Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas avisa de que Portugal presenta “desequilibrios excesivos”

Pese a la mejoras del país, Bruselas advierte de la morosidad bancaria y de la rigidez laboral

El comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici.rn
El comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici. REUTERS

Para la Comisión Europa, Portugal dejó de hacer reformas estructurales en cuanto se fue la troika del país (verano de 2014). El informe de Bruselas sobre Portugal, presentado en la mañana del miércoles por el comisario Pierre Moscovici, elogia las mejoras económicas, especialmente en la reducción del déficit, pero coloca al país dentro de los que están bajo lo que denomina “desequilibrios excesivos”, especialmente por su elevada deuda (130% del PIB) y por los activos tóxicos de la banca, aún “fuera de control”.

La Comisión Europea señala que entre sus 27 miembros, hay 12 países con problemas, seis con “desequilibrios económicos” (España, Irlanda, Alemania,Holanda, Eslovenia y Suecia” y seis con “desequilibrios excesivos”, en donde está Portugal, junto a Italia, Francia, Chipre, Croacia y Bulgaria.

En el análisis país por país, la CE señala que los problemas de Portugal son su nivel de deuda, tanto pública como privada, y los créditos impagados que aún tiene la banca en un contexto de elevado paro, aunque decreciente (en torno al 10,5%) y con una baja productividad. Recuerda el informe que el crecimiento de Portugal aún está por debajo de 2007, antes de la crisis económica, afectado por la rigidez del mercado laboral mientras que están creciendo los costes laborales. Pese a la mejora del empleo, jóvenes y parados de larga duración siguen siendo los más castigados.

A juzgar por las líneas que dedica, la máxima preocupación de la CE es la salud bancaria del país: “ El gran stock de préstamos morosos aún no se ha estabilizado y, junto con la baja rentabilidad y las amortizaciones de capital relativamente escasas, plantean riesgos a los balances de los bancos”.

En las próximas semanas, el Gobierno decidirá la venta de Novo Banco al fondo norteamericano Lone Star -en condiciones que debe aprobarla Comisión Europea- y empezará a recapitalizar el primer banco del país, Caixa Geral de Depósitos, con miles de millones de euros.

La preocupación de la CE coincide con el informe del FMI publicado en el mismo día. Según el Fondo Monetario Internacional, Portugal no tiene margen presupuestario para  crear un banco malo donde concentrar todos los activos tóxicos del sector. El FMI confirma la rebaja del déficit, pero dice que ha sido a costa de la baja inversión pública, que no se podrá sostener indefinidamente, de hecho, pronostica que en 2018 el déficit rebotará al 2,3%