Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paco Nadal: “No concibo viajar sin estar conectado a internet”

El periodista pasa más de doscientos días al año viajando: “Donde más raro me encuentro es en mi casa”

El periodista rodeado de pingüinos durante un viaje a la Antártida. Ampliar foto
El periodista rodeado de pingüinos durante un viaje a la Antártida.

Paco Nadal (Murcia, 1960) vive a quince minutos del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. El periodista de viajes pasa más de doscientos días al año fuera de casa y para él “es fundamental” estar cerca de las pistas de despegue y de aterrizaje. Así lo exige un modus vivendi por el que en vez de ir a trabajar en metro y preparar el táper de comida, hace maletas y coge aviones para mostrarnos cómo es el mundo con un estilo y una forma de comunicar que lo sitúan entre los periodistas españoles de viajes más populares y seguidos en internet.

Pero todo tiene un comienzo. A los treinta años, Nadal tomó la decisión más importante de su vida y dio un giro de ciento ochenta grados: se despidió de un trabajo estable y familiar para acercarse al periodismo, dejando a un lado su formación como químico. Desde entonces, no ha parado de contar historias a través de su blog en EL PAÍS, en las páginas de El Viajero, desde los estudios de la Cadena SER o con los vídeos que cuelga en su canal de YouTube, ‘Paco Nadal, supongo’.

Cuando se realizó esta entrevista, el periodista murciano acababa de estar con un grupo de viajeros en Namibia, haciendo de guía para El País Viajes. Probablemente ahora estará en cualquier parte del globo, pero es difícil perderle la pista puesto que narra sus experiencias en directo a través de sus cuentas de Facebook y de Twitter.

Para los que aún no le conozcáis y para los que le seguís y queréis tomar más notas sobre su experiencia y consejos, seleccionamos las diez mejores declaraciones de la entrevista que Paco Nadal concedió a Lazarillo Digital.

Vivir viajando. “La vida de periodista de viajes es maravillosa. Todas las mañanas me pellizco para ver si es verdad, pero no todo el mundo aguantaría este ritmo frenético de maletas por hacer. La inmensa mayoría de la gente necesita una estabilidad emocional, saber dónde va a vivir o dónde van a crecer sus hijos. Yo, sin embargo, tengo una vida nómada; siempre vuelvo al mismo sitio, pero lo que no sé es cuándo”.

Renuncia a una vida familiar (normal). “No tengo hijos y no he querido tenerlos porque no podría educarlos y darles el cariño que necesitan. Sí tengo pareja y de momento sigue conmigo [ríe]. Tiene que ser una persona muy especial, que entienda y acepte estas renuncias por llevar este estilo de vida”.

El hogar. “El sitio donde más raro me encuentro es mi casa. De hecho, creo que duermo bien en cualquier cama del mundo menos en mi casa. El hogar está muy bien para un ratito”.

Paco Nadal en Islandia. ampliar foto
Paco Nadal en Islandia.

Lugares por visitar. “Jamás he contado el número de países en los que he estado, pero sí me quedan unos cuantos. Alaska, Mongolia… Afortunadamente siempre he pensado que el mejor viaje es el que está por llegar y aún me quedan muchos”.

Por qué hay que probar a viajar solo. “Yo viajo mucho solo, aunque ahora me suele acompañar Javier [su ayudante de cámara] que me ayuda como cámara o con la fotografía porque tengo más producción de vídeo. Pero, por mi experiencia, creo que debería ser obligatorio hacer por lo menos un viaje solo en la vida. Son vivencias muy interesantes que cunden el triple porque eres una esponja y te empapas de todo lo que te rodea. Eso sí, un viaje solo implica horas de soledad y cae algún llanto”.

"Creo que debería ser obligatorio hacer por lo menos un viaje solo en la vida"

Viajar para contarlo. “La mitología que circula en torno a los periodistas de viajes, que dice que nos pasamos la noche de juerga, hablando con los viajeros y bebiendo, no es así. Nos la pasamos escribiendo porque hay que publicar un post al día siguiente. Es menos romántico de lo que uno se imagina. Me gusta contar mis viajes en directo porque hace que el objeto de la información sea más fluido, los sentimientos afloran mejor y prácticamente no tengo ni que tomar notas”.

Una nueva experiencia como guía. “La experiencia como guía con El País Viajes está siendo muy positiva. Hace dos años hice un proyecto muy similar, Cadena SER Viajes, y la verdad es que he descubierto un mundo nuevo y aprendes mucho. Viajas con gente que te lee o escucha y es una forma de contactar con ellos. A veces piensas que la gente quiere una cosa y luego te das cuenta de que quieren otra. Además, no son viajes típicos de grupo en los que se comparte transporte e itinerario y luego cada uno por su cuenta. Nosotros tratamos de hacer un grupo de amigos que viajan juntos, haciendo itinerarios que he diseñado a lugares donde he sido feliz y en torno a un concepto de viaje de aventuras e intensos. Es interesante porque están siendo grupos muy cohesionados, con cierta igualdad en sus inquietudes”.

"Llevo a rajatabla contestar a mis seguidores todos los días o cada poco tiempo. Creo que es un aporte fundamental del comunicador moderno"

Internet y la comunicación con los seguidores. “No concibo viajar sin acceder a internet y cuando llego a un país, lo primero que hago es comprar una tarjeta SIM local para conectarme. Soy contador de historias y mantengo activo mi cuenta de Twitter, de Facebook y de otras redes sociales; sin agobiarme. Cuando estoy de viaje, publico un par de tuits al día, siempre que tenga algo que contar, y una foto o post en Facebook por la noche, cuando llego al hotel. También llevo a rajatabla contestar a mis seguidores todos los días o cada poco tiempo. Creo que es un aporte fundamental del comunicador moderno y que muchos de mis compañeros aún no lo han entendido”.

Muy tecnológico, pero no al WhatsApp. “Soy el tío más tecnológico del mundo, pero me niego a usar WhatsApp. Tengo que estar pendiente de mi blog y de mis redes sociales, pero si encima me están bombardeando con grupos en los que no quiero estar o tengo que contestar tonterías, es que no doy abasto. Quien quiera localizarme, ya sabe cómo encontrarme y también pueden mandarme un sms”.

La lectura en los viajes, fundamental. “Hay que leer antes, durante y después de cada viaje. También es fundamental llevarse una buena guía de viajes, puesto que la información está concentrada, ordenada y guionizada. Buscar información en internet y luego imprimirla, es llevarse una buena pila de folios innecesarios. En definitiva, hay que leer para escribir y leer libros de viajes para entender el viaje o al sitio al que vas”.

*Los artículos de Lazarillo Digital contienen enlaces a algunos negocios de PRISA Noticias.