Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Dow Jones cierra en máximos mientras Europa se tiñe de rojo

El selectivo español retrocede un 1,59% lastrada por las energéticas y tecnológicas

Panel informativo de la Bolsa de Madrid.

La dicotomía entre los mercados a ambos lados del Atlántico marcó este jueves un nuevo hito. Mientras las principales plazas europeas cerraron la sesión con pérdidas, el Dow Jones, el indicador más popular de Wall Street, alcanzó este jueves un nuevo máximo histórico. Se ha anotado un 1,2% al cierre de la sesión y ha elevado el techo hasta los 18.807,9 puntos. La percepción de que la inflación remontará en EE UU después de que el flamante presidente de EE UU, Donald Trump, anunciara planes de inversión presiona al alza el mercado de bonos, algo que favorece al sector bancario y perjudica a las empresas endeudadas.

La elección de Trump ha disparado las expectativas de unos y el temor en otros. El sector financiero vivió una gran jornada en los mercados de renta variable ante la creencia entre los inversores de que el republicano relajará la normativa financiera que se endureció tras la crisis de las hipotecas basura y la quiebra de Lehman Brothers. Además, los mercados confían en un aumento de la inflación en los próximos meses por el ambicioso plan de inversiones del nuevo inquilino de la Casa Blanca. El augurado aumento de los precios está presionando el mercado de bonos tanto públicos como privados.

“Desde la elección de Trump el mercado ha reafirmado algo que lleva descontando en las últimas semanas, que la inflación está repuntando en los países desarrollados. Este aumento de la inflación, que hasta ahora ha venido empujado por los salarios y a partir de ahora podría hacerlo por los planes de gasto público de Trump, probablemente acabará provocando que la Reserva Federal suba tipos en diciembre”, explica Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank.

Una posible subida de tipos en un entorno inflacionista beneficia sobre todo al sector bancario y asegurador que este jueves mostró un buen comportamiento en Wall Street. Y empujó al Dow Jones a marcar una nueva cota. El índice bursátil más popular del mundo alcanzó los 18.807,9 puntos al cierre de la sesión, con una subida del 1,2%. Ese nivel supera la anterior marca histórica del 15 de agosto. El índice industrial S&P 500 ha cerrado con una subida del 0,2% (2.167 puntos).

Empresas tecnológicas

Pero no todos los valores celebran la victoria de Trump. Las grandes compañías tecnológicas de Estados Unidos han acusado las declaraciones del magnate reciclado a político en las que se mostraba contrario a la deslocalización de la producción fuera de EE UU. Durante la campaña amenazó con obligar a estas compañías a fabricar todos sus productos en suelo estadounidense. Eso explica que el Nasdaq, el índice tecnológico por antonomasia, ha perdido un 0,8% al cierre de la sesión. 

Los índices de la Vieja Europa también viven la dicotomía, con un sector financiero al alza pero con las grandes corporaciones más endeudadas a la baja. En cualquier caso, los inversores muestran una gran incertidumbre y sobrereaccionan con ventas o compras ante mínimos cambios del mercado. “En Europa, si bien el IPC está aún lejos del objetivo, existe el sentimiento de que el BCE podría ir reduciendo gradualmente los estímulos y que subirá tipos antes de lo previsto, quizá en 2018 o 2019”, añade el analista de Self Bank.

El Ibex 35 volvió a ser el peor índice europeo al perder un 1,59% en la jornada de este jueves. Bancos y constructoras tiraron al alza y energéticas y tecnológicas a la baja. El valor que más subió fue Bankia (un 4,18%) y el que más perdió fue Cellnex (-6,23%). Entre las ganadoras se encuentran constructoras  como ACS; ingenierías como Técnicas Reunidas; y Acerinox que mantuvieron la senda alcista que emprendieron el pasado miércoles tras el anuncio de Trump de lanzar un ambicioso plan de inversiones.

La grandes plazas europeas también se tiñeron de rojo. El selectivo europeo Eurostoxx se deja un 0,32%; París, pierde el 0,28%; Londres, ha caído un 1,21% y Fráncfort, se deja casi un 0,15%. “Lo más probable es que la volatilidad e incertidumbre suban en los próximos meses”, advierte el estratega de mercados de IG, Daniel Pingarrón.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información