Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Crash’ en Abengoa: Las acciones se desploman casi el 80% con la ampliación

Con la entrada de los nuevos títulos el grupo da por finalizada su reestructuración

La planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor, Sevilla
La planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor, Sevilla

Las acciones de Abengoa se han desplomado en el mercado continuo casi el 80%, tanto las de tipo A como las de tipo B, con motivo de la entrada en cotización de las nuevas acciones (1.577 millones de títulos de clase A y 16.316 millones de clase B) de la ampliación de capital acometida por la empresa energética para compensar los créditos de los acreedores que evitaron su quiebra.

En concreto, las acciones de clase A han caído un 79,78%, hasta 0,06 euros, mientras que las de clase B han cedido un 78,18%, hasta 0,02. En pleno desplome, la compañía dio por concluido su proceso de reestructuración en una nota que envió a la CNMV. Ya ha realizado todos los pasos necesarios para evitar la quiebra a la que parecía abocada con su concurso de acreedores. Por el camino ha quedado reducido al mínimo, ha vendido activos, reducido plantilla, cambiado su cúpula y reorganizado su accionariado, para diluir a los antiguos accionistas y dar entrada a los bancos, fondos y bonistas que atesoraban su enorme deuda, que llegó a alcanzar los 9.000 millones.

Consulta la cotización de Abengoa el último mes pulsa en la foto
Consulta la cotización de Abengoa el último mes

Ante la perspectiva de que el proceso de reestructuración culminase con éxito, los dos tipos de acciones de Abengoa experimentaron en los últimos días fuertes subidas. El día 20, las acciones ya se elevaron a doble dígito y las subidas continuaron cuatro jornadas más, hasta revalorizarse más de un 100%. Desde que el lunes se supo que los 1.170 millones de la ampliación de capital estaban depositados y podía activarse la ampliación y ante la avalancha de nuevas acciones, los inversores deshicieron posiciones y la cotización se desplomó. El lunes cayeron un 1,2%, el martes un 10%, el miércoles un 15% y el jueves un 44%. La última jornada de la semana terminaron con una pérdida de casi el 80%.

Los actuales accionistas se diluyen

El acuerdo de reestructuración contempla que los actuales accionistas de la empresa pasen de controlar el 100% al 5%, mientras que los bonistas y hedge funds se hacen con el 50% de la empresa, frente al 40% para la banca acreedora. El %% restante queda en manos de los avalistas.

La entrada en cotización de las nuevas acciones hace que confluyan en la acción tanto la reestructuración del accionariado como la pérdida de valor de los títulos al aumentar el número de estos y el efecto del cambio de deuda por acciones (los nuevos accionistas pueden decidir vender las acciones recién recibidas).

Tal y como consta en el folleto de admisión entregado al regulador bursátil, tras la entrada de las nuevas acciones, tras la reestructuración Santander es el primer accionista del grupo, con el 9,63 de los derechos de voto. le sigue Crédit Agricole, con el 8,77%; Caixabank controla el 4,95%; Bankia, el 4,64%; y Popular un 4,58%.

Acciones fusionadas

Según lo acordado, la compañía unificará ambos tipos de títulos de conformidad con la ecuación de canje planteada, de manera que cada acción de clase B dará derecho a una acción nueva y por cada 1.000 acciones de clase A se recibirán 1.915 de los nuevos títulos.

En el caso de la emisión de warrants, la CNMV también verificó que cumple los requisitos de admisión a negociación. Los warrants, que dan derecho a adquirir acciones de Abengoa, han sido admitidos a negociación con fecha de hoy. La empresa ha emitido 83.049.675 warrants sobre acciones de clase A y 858.756.290 sobre acciones de clase B, informa EFE.

El pasado martes, Abengoa procedió a ejecutar la ampliación de capital aprobada por la Junta de Accionistas tras constatar que había recibido el "dinero nuevo" que los inversores se habían comprometido a inyectar en la compañía, 1.170 millones de euros, incluidos los importes refinanciados de préstamos recibidos en 2015 y 2016. El plan de rescate de Abengoa incluye que los fondos y los bancos acreedores inyectaran 655 millones de dinero nuevo y 515 millones para refinanciar préstamos recibidos por Abengoa en septiembre y diciembre de 2015 y en marzo de 2016.

Más información