Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey reclama medidas para aumentar el tamaño de la empresa

Felipe VI subraya la estabilidad que representan las compañías familiares sin hacer mención expresa a la situación política

El Rey Felipe VI y la Reina Letizia durante la celebración del Premio Planeta 2016.
El Rey Felipe VI y la Reina Letizia durante la celebración del Premio Planeta 2016. WireImage

Felipe VI ha reclamado medidas para lograr mayor tamaño de las empresas. “En el bien de todos, de nuestra economía y bienestar, es necesario seguir avanzando y aplicando medidas que dinamicen e impulsen el crecimiento de las empresas familiares, con sus especiales características y condicionantes”, afirmó el Rey en la inauguración del XIX Congreso de la Empresa Familiar que se celebra en A Coruña.

“La dimensión familiar tiene un impacto positivo y significativo en la competitividad de las compañías de la empresa que, generalmente, se asocia a su capacidad de internacionalizarse, de innovar, de formar capital humano, de acceder a la financiación y, en suma, de superar con mayor solvencia los periodos de crisis”, añadió. “Las empresas más estables y más grandes dan solidez al conjunto de la economía tan esenciales para la creación de empleo más estable y aportación a las arcas públicas”, enfatizó al tiempo que destacó su incidencia en la economía nacional (60% de la producción total), el menor endeudamiento y la mayor participación femenina.

El Rey, que no hizo ninguna mención expresa a la incertidumbre política, sí destacó la estabilidad como clave para el crecimiento, “cimentado en la cultura del esfuerzo y el coraje para afrontar retos y aprovechar oportunidades”, y la transmisión generacional que representa la empresa familiar para añadir la necesidad de “transmitir esos principios al conjunto de la sociedad”. Y, asimismo, subrayó la imagen del empresario como fundamental generador de empleo y de bienestar general”.

Precisamente, el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Ignacio Osborne, mostró la preocupación por esa incertidumbre política y aprovechó la presencia de Felipe VI para reclamar estabilidad. “Nuestro país necesita estabilidad institucional, regulatoria y económica para consolidar esta nueva etapa de crecimiento y alcanzar nuevas coptas de renta y bienestar”. “La estabilidad es sinónimo de permanencia, de duración, de longevidad, que es lo que caracteriza a las empresas familiares”, continuó Osborne, quien subrayó que los empresarios familiares serán siempre críticos e intolerantes con la corrupción.

“En un momento de turbulencia financieras, en el que política monetaria ha cobrado un protagonismo sin precedentes, las empresas familiares muestran la cara de la realidad económica y social. Las empresas familiares somos la economía real, la que invierte, la que genera empleo, la que soporta las dificultades de poder cumplir con los proveedores o nuestras obligaciones fiscales y la que se ilusiona cuando ve un futuro de oportunidades y nuevos proyectos”, manifestó el empresario bodeguero, quien ofreció al monarca la colaboración de las empresas familiares para mejorar la situación.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, por su parte y dentro de un discurso protocolario, destacó el necesario “sosiego que deje actitudes grandilocuentes que nada resuelven”.

Poco antes de la intervención de Felipe VI se realizó la encuesta interactiva entre los asistentes al congreso que el monarca puedo conocer de primera mano y en la que la empresa familiar concede un suspenso rotundo a la política. Y es que la incertidumbre, por la falta de Gobierno y la incapacidad de ponerse de acuerdo, pasa factura. Las empresas familiares han concedido un rotundo suspenso a la situación política con una nota del 1,79 sobre nueve frente al 2,08 del barómetro del año pasado por estas mismas fechas. Esta calificación es la peor de la serie desde que se realiza hace 10 ñaños.

No es así, sin embargo, en la apreciación sobre la evolución económica en la que los empresarios familiares aprueban con un 5,31, la misma nota que el año pasado. Los empresarios, en ese moderado optimismo, piensan mantener o incrementar las plantillas en unos porcentajes parecidos, según la encuesta interactiva que se ha celebrada esta mañana en el inicio del XIX Congreso de la Empresa Familiar que se celebra en A Coruña.