Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CaixaBank pacta con los sindicatos un plan de salidas voluntarias incentivadas

Puede afectar a más de 1.000 empleados e incluye excedencias, salidas, prejubilaciones y recolocaciones incentivadas en otras empresas del grupo

Fachada de una sucursal de La Caixa
Fachada de una sucursal de La Caixa EFE

CaixaBank ha acordado con los sindicatos CC OO y SECPB un plan de salidas incentivadas, firmado el 29 de julio, que contempla diferentes medidas voluntarias para afrontar un excedente de personal tras las adquisiciones de otras entidades financieras en los últimos años. En total, entre salidas y recolocaciones, el plan puede alcanzar a cerca de 1.200 personas, según estimaciones sindicales.

La compañía subraya que, en todos los casos, se tratará de salidas voluntarias y exclusivas para “algunas zonas puntuales”. Incluyen bajas incentivadas, prejubilaciones a partir de 55 años, excedencias y recolocaciones en otras zonas de España o en otras empresas del grupo. En este último caso de cambio de filial, tras recibir además una indemnización. Las recolocaciones en otras zonas de España se centrarán en empleados que habían cambiado de ciudad acogidos a un plan de movilidad, y que ahora podrán reintegrarse en su puesto de origen.

Los sindicatos cifran en 1.200 empelados el alcance

Según fuentes sindicales citadas por Europa Press, el número de trabajadores excedentarios asciende a 1.119 personas, de las que la mitad son de Madrid (361) y Sevilla (244) por las integraciones de Barclays y Banca Cívica. Le siguen Valencia (87) y Navarra (74). El banco no quiso confirmar las cifras, ya que todavía no están cerrados los detalles de los afectados. El plan aún tardará semanas en cerrarse y el alcance dependerá del presupuesto asignado.

En cuanto a los que se acojan a cambios de empresa, también según fuentes sindicales, CaixaBank ofrece hasta 305 puestos en total, de los que 250 son en GDS Cusa (150 en Madrid y 100 en Sevilla), 50 en Consumer Finance en Madrid y cinco en la Fundación Bancaria La Caixa en Sevilla. Los que opten por esta opción recibirán, además del nuevo puesto, 35 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades más una prima por antigüedad en función de los años trabajados (entre 10.000 y 20.000 euros).

Bajas incentivadas

Las bajas voluntarias son para trabajadores con un mínimo de seis años de antigüedad, con una indemnización de 45 días y un máximo de 36 mensualidades, además de una prima por antigüedad de entre 25.000 y 60.000 euros en función de los años trabajados.

También se ofrecen por un lado excedencias incentivadas de tres o cinco años, con una compensación del 30% del salario, y por otro salidas voluntarias con una renta mensual hasta los 63 años para aquellos trabajadores nacidos entre 1959 y 1962, con un porcentaje del salario entre el 70% y el 66% dependiendo de la edad, más una prima de antigüedad entre 5.000 y 9.000 euros.