Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los promotores dicen que el precio de la vivienda seguirá al alza

Este año se invertirán en el sector hotelero 2.000 millones de euros

El sector inmobiliario está creciendo en paralelo a la economía española.
El sector inmobiliario está creciendo en paralelo a la economía española.

El sector inmobiliario se ha dado cita estos días para reconducir su recuperación hacia un crecimiento estable y sostenible, ahora que tiene el viento de cara, gracias a los precios de la energía, el dinero barato, la tímida recuperación del empleo y su propia reconversión. De la recuperación a la innovación, es el lema del XII Congreso de la patronal inmobiliaria APCE que se celebra hasta hoy jueves en Madrid. El presidente de la patronal, Juan Antonio Gómez Pintado, que lidera la renovación, sentó entre otras la premisa de que, “de no facilitar el acceso a la vivienda de los jóvenes para su emancipación, la mejoría actual sería un mero espejismo”.

Actualmente el inmobiliario está creciendo en paralelo a la economía española, que lo hace por encima del promedio europeo y de EEUU gracias a la tutela del BCE, según Emilio Ontiveros, presidente de AFI. Pedro Manuel Rollán el consejero de Vivienda de la Comunidad de Madrid certificó el cambio de tendencia porque el número de licencias de obra ha subido desde enero hasta mayo un 27% en España y un 66% en la Comunidad de Madrid y respecto a 2015 aumentarán un 66%, aunque falta “consolidar la recuperación y recuperar protagonismo en el PIB, olvidándose de prácticas que no fueron ejemplares”, dijo.

Actualmente, según el índice de precios de las viviendas repetidas de los Registradores, estos suben un 7% y un 9% en Madrid y Barcelona, al restringir sus ayuntamientos la oferta. Y van a seguir subiendo, según el socio de la sociedad de asesoramiento financiero Arcano, Ignacio de la Torre. Da por descontado que subirán los tipos de interés ya que están en el punto más bajo de la historia, además, ha subido la demanda porque hay 1,3 millones más de personas con nómina y también aumentan los préstamos hipotecarios a medida que la banca es más solvente. “Cada trimestre batimos record y acabará el año con 400.000 casas vendidas”, indicó resaltando que frente a la demanda al alza, la oferta es restringida y el stock, asimétricamente distribuido, ha desaparecido en Madrid, Barcelona y Bilbao. Actualmente, la renta necesaria para la compra es de 6,8 años frente a los nueve de la burbuja, por debajo de la media histórica. Mostró como el desempleo y el precio de la vivienda se cruzan y cuando sube el precio se reduce el desempleo.

El director general de Caixabank, Juan Antonio Alcaraz, fue mucho menos optimista. “Las heridas están cicatrizando. Hay una constante caída del libro de préstamos de hipotecas de particulares y no somos capaces de reponerlos. Muchas refinanciaciones pasan a préstamos dudosos por los nuevos criterios de reguladores para financiaciones. Y ha generado a la banca un problema muy serio el código de buenas prácticas al modificar las reglas de juego con los hipotecados. Es cierto que aumentan las hipotecas a particulares al 50% en los últimos años, pero sobre mínimos históricos”, afirmó. La banca tiene apetito por dar créditos pero a tipo fijo y con niveles de endeudamiento inferiores.

Alerta Alcaraz de nuevos actores que dan financiación para consumo o hipotecas y que no están regulados, con lo que los consumidores no están protegidos. Pero esta amenaza que viaja por Internet no es la más importante. La más lesiva es la de carácter jurídico –claúsulas suelo, cantidades a cuenta o ley de ejecución hipotecaria-, seguida de los inconvenientes regulatorios del sistema financiero.

En cuanto a las empresas, Enric Rovira, del Banco de Sabadell, sostiene que, a pesar del peso de la morosidad de los promotores, la banca mitiga las incertidumbres aumentado el control sobre el proceso de promoción, acotando la financiación, ubicación y tipología y con equipos técnicos. Juan Pepa, de Lone Star, representa la decisión de ocuparse de la gestión y de la promoción de manera directa, a través de la inmobiliaria Neinor y otros jugadores a los que aporta financiación. Para el 90% de los casos el préstamo al promotor sigue siendo el producto más eficiente a la hora de financiarse.

Con la vista en amenazas como los problemas de gestión de la UE o las elecciones de EEUU, Ontiveros prevé que 2017 “no tiene por qué ser un año malo”, aunque no continuará ni el descenso en los salarios, ni la bajada del precio del barril de petróleo, ni los costes financieros tan bajos”. Juan José Toribio, del IESE, alertó de que “la población envejece, el ritmo de crecimiento va desacelerándose con baja inversión y consumo. La economía mundial se desacelera”.

Por su parte, Miguel Ferre, secretario de Estado del Ministerio de Hacienda, indicó que “de la crisis no nos saca más gasto público o rotondas que no se usan, sino la mejora de la competitividad del sector inmobiliario”. Destacó el aumento de la recaudación gracias al IVA reducido en la rehabilitación e invitó al sector inmobiliario a participar en los 4.200 millones de fondos para proyectos bajos en carbono para hacer un urbanismo sostenible.

Coincidió con el resto de los ponentes en el papel positivo de las Socimi y su gran recorrido al alza. Suponen el 0,5% del PIB mientras que en EE UU llegan al 5%. Una de las propuestas del Congreso fue que se diseñen otros vehículos fiscalmente favorables para el desarrollo y venta de inmuebles y no solo para el alquiler.

Entre las cuestiones pendientes, el sector inmobiliario tiene la de aumentar el tamaño empresarial, en el país que llegó a tener 85.000 promotoras. Ernesto Tarazona, de Knight Frank, añadió que “la innovación y digitalización son transcendentales, así como seguir trabajando en la transparencia, sobre todo en promoción y desarrollo residencial”. Para Martí-Fluxá, de la Asociación Española de Empresas de Consultoría, ACI, “la transparencia en conceptos, que un metro cuadrado sea un metro por un metro, sería un paso de gigante”.

Turismo, a toda potencia

El crecimiento de la industria turística bate marcas. De los 700 millones de turistas en 2000 se llegará a 1.800 millones en 2030, según Miguel Vázquez, de Irea. Europa atrae al 53% del total y para España supone más del 10% del PIB. En las costas españolas han recalado cinco de los ocho millones de turistas que han perdido en cuatro o cinco años nuestros competidores en el Mediterráneo ante la inestabilidad geopolítica. El nuestro es el tercer mercado en número de turistas, tras Francia y EEUU; el segundo en gasto de los turistas, tras EEUU; el que más creció en 2015 y el primero en competitividad turística.

En 2015 con 68 millones de turistas se recibieron 15 millones de turistas más que en 2010. A junio de este año, el crecimiento es de un 12% y si la tendencia continua llegaremos a los 73 millones, camino de los 77 que visitaron EEUU durante el año pasado.

Los precios medios, la ocupación y los ingresos por habitación disponible vienen subiendo desde 2012 y el año pasado se produjo otro record histórico, el de inversión en el sector: 2.614 millones de euros. “A 30 de septiembre, asciende a 1.400 millones de euros y como el 35% se concentra en el último trimestre del año, nos acercaremos bastante a los 2.000 millones”, según Vázquez.

Hugo Rovira de NH considera que lo importante no es número de turistas, sino el tipo y el gasto que realizan. Destaca el crecimiento del RevPAR (ingreso por habitación disponible), que había bajado entre un 30% y un 40%.

En cuanto a la vivienda turística en los municipios costeros de Huelva a Gerona más los archipiélagos hay una tendencia positiva en las ventas de primera y segunda mano desde 2011. Casi el 90% son de segunda mano y los extranjeros suponen ya el 50% de los compradores en Alicante. Los precios de vivienda de las provincias costeras han crecido en junio cerca de un 3% interanual, según Vázquez. Ángeles Serna, de TM Grupo Inmobiliario, reivindica que, de los 10 millones de pasajeros que llegan al aeropuerto de Alicante, seis millones son residenciales, en vivienda propia o alquilada. “Están más tiempo y hacen un gasto medio mayor que el resto de los turistas”. Hugo pidió que la regulación no sancione al establecimiento hotelero frente al apartamento turístico, que requeriría una planificación urbanística para que no encareciese el alquiler del residente y vaciase de contenido la ciudad, como ha sucedido en Venecia.

Concha Osácar, consejera de Hispania, -con 1.700 millones de euros en valor patrimonial, el 60% hotelero- recordó que España es una potencia con 1,3 millones de habitaciones, con una oferta inigualable de infraestructuras y de posición. Y magníficos operadores. En cuanto al Brexit, no ha acusado ningún efecto dado que el británico es muy previsor. Y coinciden en que el británico seguirá viniendo porque el sol es una necesidad para ellos, como para el norte y centroeuropa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >