Nuevo opel Crossland

Opel y PSA utilizan un nuevo modelo, el Crossland, para escenificar su unión

"Cumpliremos nuestras promesas", asegura el consejero delegado de la marca alemana ante sus nuevos dueños

Desde la izquierda: los presidentes de PSA, Carlos Tavares, Opel, Karl-Thomas Neumann, y GM, Dan Ammann, en la presentación del nuevo Opel Crossland X
Desde la izquierda: los presidentes de PSA, Carlos Tavares, Opel, Karl-Thomas Neumann, y GM, Dan Ammann, en la presentación del nuevo Opel Crossland XALAIN GROSCLAUDE / AFP

La compra de Opel por PSA flota en el aire del Salón del Automóvil de Ginebra. Ambas empresas, en presencia de GM, han escenificado este martes su nuevo estado en la presentación de dos nuevos coches de Opel, el Crossland X y el Insignia. El primer vehículo ya es fruto de la colaboración de los dos fabricantes. “Seguiremos siendo Opel, con nuestros valores y cumpliendo con nuestras promesas”, aseguró el primer ejecutivo de Opel, Karl-Thomas Neumann, aprovechando el evento.

En el público de la presentación de Opel estaban Dan Ammann, el presidente de GM, la hasta ahora dueña, y Carlos Tavares, consejero delegado de PSA Citröen. Ante ellos, Neuman ha puesto en valor la tradición de Opel (que incluye también a su hermana británica Vauxhall). Por ejemplo, al explicar la colaboración para desarrollar el Crossland X, Neumann fue enfático al explicar que ambos equipos trabajaron “como iguales”. El consejero delegado de Opel ha asegurado que la empresa cumplirá con sus promesas y ha repetido su plan de presentar 29 coches nuevos antes de 2020.

Ese modelo compartido de Opel y PSA presentado este martes comienza a fabricarse en apenas unos meses en Figueruelas (Zaragoza). Será la única y primera factoría de la marca alemana, todavía filial de la estadounidense GM, que ensamblará un modelo PSA. Pedro Bona, secretario general de UGT en Figueruelas, ve como una oportunidad para que la planta aragonesa pueda demostrar pronto a los nuevos dueños de las instalaciones que es eficaz y está lista para asumir la fabricación de modelos de las Peugeot, Citröen o DS, explica al teléfono, informa Manuel V. Gómez.

También los responsables de CC OO prefieren ver el lado positivo de la compra de Opel por el grupo francés. El secretario general de la federación de industria, Agustín Martín, habla de "oportunidad". No obstante, advierte que su organización ve la operación "con tranquilidad, pero sin pasividad". Por eso ha puesto en marcha una serie de iniciativas (petición de reuniones con los directivos del grupo y responsables políticos españoles, mociones en ayuntamientos y proposiciones no de ley en parlamentos) para asegurar el mantenimiento de las plantas, el empleo y las inversiones de PSA y Opel en España.

Ni en un sindicato ni en otro interpretan con preocupación que una de las primeras decisiones con la compraventa haya sido el freno del proyecto que iba a llevar la fabricación de los Corsa y el Adam a Figueruelas. Ven como algo normal y sin preocupación que la nueva dirección quiera desarrollar ese proyecto, conocido como 9B en la empresa, con la ingeniería de los nuevos dueños.

La operación, que se ha cerrado ayer por 2.200 millones de euros, permite el nacimiento del segundo constructor europeo tras el Grupo Volkswagen (VW). La producción de ambos equivale al 16% del mercado europeo. Anoche, durante la presentación de las novedades de VW, el consejero delegado del consorcio, Matthias Müller, valoró la noticia del nuevo grupo con deportividad -“tendremos mejores competidores”, ha explicado en un encuentro con periodistas- pero también afirmó que la industria va hacia una mayor concentración, por lo cual no descarta otras posibles fusiones si bien no quiso entrar en detalles. Seat ha invitado a este diario al Salón de Ginebra.

Por su parte, el consejero delegado de Renault y presidente de la alianza Nissan Renault, Carlos Ghosn, ha asegurado que la compra no le sorprende si bien no ha querido entrar a valorar a fondo la adquisición de Opel. La suma de los dos constructores relega a la marca francesa al tercer lugar en ventas en Europa. El directivo la ha inscrito dentro de la consolidación que cree vive la industria del automóvil y la ha vinculado con las consecuencias de la irrupción de tecnologías más disruptivas. "Las economías de escala en esta industria importan", ha dicho. Ghosn, sin embargo, ha salido a defender el mercado europeo. “No esperábamos crecer tanto en los dos primeros meses de este año, parece que el mercado es más resilente de lo que creíamos”, ha asegurado.

El 'Brexit'

La industria del motor llega a su cita suiza con la vista también puesta en el 'Brexit' y la amenaza de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump cumpla con sus promesas de políticas más proteccionistas. “Nos encontramos ante un gran número de factores de incertidumbre en el mercado europeo, con muchos cambios políticos: la salida del Reino Unido de la Unión Europea, varias elecciones, que pueden tener un efecto negativo en el negocio”, ha asegurado Johan van Zyl,el presidente de Toyota Europa. A pesar de todo, los resultados son optimistas: el año pasado el mercado europeo creció un 6,8% con respecto a 2015, añadiendo 14,6 millones de unidades, niveles similares a 2008.

Ghosn ha considerado apresuradas las valoraciones sobre el efecto del Brexit o la llegada de Trump a la Casa Blanca. “Las negociaciones con el Reino Unido no han comenzado aún y pueden tardar años. No sabemos qué va a pasar. Negociamos para estar en la misma posición que antes. Lo mismo pasa con Trump. No sabemos aún qué pasará con el tratado de libre comercio Nafta”, ha explicado el directivo de Renault.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50