Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Christine Lagarde alega ante los jueces ignorancia en el ‘caso Tapie’

La directora gerente del FMI está imputada por negligencia al otorgar al empresario 403 millones de euros de indemnización pública

La directora gerente del FMI junto a sus abogados en el inicio de la vista el lunes 12 de diciembre.
La directora gerente del FMI junto a sus abogados en el inicio de la vista el lunes 12 de diciembre. REUTERS

Christine Lagarde, directora gerente del FMI, compareció este lunes ante la Corte de Justicia de la República. Imputada por negligencia en el caso Tapie, la política francesa se escudó ante el tribunal que la juzga en la ignorancia previa del asunto, a pesar de lo cual adjudicó una indemnización pública al empresario Bernard Tapie de 403 millones de euros en 2008 cuando era ministra de Economía de Francia. La vista se prolongará hasta el día 20.

En un interrogatorio a ratos tenso, Lagarde mantuvo desconocer aspectos cruciales del asunto. No sabía, asegura Lagarde, de la amistad de su jefe de gabinete, Stéphane Richard (hoy presidente de Orange) con Nicolas Sarkozy (entonces presidente de la República). Dice no haber estado al corriente de la crucial reunión en el Elíseo en la que participó Richard para favorecer a Tapie, amigo de Sarkozy, con el arbitraje privado que le otorgó los 403 milones. Asegura que tampoco leyó las notas internas del ministerio que le alertaron contra dicho arbitraje y que no fue informada de que la cifra final contenía un añadido de casi 50 millones de euros por perjuicios morales al empresario, un detalle que escandalizó especialmente en su momento.

A pesar de todo ello, Lagarde desatascó el contencioso que Tapie mantenía con el Crédit Lyonnais (entonces entidad pública) por la venta de Adidas, propiedad de Tapie, en un tiempo récord. Apenas llevaba tres meses en el ministerio y ya había resuelto el asunto a favor del empresario en un procedimiento que se cerró en 2008. Tapie vendió en 1992 con la intermediación del Crédit Lyonnais Adidas por 318 millones de euros, el precio convenido por ambas partes. Dos años después, sin embargo, el empresario exigió otros 229 porque pensó que le habían engañado y había habido plusvalías no declaradas. De ahí el contencioso y el arbitraje finalmente organizado en Economía en 2007.

Lagarde aseguró querer explicarse ante los jueces. Previamente, sin embargo, había intentado con diversos recursos evitar su comparecencia y su abogado, Patrick Maissonneuve, presentaba nada más abrirse la vista argumentos para anular el procedimiento porque la justicia ordinaria no ha condenado aún a los imputados por fraude en este caso; entre ellos el propio Stéphane Richard.

“Les aseguro que solo me movió el interés del Estado”, alegó Lagarde ante la Corte de Justicia, especial para aforados. Después, ante las preguntas explicó que como ministra recibía miles de notas al año y que sus constantes viajes y su trabajo le impedían estar en detalles del caso. “Ha dejado claro que este no era para usted un asunto prioritario”, dijo la presidenta del tribunal Martine Ract Madoux.

El año pasado, las más altas instancias judiciales anularon el arbitraje cocinado en el ministerio de Lagarde y reclamaron el dinero a Tapie. Este ha emprendido ahora la vía penal. Lagarde, por su parte, puede ser condenada por negligencia a un año de cárcel y 15.000 euros de multa.