Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las eléctricas comienzan a cargar los atrasos del recibo de la luz

Las compañías defienden que el efecto de la refacturación es mínimo mientras que Facua dice que se puede duplicar el importe

Recibo de la luz
Bombillas LED.

Las compañías eléctricas comenzarán a aplicar a partir de este mes una refacturación en el recibo de la luz para compensar las diferencias a su favor por las tarifas que durante tres años se aplicaron incorrectamente por un mal cálculo en la fijación de su parte regulada.

Las compañías y las asociaciones de consumidores discrepan sobre el impacto de esta medida.  Asi, Facua asegura que el recibo de los usuarios más vulnerables, con menos rentas y los que están acogidos al bono social, puede incrementarse hasta un 50% este mes de mayo, si las compañías eléctricas cargan de golpe este sobrecargo en el mes de mayo.

De forma opuesta, Endesa asegura que la regularización media será de solo 2,2 euros por cliente, aunque para una potencia de 4,4 kilovatios (kW) y un consumo de 3.000 kilovatio hora (kWh) al año, se elevará a 5,67 euros.

El Gobierno autorizó a las eléctricas a refacturar esas diferencias por los importes que se dejaron de cargar porque el Ministerio de Energía no calculó bien el coste de la comercialización de la energía eléctrica que forma parte de la tarifa semirregulada o suministrar Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). La refacturación que aplican ahora las eléctricas es consecuencia de tres sentencias dictadas por el Tribunal Supremo el 3 de noviembre de 2015.

En todo caso, las eléctricas defienden que si el cliente ha tenido un consumo pequeño, es posible que se vea beneficiado con la revisión, al vincularse el importe a la demanda. Por este motivo, los consumidores vulnerables tienen más probabilidad de sufrir una menor refacturación o de que incluso se les devuelva dinero

El Ejecutivo aprobó el modelo de comunicación que las compañías deben remitir a los usuarios para informarles de los motivos del reajuste en el cobro y les ha dado libertad para decidir si lo aplican a lo largo de varios recibos hasta el 30 de septiembre, o de golpe, como está haciendo Endesa este mes.

Las sentencias del Supremo anularon el sistema de cálculo del coste de comercialización establecido por Real Decreto 216/2014, por lo que obligó al Gobierno a modificar esta norma para establecer un nuevo método, además de autorizar a las eléctricas a que refacturen las cantidades cobradas incorrectamente desde abril de 2014. Los nuevos costes de comercialización, con los márgenes adecuados a lo establecido en las sentencias, se vienen aplicando desde el 1 de enero de 2017.

¿A quién se aplica?

La refacturación se aplica a los usuarios que durante todo o una parte del periodo comprendido entre abril de 2014 y diciembre de 2016 tuviesen la tarifa semirregulada PVPC, incluyendo a aquellos consumidores vulnerables acogidos al bono social. Si cambiaron de comercializadora o se dieron de baja, será la empresa que cobró las cantidades en esas fechas la que ahora les pase uno o varios recibos con la regularización.

 Las comercializadoras de referencia tienen hasta el próximo 30 de septiembre para facturar las cantidades correspondientes a las regularizaciones. En el recibo o recibos donde se aplique la regularización debe indicarse a qué periodo corresponde ésta y los parámetros para la facturación (potencia y energía activa), además de la cuantía correspondiente a la regularización y el número de facturas en que va a llevarse a cabo.