Varios clientes españoles fieles del Samsung Note 7 se niegan a devolverlo

Los usuarios quieren conservar el móvil pese a las advertencias de seguridad y la devolución del dinero

Varios Samsung Galaxy Note 7 devueltos, en la sede central de la marca, en Seúl.Foto: cnbc | Vídeo: KIM HONG-JI

Varios clientes españoles que adquirieron el Samsung Galaxy Note 7 se han negado a devolver el móvil pese a los requerimientos del fabricante surcoreano para que le remitan de vuelta el aparato, cuya producción y venta ha interrumpido desde el pasado martes por el sobrecalentamiento de la batería de algunas unidades que ha provocado el incendio de los dispositivos, según informaron a EL PAÍS en fuentes de los distribuidores.

En España, se distribuyeron tan solo varios centenares de Galaxy Note 7 para aquellos clientes que se apuntaron al periodo de preventa iniciado en la segunda quincena de agosto y recibieron el terminal el 30 de ese mes, fundamentalmente a través de las compañías telefónicas o la propia tienda online de Samsung. El estreno oficial se iba a producir el 9 de septiembre pero se suspendió, como en el resto de Europa, cuando comenzaron a aparecer los primeros problemas en las baterías.

Samsung España inició esta semana el programa de recuperación de los terminales, junto con los operadores de telefonía (Movistar, Vodafone y Orange, fundamentalmente) y las cadenas comerciales distribuidores para poner en marcha este programa de sustitución. El fabricante ofrece la devolución íntegra del importe del Galaxy Note7 o, si lo prefieren, su sustitución por un modelo Galaxy S7 o S7 edge, abonándoles la diferencia de precio. La compañía, por la seguridad de sus clientes, les ha comunicado que deben apagar los terminales y devolverlos por correo terrestre.

Curiosamente, algunas de las razones que alegan estos usuarios fieles, es que el Galaxy Note 7 tiene una batería muy duradera, cuyo rendimiento les permite su uso durante un día y medio. La mayor parte de ellos asegura también que no ha tenido problemas de funcionamiento y que, una vez probado el aparato, estadísticamente es casi imposible que los sufran.

Samsung no ha dado cifras oficiales de los dispositivos averiados por el sobrecalentamiento de la batería. Cuando se paralizó por primera vez la venta del Galaxy Note 7 el pasado 5 de septiembre se notificaron 35 casos en todo el mundo, lo que equivalía al 0,0017% de los dispositivos distribuidos, según señaló entonces Celestino García, máximo responsable de la firma en España. Posteriormente, la marca realizó un recall, recogiendo los dispositivos distribuidos y cambiándolos por otros, por lo que la cifra de terminales averiados puede ser aún menor.

Más casos en Corea

El caso de los usuarios que no quieren desprenderse de sus Note 7 se ha dado en todos los países en los que ha sido distribuido y, en particular, en Corea del Sur, dodne se vendieron más unidades. “No creo que vaya a quedarme con el Note 7 para siempre, pero el problemas es que no hay otro teléfono que me guste más”, dijo Jo Hyang-won, de 32 años de edad, empleado de oficina en Corea del Sur, en declaraciones a la agencia Reuters.

“Es un teléfono hermoso. Me gusta toda la interfaz. Es muy suave y muy rápido ", dijo Kenneth Wayne Wong, un entrenador de tenis en Singapur, que compró dos Note 7, uno para él y otro para su hijo.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS