Japón crece menos de lo esperado y siembra dudas sobre las ‘Abenomics’

El PIB se expande un 0,2% en el segundo trimestre, menos que el 0,7% previsto por el mercado

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe.KIM KYUNG-HOON (cnbc)
Agencias

La economía japonesa creció un 0,2% anual en el segundo semestre, por debajo del 0,7% que esperaba el mercado, ha informado este lunes el Gobierno del país asiático. En términos trimestrales, el PIB se mantuvo prácticamente estancado: creció un 0,05%. La débil expansión económica registrada entre abril y junio contrasta con el crecimiento del 1,9% interanual del primer trimestre y pone en duda la efectividad de las llamadas Abenomics, las políticas económicas impulsadas por el primer ministro Shinzo Abe desde que llegó al poder en diciembre de 2012.

El crecimiento entre abril y junio estuvo sostenido por el consumo privado y el gasto público, a pesar de que las empresas gastaron menos y cayeron las exportaciones. El consumo privado, que representa casi el 60% del PIB, aumentó un 0,2% con respecto al trimestre anterior. El resultado coincide con la mayoría de los pronósticos, pero es menor que el crecimiento trimestral del 0,7% registrado entre enero y marzo. La inversión pública, uno de los ejes de las Abenomics, creció un 2,6% con respecto al trimestre anterior y un 9,6% interanual.

Más información

"En general parece que la economía se está estancando. El gasto del consumidor es débil, y la razón es el bajo aumento de los salarios. Hay mucha incertidumbre por las economías extranjeras, y eso está frenando el gasto de capital", ha indicado Norio Miyagawa, economista de Mizuho Securities.

La incertidumbre en las economías extranjeras se traduce en una menor demanda de otros países y en la caída de las exportaciones, que sufrieron una caída del 1,5% con respecto al trimestre anterior y una reducción interanual del 5,9%. El gasto en capital disminuyó un 0,4% en el trimestre y concatena dos trimestres en caída, tras la bajada del 0,7% en el primero.

Los resultados subrayan los desafíos a los que se enfrentan las autoridades de la tercera mayor economía mundial para poner un final sostenido a dos décadas de deflación, en momentos en que empieza a disiparse el impulso inicial de los programas de estímulo de Abe.

El Gobierno japonés anunció este mes un paquete con medidas fiscales por 13,5 billones de yenes (119.610 millones de euros) para estimular la demanda doméstica y ayudar a la economía asiática a soportar los vientos desfavorables desde el exterior. 

El paquete se complementa con las acciones del Banco de Japón (BoJ) que ha decidido en su última reunión mantener los tipos de interés negativos y ha ampliado el programa de compra de activos de un ritmo anual de 3,3 billones de yenes (28.699 millones de euros) a uno de 6 billones de yenes (52.461 millones de euros). 

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50