Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT y CC OO anuncian movilizaciones para exigir salarios dignos

Los sindicatos convocan una primera marcha este mismo domingo contra la precarización de los sueldos

Los secretarios generales de CC OO y UGT, , Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez
Los secretarios generales de CC OO y UGT, , Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez EFE

Los principales sindicatos españoles anunciaron hoy un calendario de movilizaciones en las principales ciudades del país para reclamar "empleo y salarios dignos" ante las subidas de precios y la pérdida de poder adquisitivo. Las movilizaciones empezarán el domingo y proseguirán en las próximas semanas, según aseguraron hoy los líderes de los dos principales sindicatos, Ignacio Fernández Toxo, de Comisiones Obreras (CC OO), y Pepe Álvarez, de la Unión General de Trabajadores (UGT). En concreto, según la convocatoria distribuida, el primer acto es una manifestación este mismo domingo 19 de febrero, con concentraciones y eventos sindicales de diversa naturaleza en más de 40 ciudades de España contra el encarecimiento de la vida, la pobreza y la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones.

A la marcha prevista el domingo se sumarán partidos de izquierda representados en el Parlamento. Algunas de las concentraciones serán ante las sedes de las organizaciones empresariales de toda España y de las delegaciones de Gobierno para desbloquear la negociación colectiva sobre salarios

Estas movilizaciones, según han detallado en rueda de prensa, cuentan con el apoyo del PSOE, IU y otras organizaciones integradas en la Cumbre Social. En el caso de Podemos, el partido de Pablo Iglesias ha mostrado, de momento, su "simpatía" hacia estas protestas. "Estaban enfrascados con su Congreso. No sé si harán algo más que mostrar su simpatía en los próximos días", ha añadido Toxo.

La segunda de las protestas organizada por los sindicatos tendrá lugar el próximo 22 de febrero en forma de concentraciones ante las sedes de la organizaciones empresariales en toda España para desbloquear la negociación colectiva, empezando por el acuerdo interconfederal de convenios para 2017.

Bajada del poder adquisitivo

Los sindicatos entienden que ni el Gobierno del PP ni las organizaciones empresariales pueden "escurrir el bulto" ante la situación social. "Son culpables de lo que pasa: los precios suben deprisa y de forma descontrolada; los salarios, las pensiones y las rentas de protección pierden poder adquisitivo; la desigualdad crece y amplios sectores sociales se empobrecen", sostienen.

Mediante estas movilizaciones, CC OO y UGT también reivindican subidas salariales para recuperar poder adquisitivo, la subida de las pensiones y el restablecimiento del IPC para actualizarlas, la creación de más y mejor empleo, la instauración de una prestación de ingresos mínimos y la derogación de las reformas laborales, entre otras demandas.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha afirmado este martes, en relación a la nueva tanda de movilizaciones convocada por CC.OO. y UGT, que los sindicatos están "en su derecho de hacer y decir lo que crean oportuno". Rosell ha señalado que la CEOE ha hecho toda una serie de planteamientos en dicha negociación y que, por parte empresarial, ésta "no está cerrada, ni muchísimo menos". "Queremos hablar, además de salarios, de otra serie de temas y no nos contestan. Les hemos enviado una documentación respecto a toda una serie de temas y no hemos recibido contestación. Se lo enviaremos de otra manera", ha afirmado el dirigente empresarial durante su asistencia al Congreso de Faconauto.

Sin acuerdo a la vista

"No hay acuerdo ni por el momento tampoco reuniones. Hemos mandado sendas cartas a las organizaciones empresariales con propuestas precisas sobre la evolución salarial para 2017. Planteamos también la posibilidad de ampliar la vigencia de ese acuerdo a dos o tres años, pero ninguna demanda se ha atendido y el tiempo se ha agotado. Estamos en los minutos de prórroga y es el momento de definir si va a haber o no acuerdo", ha señalado el dirigente de CC.OO.

En todo caso, haya o no acuerdo, los líderes sindicales han subrayado que van a impulsar la negociación colectiva en las empresas con las bandas salariales propuestas a la patronal (entre el 1,8% y el 3%), rechazando cualquier propuesta de subida salarial que parta del 0%.

Los sindicatos también se movilizarán el día 22 en el sector público. Aunque no han explicado en qué consistirán las protestas en este ámbito, es posible que se realice una concentración ante el Ministerio de Hacienda.

CC.OO. y UGT continuarán movilizándose en marzo, con protestas y actos centrados en la negociación colectiva, aunque aún tienen que definir la fecha. "En la segunda quincena de marzo estamos barajando otra ronda de movilizaciones en las empresas, más directamente relacionadas con la negociación colectiva, en forma de paros y concentraciones", han indicado.

Una huelga general, quizá más adelante

Sobre la posibilidad de ir a una huelga general, los dirigentes de CC OO y UGT no han descartado ningún escenario. De momento, esperan que estas movilizaciones logren arrancar del Gobierno y de los empresarios una respuesta satisfactoria. "Si no es así, diseñaremos nuevos escenarios de movilización hasta cambiar la situación", ha advertido Toxo.

Por parte, Álvarez ha subrayado que "ha habido un tiempo más que razonable para que las patronales y el Gobierno pudieran mover ficha" y ha pedido a la ciudadanía que salga a la calle para apoyar las reivindicaciones sindicales porque el actual "es un momento clave".

Respecto a la apertura de varias mesas de diálogo social acordada ayer por Gobierno, sindicatos y empresarios en una reunión con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, los dirigentes de CC.OO. y UGT han indicado que si éstas "no van acompañadas de presión en las empresas y en la sociedad "difícilmente" se podrán saltar las líneas rojas al diálogo social que impuso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado 24 de noviembre (no derogar sus reformas y evitar medidas que incumplan el cumplimiento de los objetivos de déficit).