de movimientos menos debido a los desvíos y a la rebaja de las previsiones de crecimiento.

Pese a todo, la semana de paros está siendo atípica, ya que se esperaba mayor virulencia y una paralización total de los puertos. En cambio, el colectivo de los trabajadores se ha contenido para evitar crear una situación de inestabilidad que impida la vuelta a las negociaciones con la patronal Anesco. De hecho, para el martes 13 está previso que se retome el diálogo entre ambos colectivos para intentar evitar las nuevas jornadas de huelga. Sobre todo la primera de las convocadas (miércoles 14) que será durante 48 horas de forma consecutiva, la de mayor intensidad prevista desde el inicio del conflicto. Los estibadores también están llamados a parar durante las horas impares para el 19, 21 y 23 de junio.

Puerto a puerto

“Ni un paso atrás”. El conocido grito de guerra de la estiba guía los pasos de los 1.800 trabajadores en Algeciras. En su tercer día de huelga no se han amilanado y mantienen sus reivindicaciones en una jornada que ha transcurrido “con tranquilidad, sin incidencias y cumpliendo los servicios mínimos” durante la mañana, tal y como ha explicado el presidente del comité de Coordinadora en Algeciras, José Antonio González. A las puertas de la terminal TTI y acompañado de la líder andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, el sindicalista ha reconocido que el seguimiento “ha sido del 100%” en el puerto gaditano. La dirigente de Podemos ha mostrado su apoyo a unos trabajadores que, a su juicio, están “en peligro de extinción” por el ejemplo que suponen “en su lucha y solidaridad”.

Conforme ha ido avanzando la jornada, los camiones con mercancías se han ido acumulando en las inmediaciones de las terminales del puerto algecireño, aunque la Autoridad Portuaria no ha tenido que establecer más espacios de espera de los disponibles. Eso sí, en esta nueva jornada de paro el ritmo de trabajo en las horas pares ha sido superior al de los días anteriores.

Diego Piñel, responsable de la Federación Nacional de Transportistas Autónomos Portuarios de Andalucía y camionero en la zona del Campo de Gibraltar, ha resaltado “las pérdidas y el sufrimiento que esta huelga están ocasionando en su sector”. De hecho, ha reseñado que, con la huelga, “la espera se alarga de cinco a siete horas” y que todos aquellos camiones que hoy no se puedan cargar o descargar tendrán que esperar a la jornada de mañana sábado (en el caso de la terminal TTI) o al lunes (en el caso de la de APM).

En el puerto de Valencia se vuelve a registrar un día fluido en los accesos a las instalaciones portuarias, como han confirmado fuentes de la Autoridad Portuaria. El seguimiento es del 100% y la actividad está siendo elevada en la carga y descarga de buques durante las horas pares.

En Barcelona, la jornada de huelga vuelve a tener un seguimiento del 100% y se desarrolla sin incidentes. Además, al igual que en el resto de puertos, se cumplen los servicios mínimos, según han confirmado a Efe fuentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar. En este caso, los estibadores se han quejado de la carga de trabajo contratada en las horas en las que no se realiza el paro.

En el puerto de Bilbao la huelga discurre sin incidentes y el seguimiento es del 100%, según fuentes sindicales. Además, al igual que el lunes y el miércoles, los trabajadores se han concentrado en la entrada de las instalaciones portuarias de Santurce con una pancarta con el lema "Estibadores de Bilbao en lucha".

En los puertos gallegos, en el de Vigo la actividad es intermitente y la normalidad es la tónica del día. En la terminal de Bouzas permanecen atracados dos buques y para la tarde está prevista la llegada de otros dos, más un tercero al muelle de Guixar, según han confirmado fuentes del sector a Efe.

En Santander, han secundado la huelga todos los estibadores de servicio. Los paros afectan a dos de los tres buques con servicio de carga y descarga en este puerto. Asimismo, los estibadores de los puertos de Avilés y Gijón han secundado la tercera jornada de paros, según fuentes sindicales.

En el caso del puerto de Cartagena ha tenido una demanda de cuatro trabajadores, que han sido designados como servicios mínimos. Este puerto no se había sumado a la huelga en las jornadas anteriores porque los trabajos ya están a cargo de empresas privadas y la plantilla es muy reducida,

Más información