Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España relanza la colaboración con Rusia pese a las sanciones

Gazprom y Repsol ultiman acuerdos para desarrollar varios proyectos conjuntos

Álvaro Nadal, ministro de Energía, este lunes en Moscú.
Álvaro Nadal, ministro de Energía, este lunes en Moscú. EFE

España quiere impulsar la cooperación con Rusia dentro de los márgenes permitidos por las restricciones comerciales impuestas desde 2014 a Moscú por la UE a raíz de la política del Kremlin en Ucrania. El ministro de Energía y Turismo, Álvaro Nadal, y el ministro ruso de Energía, Alexander Nóvak, se entrevistaron este lunes en Moscú durante la novena Comisión Mixta intergubernamental hispano-rusa. La cita pretendía recuperar el contacto que se congeló tras la anexión de Crimea y la intervención en el Este de Ucrania.

“Las sanciones son de ámbito limitado y por lo tanto hay un espacio para la cooperación, para el comercio, el turismo y todo lo que hemos estado trabajando”, manifestó Nadal, según el cual España comparte “la postura común” con los países de la UE y los “equipos económicos” operan dentro del “campo de juego y las reglas” que se determinan “en otros campos políticos”. Y añadió: “Podemos trabajar en muchos proyectos”.

Paralelamente se celebró también un foro empresarial bilateral y una reunión del consejo de Empresarios Rusia-España, que presiden José Lladó y Leonid Mijelson. El primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev —el segundo cargo en la jerarquía del Estado—, recibió a la delegación española y se mostró “contento” por los contactos hispano-rusos, pese a advertir: “Nuestras relaciones con la UE no están en su mejor momento”.

Mientras tanto, la rusa Gazprom Neft y Repsol estudian la posibilidad de colaborar en el Kurdistán iraní, según informó Dmitri Drobyshev, responsable de desarrollo de Gazprom Neft, que participó en el foro, a la agencia Interfax. Ambas petroleras estudian diferentes opciones, entre ellas la exploración conjunta de varios yacimientos. Las dos compañías ultiman un acuerdo para crear una empresa mixta para la exploración geológica en unas parcelas en la región de los Janti y los Mansi (Siberia Occidental).

Gazprom Neft también negocia la compra de activos de Repsol en Janti Mansisk. Se trata de la mitad de un yacimiento descubierto en las parcelas denominadas de Karabash, según recoge Interfax. En junio de 2014, Repsol anunció el descubrimiento del yacimiento de Ourinsk en los bloques (Karabash 1 y Karabash 2) para los que logró licencia de exploración. Según la compañía española, contendría unas reservas de 240 millones de barriles de crudo.

Las relaciones económicas bilaterales no se han recuperado tras los traumas de 2014. Además de las sanciones (que limitan la financiación y el acceso a las tecnologías estratégicas y también petroleras) y las contra sanciones rusas (que bloquean las importaciones agrícolas y ganaderas), la relación bilateral ha sufrido el impacto de la caída de los precios del petróleo y la devaluación del rublo. Las exportaciones españolas a Rusia alcanzaron el récord de 2.930 millones de euros en 2012, para reducirse a 1.602 millones de euros en 2016 (caída acumulada del 45,3%). Por su parte, las exportaciones rusas a España (8.818,3 millones de euros en 2013 y mayoritariamente combustible), se contrajeron a 3.131 millones de euros en 2016.

En los dos primeros meses de este año hay un repunte (30% de incremento por las exportaciones españolas a Rusia y 57% de las exportaciones rusas a España), pero el retorno a los volúmenes anteriores a 2014 necesitará tiempo y perspectivas más amplias que los espacios limitados donde se desarrolla actualmente. En 2014, la inversión bruta total de España en Rusia fue de 123,5 millones de euros, pero en 2015 fue de 64,32 millones de euros y de enero a septiembre de 2016 llegó a los 43,38 millones de euros. El ministro Novas pronosticó, no obstante que, de continuar la tendencia actual, “en un plazo breve podemos tener las cifras que teníamos en 2013”.

Nueva empresa de pavo con inversión española

El acontecimiento concreto más destacado de esta cita bilateral entre España y Rusia fue la inauguración de Tambóskaia Indeika, una empresa productora de carne de pavo, constituida por la compañía española Fuertes y la rusa Cherkízovo en Pervomaiski (región de Tambor), que, según la información distribuida, está “llamada a convertirse en líder del mercado ruso”.

El volumen de producción de Tambóskaia Indeika es de 50.000 toneladas de carne al año y el proyecto ha supuesto la creación de un millar de puestos de trabajo directo y 5.000 indirectos en la región de Tambov. Las instalaciones, que incluyen 10.000 hectáreas de terreno para la cría del pavo, están entre las más grandes del mundo.

Eurodon, la empresa líder del sector de la carne de pavo en Rusia, con sede en Rostov, atraviesa una difícil situación al haber tenido que sacrificar a sus aves debido a la gripe aviar. El mercado del pavo en Rusia tiene un amplio potencial de expansión en relación al mercado europeo, ya saturado de carne de pavo, según Joaquín Jiménez, responsable de la parte española en Tambov. La inversión conjunta es de 130 millones de euros. En la actualidad trabajan en la empresa 15 personas españolas.

Gas natural y una estación de GPS

Por otra parte, dentro del sector de los hidrocarburos, la petrolera Novatek suministrará el total de 2,5 millones de toneladas métricas de gas licuado anuales a Gas Natural Fenosa a partir de 2019, cuando quede lista la tercera fase de la fábrica de licuefacción de gas instalada en la península de Yamal, según manifestó Leonid Mijelsón, director ejecutivo de Novatek, la mayor petrolera no estatal de Rusia. Novatek y Gas Natural Fenosa cerraron en 2013 un contrato para realizar este suministro a partir del gas de los campos de los yacimientos de sur de Tambey, al noroeste de Siberia.

Rusia no solo quiere vender gas licuado a España, sino también productos petrolíferos en terminales portuarias a partir de buques contenedores. Rosneft, la mayor compañía petrolera de Rusia está interesada en suministrar combustibles por barco a través del puerto de Algeciras, según los documentos oficiales preparados por la oficina de Medvédev para la reunión con empresarios españoles.

Además, según esos mismos documentos, Rusia y España estudian otro tipo de colaboraciones aeroespaciales y establecer una estación terrestre del sistema Glonass (el equivalente ruso del GPS) en Canarias.

Más información